Origen, Cultura, y Estructura de la Iglesia Adventista: Claves para Entender el Rechazo en la División Norteamericana del “Documento de Conformidad” aprobado por la Asociación General

Adventist Forum Conference Banner: Click to Register
 

 

Written by: 
Published:
November 21, 2018

Introducción

Para entender la reacción en la División Norteamericana (NAD, por sus siglas en inglés) que ha generado el "documento de conformidad"1 votado en el Concilio Anual de la Asociación General del 2018, es necesario revisar los valores culturales básicas en los Estados Unidos.2 Ya, un artículo convincente explicaba a la audiencia en Norte América el contexto en Latino América que influye en cómo los miembros entienden su papel en relación con la iglesia.3 En contraste, mi objetivo es dilucidar, especialmente para lectores en América Latina (incluye División Interamericana y la División Sudamericana), la cultura y el contexto socio-político-religioso en Norte América.

Utilizando análisis de archivos y entrevistas, examino la interacción entre la religión, la cultura y los valores estadounidenses, combinada con una discusión del origen de la iglesia y sus raíces protestantes. Además, reviso la estructura organizacional de la iglesia, incluyendo el análisis de la autoridad y las limitaciones propias de la estructura, para resaltar las razones subyacentes de la reacción a lo que algunos miembros de la NAD consideran es un cambio hacia una iglesia jerárquica y centralizada, contraria a los principios del protestantismo y la visión original de la iglesia adventista.

Revisión de la Literatura

a. Religión, Cultura y Valores Americanos

La religión y la cultura están íntimamente relacionadas.4 La religión puede ser parte de la cultura, puede constituir cultura, incluir y trascender la cultura, estar influenciada por la cultura, moldear la cultura o interactuar con la cultura.5 Por ejemplo, mientras que la religión para los judíos se trata del patrimonio comunitario y biológico, para los protestantes se trata de creencias personales o individuales.6

Algunos valores claves estadounidenses incluyen la igualdad, la independencia y el individualismo, con Thomas Jefferson y John Locke apoyando filosofías que dan forma al discurso público en los Estados Unidos.7 Similarmente, el pensamiento estadounidense ha sido influenciado por Alexis de Tocqueville y John Stuart Mills, quienes argumentaron en contra de la "tiranía de la mayoría", una advertencia contra el uso del voto por mayoría simple cuando se trata de derechos de las personas.8 El compromiso con la equidad, la igualdad y la no-discriminación en los Estados Unidos, aunque no es perfecto, se ha fortalecido a lo largo de los años. La iglesia también ha luchado con problemas raciales y de género, a veces con resultados mixtos.9

b. Origen de la Iglesia Adventista y la Ética Protestante

La Iglesia Adventista del Séptimo Día tiene su cuna en los Estados Unidos,10 donde la población buscaba sobre todo proteger la libertad de conciencia individual y el derecho a la autodeterminación, con una convicción no-negociable de no rendir lealtad a ningún rey o sumisión ante figura religiosa.11 Como iglesia protestante, el principio rector de “sola scriptura” (y no la tradición) también es importante.12 Además, los pioneros de la iglesia adventista abrigaron temor hacia lo autocrático o "institucional". De hecho, los pioneros adventistas no querían establecer dogmas o estructuras organizativas, tanto así que ni siquiera querían dar un nombre a la denominación recién formada.13

c. La Iglesia Descentralizada

Es en este contexto sociocultural que la iglesia en 1901, con el apoyo de Ellen G. White, estableció una estructura descentralizada que consta de cuatro componentes (no niveles): 1) la iglesia local, 2) la Asociación (o misión), 3) la Unión, y 4) la Asociación General. Nota: Las Divisiones son simplemente oficinas administrativas adjuntas a la Asociación General. Según los reglamentos, cada una de estas cuatro estructuras tiene autoridad y competencias específicas que no pueden ser violadas o asumidas por los demás. Por ejemplo, los reglamentos prescriben que la definición de membresía o quién puede ejercer una posición en la iglesia local cae exclusivamente dentro del ámbito de la iglesia local sin interferencia de la Asociación. Asimismo, la definición o las decisiones sobre la ordenación pertenecen exclusivamente a la Unión.14

d. El Voto en la Asociación General del 2015

Una revisión de medios sociales sugiere que muchos en América Latina no están totalmente informados de lo que ocurrió en la sesión de la Asociación General. El preámbulo de la propuesta presentada dice claramente que investigadores y teólogos de “la Asociación General han estudiado cuidadosamente la Biblia y los escritos de Ellen G White con respecto a la ordenación de mujeres y no han llegado a un consenso sobre si la ordenación ministerial para mujeres es afirmada o negada unilateralmente”.15 Es decir, se consideró pertinente enfatizar que la pregunta no era ya un problema o debate teológico. La pregunta específica dice lo siguiente: “¿Es aceptable que los comités ejecutivos de las divisiones, como lo consideren apropiado en sus territorios, prevean la ordenación de mujeres para el ministerio del evangelio? Sí o no.”16 Claramente, la pregunta era sencillamente una propuesta administrativa para transferir las decisiones de ordenación (de mujeres) a las divisiones (es decir, a la Asociación General). Dado que la propuesta no fue aprobada, significa que no hubo cambios en el reglamento existente, y, por lo tanto, las decisiones acerca de la ordenación siguen siendo el dominio de las Uniones.17

Discusión

Esta sección es preparada con un alto sentido de "humildad cultural", una actitud humilde y respetuosa hacia los demás consciente de mis propios prejuicios culturales personales.18

1. Implicaciones Prácticas de la Estructura Organizacional.

Mientras que, en la NAD, la delimitación de la autoridad para cada una de las cuatro estructuras de la iglesia en general ha funcionado, ese no ha sido el caso en otras regiones. Por ejemplo, en América Latina, los miembros de la iglesia tienden a creer que las Uniones o Asociación (o misiones) tienen autoridad irrestricta sobre las iglesias.19 Así mismo, a nivel de la Unión, los miembros de la iglesia asumen que la Unión tiene autoridad sobre las Asociaciones (o misiones), y que la División tiene autoridad sobre las Uniones.

Esto se observa en el área de administración financiera, con reglamentos que esencialmente requieren que la iglesia local envíe el 40% de las ofrendas a la Asociación.20 Los miembros se sorprenderían que esta distribución de fondos no es doctrinal y estarían aún más asombrados al descubrir que las congregaciones en el NAD retienen el 100% de su ofrenda local. Curiosamente, esta variación en reglamentos administrativos por Divisiones no ha sido cuestionada en los esfuerzos actuales para lograr la unidad y la uniformidad en toda la iglesia mundial.

La observación y entrevistas con informantes claves fundamentan la percepción que los presidentes de campo en América Latina a menudo son “venerados” como si tuvieran poderes especiales. La observación de primera mano de “negociaciones” para nombramientos o "llamadas" al "nivel superior" es indicativo de la mentalidad de que el pastor, los presidentes, o incluso los empleados o directores de departamentos en la Asociación, Uniones, o Divisiones, tienen "mayor autoridad o unción espiritual" entre "más altos" están en la estructura organizativa. Esto quizás es el producto de una herencia de la cultura y la tradición católica en el cual la ordenación se confiere por rangos: el primer nivel es la ordenación de un diácono, el segundo es la ordenación de un sacerdote y el tercero es la ordenación de un obispo. Sin embargo, las Escrituras no apoyan la idea de tener diferentes niveles o categorías de ordenación.21

2. Contrastando los Valores Culturales en Estados Unidos y Latino América.

El "documento de conformidad" obtuvo el apoyo de Inter América y Sudamérica, territorios que históricamente no están alineados con el protestantismo, el cual pregona la protección de la conciencia individual sobre la lealtad a las regulaciones humanas o las estructuras institucionales. Además, el "documento de conformidad" fue aprobado con el apoyo de territorios marcados por el "machismo", un fenómeno cultural ampliamente estudiado que prevalece entre hombres en América Latina (o de la herencia latinoamericana), que esencialmente otorga a los hombres preeminencia sobre las mujeres.22

Esto contrasta con la realidad de la División Norteamericana y es por eso que el "documento de conformidad" será muy difícil de aceptar. No es un rechazo hacia la iglesia mundial o un deseo de afectar la unidad de la iglesia global, sino que se rechaza porque el documento y su motivación e intenciones contravienen la visión de los pioneros de la iglesia de una iglesia descentralizada y no jerárquica, además de violar los valores estadounidenses y del protestantismo, tal como conciencia individual y la igualdad. En este contexto, intentar compartir el evangelio y simultáneamente negar, sin base bíblica clara e irrefutable, el derecho a mujeres de ser partícipes plenos e iguales en el avance del Reino de Dios, resultará en repudio y desprecio significativo a la iglesia.

3. Comité de Estudio de la Teología de la Ordenación.

La pregunta teológica con respecto a la ordenación de la mujer fue contestada por el Comité de Estudio de la Teología de la Ordenación (TOSC, por sus siglas en ingles). Note que la perspectiva #1 de “solo ordenar hombres calificados” es la perspectiva con el menor nivel de apoyo con apenas el 33.7% de apoyo entre miembros del TOSC (32 de 95). Las perspectivas #2 y #3, ambas favorables a la ordenación de mujeres como pastoras, obtuvieron el respaldo como primera opción del 69% de los miembros del comité (40 y 22 de 95, respectivamente).23,24 Los resultados del TOSC son aún más reveladoras, dado que el "documento de conformidad" se aprobó con un margen aún menor, de apenas 185 de 311 votantes (59.4%).25


Fuente: Asociación General, Comité de Estudio Teología de la Ordenación (2014), página 12

Conclusión

Pare entender la reacción de la iglesia en la División Norteamericana al "documento de conformidad" y las propuestas para crear mecanismos de vigilancia y comités de conformidad para "forzar la unidad", es importante recordar el génesis de la iglesia. El análisis incluyó las siguientes consideraciones:

1. Valores estadounidenses: los valores de autodeterminación, independencia e igualdad que son fundamentales para la identidad estadounidense.

2. Principios protestantes: incluye la santidad de la conciencia individual, algo de extrema importancia para los adventistas.

3. Instituciones: los miembros de la iglesia saben que sus antecesores y parientes, los pioneros de la iglesia, se opusieron a un gobierno eclesiástico centralizado y rechazaron la idea de colocar instituciones sobre las personas.

4. Estructura de la iglesia: los miembros tienen conocimiento generacional de la estructura organizativa establecida en 1901, con estructuras interrelacionadas, cada una con autoridad y competencias definidas y limitadas.

Recomendaciones

1. Promover la unidad a través de la “humildad cultural”, lo que llevaría a cada miembro de la iglesia a desear aprender más acerca de otros, y al mismo tiempo reconocer sus propios prejuicios y preferencias culturales. La humildad cultural sugiere que hay espacio para aceptar variaciones en asuntos administrativos y no doctrinales.

2. Traducir y difundir ampliamente las investigaciones realizadas por el TOSC, que informa a la iglesia que el motivo del debate en curso, la ordenación de mujeres, no es una cuestión teológica.

3. Promover la toma de decisiones teniendo en cuenta la "tiranía de la mayoría", particularmente en temas no-doctrinales. Los adventistas deben ser los primeros en expresarse en contra del uso reglas tradicionales que valoran más el “ganar” por sobre la “convivencia”.

4. Reconocer que la iglesia no siempre ha estado del lado correcto de los problemas sociales en el pasado, lo que debería ser un factor determinante para garantizar que los mismos errores no se repitan en relación con la ordenación de mujeres.

5. El énfasis en "liderazgo de servicio" debería llevar a “re-imaginar” el organigrama de la iglesia, con las personas con mayor responsabilidad representados en el centro o en la parte inferior del organigrama (y no en la parte superior) para enfatizar el rol de apoyo y de servicio.

Un verdadero diálogo tiene mejores posibilidades de restablecer la confianza y la unidad, la cual no se alcanzará con “documentos de conformidad” o “comités de vigilancia”. Ahora no es el momento de criticar o señalar a otros. Más bien, sería bueno recordar las sabias palabras: “Dejadlos en paz, porque si este plan o acción es de los hombres, perecerá; pero si es de Dios, no podréis destruirlos; no sea que os halléis luchando contra Dios” (Hechos 5:38-39).

 

Notas y referencias:

1. El título del documento es “Respeto y práctica de la sesión de la Conferencia General y las acciones del Comité Ejecutivo de la Conferencia General”.  Sin embargo, el documento se ha abreviado como “documento de conformidad” por el servicio noticiero de la iglesia. Adventist News Network. Retrieved from  https://news.adventist.org/en/all-news/news/go/2018-10-14/annual-council-delegates-vote-to-adopt-compliance-document/

2. North American Division (2018). North American Division 2018 Year-end Meeting Response to the Regard for and Practice of General Conference Session and General Conference Executive Committee Actions. Retrieved from https://www.nadadventist.org/sites/default/files/2018-11/Writing%20Committee%20Report-Final.rev__0.pdf

3. Chinchay, H. (2018). Why the General Conference and Church Leaders Support Hierarchy? Retrieved from https://spectrummagazine.org/views/2018/why-do-general-conference-and-world-church-leaders-support-hierarchy

4. Hopkins, D. N. (2005). Being human: Race, culture, and religion. Fortress press

5. Saroglou, V., & Cohen, A. B. (2011). Psychology of culture and religion: Introduction to the JCCP special issue. Journal of Cross-Cultural Psychology42(8), 1309-1319.

6. Cohen, A. B., & Hill, P. C. (2007). Religion as culture: Religious individualism and collectivism among American Catholics, Jews, and Protestants. Journal of Personality75(4), 709-742.

7.  Los que necesitan más información acerca de la historia de Estados Unidos pueden leer los escritos de Thomas Jefferson and John Locke y su filosofía acerca del rol del gobierno. Leer Foundations of American Government: http://www.ushistory.org/gov/2.asp

8. Josephson, P. B. (2014). Tyranny of the Majority. The Encyclopedia of Political Thought, 3747-3748

9. Hollancid, Cleran, "Seventh-Day Adventists and ‘Race’ Relations in the U.S.: The Case of Black-White Structural Segregation" (2016). Dissertations. 1419. Retrieved from https://scholarworks.wmich.edu/dissertations/1419

10. Para Latino América, se puede estudiar más acerca del contexto de nacimiento de la iglesia adventista en el libro La Mano de Dios al Timón, escrito por Enoc de Oliveira. ISBN-10: 1611613418.

11. La intención no es glorificar los valores de Estados Unidos. El autor está consciente del rol profético que tiene Estados Unidos a la luz del Espíritu de Profecía.

12. Donkor, K. Contemporary Responses to Sola Scriptura: Implications for Adventist Theology. In Biblical Research Institute General Conference of Seventh-day Adventists.  Retrieved from http://adventistbiblicalresearch.org/sites/default/files/pdf/Contemporary_Responses_to_Sola_Scriptura_0.pdf

13. General Conference, Office of Archives, Statistics and Research (2016). About the name Seventh-day Adventist. Retrieved from https://www.adventistarchives.org/about-the-name-seventh-day-adventist

14. Para un análisis completo de los reglamentos de la Iglesia y su forma de gobernabilidad, se puede leer un artículo trascendental escrito por el Dr. Garry Patterson titulado Que Está Pasando con la Ordenación de Mujeres como Pastores. Retrieved from https://atoday.org/analysis-of-what-is-happening-with-the-ordination-of-women-pastors/

15. White, J. (2015). The Ordination Question Before General Conference 2015 Delegates. Retrieved from https://www.scribd.com/document/270047490/The-Ordination-Question-Before-General-Conference-2015-Delegates

16. Ibid

17. Chudleigh, G. (2013). Who Runs the Church. Understanding the Unity, Structure, and Authority of the Seventh-day Adventist Church. Retrieved from https://session.adventistfaith.org/uploaded_assets/454468

18. Tervalon, M., & Murray-Garcia, J. (1998). Cultural humility versus cultural competence: A critical distinction in defining physician training outcomes in multicultural education. Journal of health care for the poor and underserved9(2), 117-125

19. Muchas de los campos en América Latina se organizan como “Misiones’ y no como “Asociación” lo cual tiene implicaciones con respecto a control y niveles de autoridad, y como las Iglesias se relacionan con la misión y como la misión se relaciona con la Unión.  

20. Inter-American Division. Inter-America: 60-20-20 Giving Plan Proves Successful. Retrieved from https://www.interamerica.org/2007/10/inter-america-60-20-20-giving-plan-proves-successful/

21. Jankiewicz, D. (2013). The Problem of Ordination: Lessons from Early Christian History. Retrieved from https://digitalcommons.andrews.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1078&context=theology-christian-philosophy-pubs

22. Mayo, Y. (1997). Machismo, fatherhood and the Latino family: Understanding the concept. Journal of Multicultural Social Work5(1-2), 49-61

23. General Conference Theology of Ordination Study Committee-TOSC (2014). Theology of Ordination. Retrieved from https://www.adventistarchives.org/final-tosc-report.pdf

24. El TOSC no fue diseñado para ser "representativo" de regiones geográficas. Incluye a investigadores y teólogos respetados y administradores de la iglesia que fueron encargados de estudiar el tema de la ordenación de mujeres. El hecho de que no incluyó un número "igual" de representantes de cada región geográfica no debe restar valor a la investigación y los resultados.

25. North American Division (2018). Document Voted at Annual Council Outlines process for Dealing with Non-Compliant Church Entities. Retrieved from https://www.nadadventist.org/news/document-voted-annual-council-outlines-process-dealing-non-compliant-church-entities

 

Ed McField es un PK (Pastors Kid / Hijo de Pastor) e hijo de misioneros que sirvieron en la División Interamericana por más de 30 años. Ha trabajado y vivido en varios países de América Latina y el Caribe. Es consultor en administración de la salud y realiza investigaciones acerca de políticas sociales y públicas, cultura y salud, con énfasis en poblaciones vulnerables. Miembro activo de la iglesia.

Imagen: Pexels.com

 

Lo invitamos a unirse a nuestra comunidad a través de una conversación comentando a continuación. Le pedimos que participe en un discurso cortés y respetuoso. Puede ver nuestra política completa de comentarios haciendo clic aquí.

Print Friendly, PDF & Email




Conference 2019 Sidebar Ad: Click to Register

Current Issue

Newsletter Sign Up