Spectrum Escuela Sabática http://spectrummagazine.org/escuela-sabatica/wp-login.php en “Jesús es más que un proveedor” http://spectrummagazine.org/article/escuela-sab%C3%A1tica/2013/02/27/%E2%80%9Cjes%C3%BAs-es-m%C3%A1s-que-un-proveedor%E2%80%9D <div class="field field-type-filefield field-field-image"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <div class="filefield-file"><img class="filefield-icon field-icon-image-jpeg" alt="image/jpeg icon" src="http://spectrummagazine.org/sites/all/modules/filefield/icons/image-x-generic.png" /><a href="http://spectrummagazine.org/sites/default/files/739px-Gilmonde_-Azulejos-Jesus_entre_os_Doutores_0.jpg" type="image/jpeg; length=125417">739px-Gilmonde_-Azulejos-Jesus_entre_os_Doutores.jpg</a></div> </div> </div> </div> <div class="field field-type-text field-field-subheader"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> 19 de febrero 2013 </div> </div> </div> <p>Vivimos en un mundo muy diferente al de hace unos sesenta años. &nbsp;La visión general del mundo y de la cultura identifica a la razón con el naturalismo, y a la fe con los sentimientos, ¡y nunca los dos se deben encontrar! &nbsp;Esta gran brecha se encuentra en todas las iglesias, así como en casi todas las instituciones académicas.</p><p>En otras palabras, nuestros "corazones" son las fábricas donde construimos nuestras propias torres de Babel&nbsp; –donde subimos los escalones de nuestra propia razón, moralidad, experiencia y sentimientos—&nbsp; nuestra propia fábrica de identidad. &nbsp;Nos decimos a nosotros mismos que si realmente queremos saber la "verdad", tenemos que comprobar los "descubrimientos" de la física, la filosofía, la astronomía, la arqueología, etc.</p><p>Pero todo eso cambió la noche de Belén, cuando un bebé nació de María. &nbsp;Ese bebé cambió nuestro calendario (A.C. y D.C.), sembró la idea de que los hospitales son una gran idea, e inspiró a muchos a través de los años para ser fuertes, incluso hasta la muerte, en aras de los principios. &nbsp;¡Principios que muchas veces desafiaron el "sentido común"! &nbsp;¡Le dio un nuevo significado a la palabra "esperanza"!</p><p>Pero, ¿es eso todo? &nbsp;¡Qué va! &nbsp;¡Jesús de Nazaret ha quitado el "giro" de la&nbsp; pomposidad humana! &nbsp;Dividió algo más que el calendario. &nbsp;Él fue más que un “buen hombre” tratado injustamente. &nbsp;¡Él era el mismo Dios!</p><p>¿Por qué? &nbsp;Belén, hace más de 2000 años, fue la Zona Cero en el desarrollo del drama del conflicto de los siglos. &nbsp;La rebelión celestial, antes de que esta tierra fue habitada, había sido un enfrentamiento cara a cara entre el Creador del universo y su Jefe de Comunicación. &nbsp;Cara a cara: ¡el Creador y Su Creación sin tabúes!</p><p>Pero en Belén, más de 4000 años más tarde, ¡fue cara a cara otra vez! &nbsp;Tiempo de enfrentamiento: ¿quién tenía razón acerca de cómo gobernar el universo? &nbsp;¿Quién entiende realmente el grito de libertad que arde en los corazones de todos los seres creados? &nbsp;¿Quién se preocupaba más, realmente, por la creación?</p><p>Cuando Jesús nació, parecía que el Jefe de Comunicación de Dios estaba ganando. &nbsp;¡Por supuesto, algunos descubrieron que él era también el Archi Engañador y no su mejor amigo! &nbsp;¡Pero fueron sólo unos pocos!</p><p>Pero cuando Jesús nació, todos los habitantes del universo no caído contuvieron el aliento. &nbsp;¡El Engañador, majestuoso en habilidad persuasiva y en el control de reyes y príncipes, seguramente tenía todas las cartas!</p><p>Ah, todos sabemos cómo el Niño Jesús fue perseguido, desde que nació, por reyes aliados con el Infierno&nbsp; –y más tarde por los líderes religiosos que fueron pagados, aunque simulaban ser fieles al Camino de Vida &nbsp;cuidadosamente elaborado por su Dios. &nbsp;¡Algunos lo enfrentaron! &nbsp;Recibió todo lo que las mentes diabólicas podían lanzar contra él, y vivió lo suficiente para ver a casi todo el mundo que le había servido de labios, volver sus rostros cuando más los necesitaba.</p><p>Pero a pesar de todo, para todos los espectadores y para aquellos que más tarde habrían de oír esta historia, el Niño de Belén había ganado la batalla más grande de todos los tiempos: Demostró que su Archi Engañador estaba equivocado: Dios es justo, Él no separa la justicia de la misericordia. &nbsp;¡Dios es digno de nuestra confianza! &nbsp;Dios ha sido muy claro sobre las consecuencias de la desobediencia, ¡así como cualquier padre advierte a su hijo/a que la estufa está caliente!</p><p>Ahora, todo lo anterior no surge de la razón, ni de la investigación histórica, ni de los descubrimientos científicos. &nbsp;Lo aprendemos al escuchar desde su visión la controversia que dividió al Cielo hace mucho tiempo. &nbsp;La narración viene a nosotros cuando vemos cómo se despliega la Historia. &nbsp;Llega a nosotros cuando escuchamos a los grandes pensadores de todas las edades en su intento de descubrir el significado de la vida, qué hacer con el sufrimiento humano y la muerte –y vemos cuán clara y adecuadamente responden las explicaciones de Dios a estas preguntas y ruegos.</p><p>En otras palabras, Jesús es la Palabra externa, fuera de nuestra mente / corazón. &nbsp;Él detiene nuestro “giro” cuando se trata de los asuntos que más importan. &nbsp;En general, la mayoría de los cristianos han creído esto durante siglos.</p><p>¡Pero oímos un coro diferente en estos días! &nbsp;¡En las discusiones de muchas iglesias o salones de clase! &nbsp;Pareciera que suponemos que la razón es imparcial. &nbsp;Cuando pedimos evidencias, recibimos más explicaciones naturalistas. &nbsp;En otras palabras, hoy en día, la razón se apoya sobre hechos públicos; la fe descansa sobre valores privados.</p><p>De hecho, hoy es más fácil hablar de los propios valores religiosos, porque todos tienen derecho a creer lo que quieran. &nbsp;Supuestamente, eso demuestra convicción, etc. &nbsp;¡Sólo que no vayamos a pensar que lo que creemos sea cierto para todos los demás! &nbsp;¡<u>Saludo al post-modernismo</u>!</p><p>¡Pero nadie debe pensar que este tipo de tolerancia cortés no invadirá la iglesia cristiana, incluso la nuestra! &nbsp;Cada vez que oímos, "las doctrinas dividen, pero Jesús es la respuesta", algo que está sucediendo. &nbsp;Por ejemplo, cantar estribillos pegadizos sobre "Jesús en mi corazón" suena maravilloso, pero "no pretenda evaluar lo que quiero decir. &nbsp;Eso es personal".</p><p>Lo que quiero decir es que cuando nos retiramos a nuestra propia isla de experiencia subjetiva, lo que llamamos "fe" no es más que deseos infantiles, o la terapia de auto-ayuda, o incluso “un salto en la oscuridad”. &nbsp;Pero esa no es la fe que envió a William Carey a la India, o a Dietrich Bonhoeffer a la horca, o al apóstol Pablo a la guillotina, o a Ellen White a hacer frente a una sala llena de delegados en la Conferencia General de 1901 –para cambiar fundamentalmente el curso de la iglesia mundial.</p><p>La fe subjetiva convierte a la oración en una "práctica silenciosa". &nbsp;O algún tipo de coacción o manifiesto para cambiar el mundo a través de la reforma social. &nbsp;Pero la fe bíblica es más que un buen asesoramiento y maravillosas buenas obras. &nbsp;Es más que la satisfacción de entrar en la "conversación" sobre cuál es el sabor del mes sobre cualquier tema religioso en particular. &nbsp;Más que unirse al río de la experiencia, hoy la conocemos como la Formación Espiritual o la Iglesia Emergente.</p><p>La fe bíblica está escuchando y siguiendo de cerca a ese niño que se hizo hombre, conocido como Jesús de Nazaret. &nbsp;Algo acerca de este Muchacho de Nazaret ha atraído a jóvenes y viejos, a hombres y mujeres, porque les dio una imagen de Dios que primero sorprendió y luego asombró; primero unos pocos y luego miles de personas alrededor de la cuenca del Mediterráneo lo llamaron "El Camino".</p><p>¿Qué habían oído? &nbsp;“He venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10). &nbsp;¿Cuál fue el secreto de las nuevas respuestas que escucharon de él? &nbsp;“Yo soy el camino, la verdad y la vida” (Juan 14:3).</p><p>Realmente, ¿qué significan esas palabras hoy? &nbsp;Hablamos con facilidad de que Jesús es nuestro Proveedor y Sustentador, como lo haríamos con respecto a un padre o una madre, ¡o, posiblemente, al Gobierno de los EE.UU.! &nbsp;¡En cierto modo, nuestra atención se centra en todo aquello a que tenemos derecho! &nbsp;¡No en su costo para alguien!</p><p>Pero no nuestro Señor Jesús. Cuando se hizo hombre, creó un diccionario totalmente nuevo con definiciones completamente frescas para palabras tales como amor, sufrimiento, obediencia –todas ellas sinónimos.</p><p>Escuchemos a Pablo describiendo la Gran Historia: Él "se hizo nada" y "estando en la condición humana, se humilló [vació] a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz" (Fil. 2:7, 8, <em>VSI</em>). &nbsp;La Cruz es el lugar donde el amor, el sufrimiento y la obediencia se han revelado y demostrado sin dejar dudas. &nbsp;Someterse a la cruz fue un acto de obediencia amorosa por parte de Jesús.</p><p>Piense en ello: Dios, la segunda persona del Trío celestial, por medio de la cual se crearon todas las cosas, se ha hecho nada. &nbsp;No sólo en la Cruz, porque fue "inmolado desde la fundación del mundo" (Apocalipsis 13:4).</p><p>Él se despojó cuando se rebajó para convertirse en un Ángel, a fin de revelar el amor, el sufrimiento y la obediencia a todos los ángeles, especialmente a los que se planteaban interrogantes sobre el amor de Dios y su justicia.</p><p>Él se rebajó todavía más cuando se hizo hombre, no como Adán, perfecto, sino con todas las debilidades heredadas y las propensiones de más de 4000 años de elecciones pecaminosas. ¿Por qué? &nbsp;¡Por la misma razón que lo hizo humillarse para convertirse en un ángel!</p><p>Jesús tuvo que tomar una decisión. &nbsp;Vemos el amor en acción cuando lo escuchamos en Getsemaní, en su rendición al Padre, en la que "estando en agonía, oraba más intensamente, y su sudor era como grandes gotas de sangre" (Lucas 22:44, <em>NVI</em>). &nbsp;¿Cómo se compara esto con nuestras luchas? &nbsp;"Sin embargo, no se haga mi voluntad, sino la tuya" (Lucas 22:42).</p><p>Aquí Jesús nos enseñó la anatomía de la obediencia. &nbsp;¿No la obediencia legal de los dientes apretados! &nbsp;Aquí Jesús nos mostró lo que hace que la obediencia genuina sea posible: no Su voluntad sino la del Padre. &nbsp;¡La fe que cree siempre pone a Dios en primer lugar! &nbsp;No lloriquear ni quejarse --¡fíjese en la obediencia de nuestro Señor en Getsemaní!</p><p>La lección de esta semana lleva en sí lo que Jesús quiso decir cuando dijo: "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida". &nbsp;Él señaló el camino: Getsemaní, el Calvario, la fe, el amor, el sufrimiento, la obediencia.</p><p>Lo cual, por supuesto, nos lleva a plantear la pregunta: ¿Cuándo aprendió Jesús la obediencia? &nbsp;Pablo se lo preguntó también y se enteró de que "durante los días de la vida de Jesús en la tierra, ofreció ruegos y súplicas, con fervientes gemidos y lágrimas, al que podía salvarle de la muerte, y fue escuchado por su reverente sumisión. &nbsp;A pesar de ser Hijo, aprendió la obediencia por lo que sufrió y, una vez perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen" (Hebreos 5:7-9, <em>NVI</em>).</p><p>La obediencia es una conducta aprendida. &nbsp;¿Cómo se aprende? &nbsp;A través del sufrimiento, que es inevitable cuando se toma en serio la vida cristiana. A veces es tan serio para nosotros como lo fue para Jesús en Getsemaní.</p><p>Una de las razones por las que somos arruinados por la comodidad y el placer es que la abnegación nos parece desagradable. &nbsp;Así que tratamos de escapar de la toma de decisiones, cuando la vida cristiana es, por definición, una vida de opciones.</p><p>Obediencia no es una palabra favorita hoy en día; es bastante desagradable para la mayoría. ¿Por qué? &nbsp;Porque cuando reconocemos la obediencia, también estamos reconociendo la realidad de la desobediencia; ¡pero “desobediencia” es una bandera roja para los postmodernistas! &nbsp;De hecho, ella levanta otra bandera roja, la de la autoridad. &nbsp;¡Y esa es hoy una bandera aún "más roja" para la mayoría!</p><p>¡No hay verdad absoluta, todo es relativo! &nbsp;¡Ninguna autoridad final! &nbsp;¿Somos responsables ante nadie más que nosotros mismos? &nbsp;Sin embargo, nos preguntamos por qué incluso el respetado sentido común no puede resolver los problemas sociales, económicos y geopolíticos que amenazan el futuro, como si los seres humanos no tuvieran otra opción en la materia!</p> Escuela sabática creation Sabbath School commentary Wed, 27 Feb 2013 13:35:09 +0000 Wendy Trim 5115 at http://spectrummagazine.org La humildad Bíblica http://spectrummagazine.org/article/escuela-sab%C3%A1tica/2013/02/19/la-humildad-b%C3%ADblica <div class="field field-type-filefield field-field-image"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <div class="filefield-file"><img class="filefield-icon field-icon-image-jpeg" alt="image/jpeg icon" src="http://spectrummagazine.org/sites/all/modules/filefield/icons/image-x-generic.png" /><a href="http://spectrummagazine.org/sites/default/files/Compound_Microscope_1876_0.JPG" type="image/jpeg; length=25085">Compound_Microscope_1876.JPG</a></div> </div> </div> </div> <div class="field field-type-text field-field-subheader"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> . </div> </div> </div> <p>Cuando miro hacia atrás, a mi carrera de enseñanza de casi 20 años en el Pacific Union College, una clase se destaca como mi favorita: Argumentación y Debate. &nbsp;Dudo que los estudiantes se beneficiaran en cualquier lugar tanto como yo con la experiencia. &nbsp;Ciertamente las habilidades de presentación y de investigación &nbsp;excelente fueron útiles, pero el beneficio real, en mi opinión, se encuentra en otra cosa.</p><p>Los estudiantes debatieron temas controvertidos. &nbsp;No es difícil sostener una posición en la que uno cree apasionadamente. &nbsp;Los problemas surgieron, por lo general, cuando se les requirió que argumentaran a favor de ambos lados de un problema en diferentes momentos en el trimestre. &nbsp;Con el tema del aborto, una mujer joven me dijo desde el principio que podría hablar sólo desde una posición, y me pidió que la excusara de argumentar a favor de "lo que era claramente erróneo." &nbsp;Como eso no era una opción, le dije que no tenía que aceptar la posición opuesta, sólo tener una actitud abierta y presentar sus puntos más destacados.</p><p>Cuando ella terminó su segundo debate, me complacieron sus reflexiones sobre la experiencia. &nbsp;Ella no había cambiado de opinión, pero dijo que ahora iba a ser más humilde en sus creencias y más tolerante con aquellos que tenían un punto de vista diferente al de ella. &nbsp;Yo no podría haber pedido más.</p><p>Me acordé de forma regular que es fácil decir que otros ven los problemas "a través de un cristal oscuro". &nbsp;&nbsp;Por supuesto, es más difícil estar abierto a reconocer que nuestra visión también se nubla a veces. &nbsp;Tal vez fue mi lectura superficial de la lección de esta semana, pero el autor parece dar a entender (¿o inferir?, nunca puedo distinguirlo) que sólo aquellos que siguen a Darwin son culpables de mirar sin las luces encendidas.</p><p>Como dije hace unas semanas, si la creación nos enseña algo, es que Dios no es simple. &nbsp;Él y su creación son complejos, a menudo más allá de la comprensión humana. &nbsp;No estoy seguro de cómo alguien puede leer el libro de Job y creer que tiene el privilegio de decirles categóricamente a los demás, "esto es de esta manera". &nbsp;Parece que este es el punto que Dios quiere mostrar. &nbsp;Es como si Él estuviera diciendo acerca de las cuestiones planteadas: "Ud. no puede explicar los fundamentos de la creación, y Ud. tampoco comprende muy bien los otros temas sobre los que&nbsp; ha estado hablando". &nbsp;(No me avergüenza decir que creo que los tres amigos de Job tienen razón a veces. &nbsp;Pero no hace mucho me sorprendió escuchar un evangelista citando a uno de los amigos de Job como prueba del punto que quería destacar. &nbsp;¿¡Realmente!?)</p><p>No estoy sugiriendo que cualquiera renuncie a las posiciones que cree que están fundadas en la Palabra de Dios, sino que seamos humildes y reconozcamos que nosotros, también, podemos estar viendo a través de un cristal oscuro. &nbsp;Recuerdo muy bien un axioma que aprendí en el seminario: "Ten cuidado con lo que afirmas. Sé muy cuidadoso con lo que niegas".</p><p>Los oyentes acostumbraban escribir cartas bastante fuertes a H. M. S. Richards, Sr., fundador de la Voz de la Esperanza, señalando errores en sus presentaciones bíblicas. &nbsp;Él respondía defendiendo su punto de vista, y a menudo terminaba su carta con la frase: "Pero puede que Ud. tenga razón". &nbsp;¡Humildad bíblica!</p><p>Si bien puedo no tener diferencias significativas con las posiciones adoptadas por el fallecido Henry Morris, un líder del movimiento creacionista, esta declaración suya me deja perplejo: "La mentira de la evolución penetra y domina el pensamiento moderno en todos los campos. &nbsp;Siendo ese el caso, se sigue que inevitablemente el pensamiento evolutivo es básicamente responsable de las evoluciones políticas letalmente ominosas, y de las desintegraciones caóticas &nbsp;–morales y sociales— que se han ido acelerando en todas partes.... &nbsp;<strong>Cuando la ciencia y la Biblia difieren, la ciencia, evidentemente, ha malinterpretado sus datos".</strong></p><p>Esa última frase me recuerda la respuesta de los jesuitas a Galileo. &nbsp;Su argumento básico era que si la Tierra no era el centro del universo, la Biblia estaba equivocada al decir que el sol detuvo su curso a través del cielo para dar a los israelitas una ventaja en la batalla. &nbsp;Los jesuitas estaban defendiendo la Biblia contra la ciencia. &nbsp;Si Galileo no hubiera sido un amigo de la infancia del Papa, probablemente habría perdido la vida. &nbsp;Las personas pueden tener fuertes convicciones acerca de la exactitud de su manera de interpretar las Escrituras.</p><p>Cuando nos enfrentamos a discrepancias entre lo que creemos y las evidencias de la ciencia, como hizo Darwin con el gato que juega con el ratón antes de matarlo, podemos conciliar nuestros dos mundos con "Es el resultado del pecado". &nbsp;Incluso para mí, que me considero un sólido creyente en la Biblia, me parece una declaración demasiado fácil y simple.</p><p>Recuerdo que cuando era niño preguntaba de dónde vinieron los <em>negros</em>. &nbsp;Me dijeron que eran el resultado del pecado. &nbsp;"Dios maldijo a un hijo de Noé y lo convirtió en negro", señalaban mis maestros de Biblia. &nbsp;Desde entonces me he asombrado de esa conclusión. &nbsp;Me parece que si se va a maldecir a alguien que está al sol la mayor parte del día, tendría que haberlo convertido en blanco.</p><p>Ya sea que Cam haya sido hecho negro o blanco es irrelevante para la lección que Dios estaba tratando de enseñarle, así como a otros, a través de su experiencia. &nbsp;¿Podría decirse lo mismo sobre el tema de este trimestre? &nbsp;Tenga cuidado con lo que Ud. transforma en blanco y negro, y céntrese en las lecciones que Dios está tratando de revelar. &nbsp;Después de todo, puede que Ud. tenga razón. &nbsp;Por otro lado, Ud. podría estar . . . bueno, ya lo sabe.</p><p>Mientras vemos por espejo, oscuramente, debemos practicar la humildad bíblica, y esperar aquel día en que todo se aclarará, viendo a Dios cara a cara.</p> Escuela sabática creation Sabbath School commentary Spanish Tue, 19 Feb 2013 22:54:48 +0000 Wendy Trim 5096 at http://spectrummagazine.org “¿Por qué?” o “¿Cómo?” http://spectrummagazine.org/article/escuela-sab%C3%A1tica/2013/01/29/%E2%80%9C%C2%BFpor-qu%C3%A9%E2%80%9D-o-%E2%80%9C%C2%BFc%C3%B3mo%E2%80%9D <div class="field field-type-filefield field-field-image"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <div class="filefield-file"><img class="filefield-icon field-icon-image-jpeg" alt="image/jpeg icon" src="http://spectrummagazine.org/sites/all/modules/filefield/icons/image-x-generic.png" /><a href="http://spectrummagazine.org/sites/default/files/Narnia%2C_Tring_-_geograph.org_.uk_-_333973_0.jpg" type="image/jpeg; length=113437">Narnia,_Tring_-_geograph.org_.uk_-_333973.jpg</a></div> </div> </div> </div> <div class="field field-type-text field-field-subheader"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> . </div> </div> </div> <p>El obispo episcopal John Shelby Spong observa que en las organizaciones fundamentalistas, el mero hecho de que se haga una pregunta puede ser considerado equivalente a la herejía. &nbsp;Él lo sabía, sus posiciones han resultado en amenazas de muerte. &nbsp;Aunque no deseo conservar ese apodo cuando se considere mi nombre, todavía siento que la lección de esta semana me obliga a hacer la pregunta: "Entonces, ¿por qué guardamos el sábado?" &nbsp;No pregunto retóricamente, espero hacer frente a esta pregunta de una manera que por lo menos me satisfaga a mí.</p><p>Hubo un tiempo en que habría respondido rápidamente (y sin dudar), "¡porque el cuarto mandamiento lo dice!" &nbsp;Hoy, para muchos adventistas, eso es suficiente. &nbsp;Pero al igual que un niño que replica con un "¿por qué?" a cada respuesta que se le da,&nbsp; ya no encuentro esa respuesta tan satisfactoria como antes. &nbsp;Por favor, no me juzgue con demasiada severidad por el momento.</p><p>Una de las razones por las que el texto bíblico me ha preocupado desde hace algún tiempo, es por qué Moisés no cita las palabras que Dios le dijo con respecto al cuarto mandamiento de la misma manera en Éxodo 20 y Deuteronomio 5. &nbsp;Los defensores de la teoría de las fuentes JEDP (el Antiguo Testamento se desarrolló en cuatro fases distintas) sostienen que probablemente Moisés no escribió Éxodo 20. &nbsp;Sugieren que ese texto fue modificado en algún momento después de la cautividad babilónica. &nbsp;Un profesor mío del Seminario abordó el tema sucintamente hace unos 36 años. "¿JEDP?", dijo: "no creemos en eso". &nbsp;Sin embargo, me pregunto por qué las diferencias en el cuarto mandamiento. &nbsp;¿Es un día de reposo judío, como Deuteronomio sugiere, o es de alance universal como se advierte en Éxodo?</p><p>Otra respuesta utilizada en varias ocasiones en la evangelización, es que el sábado es el sello de Dios: una prueba de lealtad a él. &nbsp;Esto tiene resonancia. &nbsp;Dios, obviamente, tiene derecho a esperar lealtad y obediencia de sus criaturas. &nbsp;La caída de la humanidad, en la historia de la creación ilustra esto. &nbsp;(¡Sin embargo, tal vez Ud. prefiera pasar por alto lo JEDP tiene que decir acerca de esa historia! &nbsp;Los críticos literarios sugieren que la historia que culpa a la mujer de la caída en el pecado, probablemente fue agregada más tarde, cuando los judíos trataron desesperadamente de averiguar por qué Dios permitió que fueran llevados al cautiverio. &nbsp;Esdras propone una respuesta que, en mi opinión, es difícil de concebir como inspirada: que se habían casado con extranjeras y era necesaria una depuración étnica).</p><p>A pesar de estas preocupaciones, mi obligación para con el Dios del sábado es clara para mí, pero el <em>por qué</em> todavía está allí.</p><p>Hay días en que realmente saboreo los períodos anteriores de mi vida, cuando las preguntas no eran tan vitales en mi existencia teológica y podía estar satisfecho con lo que claramente era en blanco y negro. &nbsp;Pero si la creación nos enseña algo, es que Dios no es simple. &nbsp;Él y Sus creaciones son complejos; mucho más allá de la comprensión humana.</p><p><em>Querido Señor, ¿<strong>por qué</strong> quieres que guarde el sábado</em>?</p><p>Cada vez que me hago esa pregunta en oración, lo único que se me ocurre es Apocalipsis 14.</p><p>&nbsp;Luego vi a otro ángel que volaba en medio del cielo, y que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo.&nbsp; Y dijo en voz alta: "Temed a Dios y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado. &nbsp;<strong>Adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas</strong>”.</p><p><em>Entiendo eso, Señor, pero ¿por qué? ¿Qué es tan importante acerca de la creación, que es la base de la adoración?</em></p><p>Los cambios están sucediendo demasiado rápido en estos días. &nbsp;Me pregunto quién hubiera predicho hace diez años una batalla en LA Iglesia Adventista del Séptimo Día con respecto a la creación. &nbsp;Alguien que respeto mucho me dijo recientemente que nuestras creencias fundamentales dependen de la creación: el sábado, la adoración, el pecado original, la promesa de un redentor, la promesa de una victoria divina. &nbsp;¿Se perdería todo esto realmente si alguien creyera en el Big Bang? &nbsp;El astrónomo Carl Sagan escribió una vez: "Si el Big Bang no ocurrió, entonces Dios es un mentiroso".</p><p><em>Querido Señor, he oído que me llamas para reconocerte como el Creador. &nbsp;¿Por qué? &nbsp;¿Qué hay en ese evento que es tan importante? &nbsp;¿Estás seguro de que enviarías a alguien al lago de fuego por preguntarse si la Creación ocurrió en seis días literales, o si fue en 100.000 años o más, o si usaste materia preexistente? &nbsp;¿Cuál es exactamente el punto que quieres destacar?</em></p><p>Lo que ha llegado a ser más importante para mí no es el <em>cuándo </em>o la <em>duración</em> o el asunto de la <em>materia</em>, sino el <strong><em>CÓMO</em></strong>.</p><p>"Por la palabra del Señor ..."</p><p>A lo largo de las Escrituras, Dios dice que hay dos cosas que él puede hacer y que nosotros no podemos: crear y . . .</p><p>¡RECREAR!</p><p>Exactamente cómo, precisamente, Dios lo puede hacer, está más allá de la comprensión humana. &nbsp;Esto es parte de lo que C. S. Lewis llama "la magia profunda". &nbsp;Lo importante a destacar es que la misma voz que dijo: "Sea la luz", también puede decir: "tus pecados te son perdonados".</p><p>Los adventistas del séptimo día deben estar a la vanguardia en proclamar no sólo el deseo de Dios de mostrar su gracia, sino que ese deseo está respaldado por el poder para lograrlo en la vida de un pecador. &nbsp;El sábado me recuerda que el poder de la voz de Dios está aún disponible, y eso es tranquilizador. &nbsp;&nbsp;De una manera continua, cada semana, mi esperanza es empujada al primer plano de mis pensamientos.</p><p>Si alguna vez he sentido (y de hecho es así) que mis pecados son demasiado grandes, sólo necesito sentir el calor del sol. &nbsp;La misma voz que lo creó puede "renovar un espíritu recto dentro de mí".</p><p><em>Querido Señor, soy feliz en tu creativo descanso sabático</em>.</p><p>(Traducido por Carlos Enrique Espinosa)</p> Escuela sabática creation Sabbath School commentary Spanish Tue, 29 Jan 2013 13:36:20 +0000 Wendy Trim 5045 at http://spectrummagazine.org “La importancia de la terminación” http://spectrummagazine.org/article/escuela-sab%C3%A1tica/2013/01/22/%E2%80%9Cla-importancia-de-la-terminaci%C3%B3n%E2%80%9D <div class="field field-type-filefield field-field-image"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <div class="filefield-file"><img class="filefield-icon field-icon-image-jpeg" alt="image/jpeg icon" src="http://spectrummagazine.org/sites/all/modules/filefield/icons/image-x-generic.png" /><a href="http://spectrummagazine.org/sites/default/files/Hubble%27s_Wide_View_of_%27Mystic_Mountain%27_in_Infrared_0.jpg" type="image/jpeg; length=132126">Hubble&#039;s_Wide_View_of_&#039;Mystic_Mountain&#039;_in_Infrared.jpg</a></div> </div> </div> </div> <div class="field field-type-text field-field-subheader"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> . </div> </div> </div> <p>Para mí, hay una pregunta (entre las muchas que surgen de la lección de esta semana) que especialmente clama por una respuesta, y la pregunta es ésta: (en el contexto de la actividad creadora de Dios) ¿cuál es el significado de la idea de terminación? &nbsp;(Génesis 2: 1-2).</p><p>Es seguro que existe un significado especial, porque Dios le dio a la terminación de su obra una señal conmemorativa, una que los adventistas hemos defendido de manera señalada. &nbsp;Pero ¿será posible que hayamos defendido la señal del sábado sin extraer el significado pleno de su significado, una buena parte del cual, como argumentaré, se encuentra dentro del significado de la “terminación”?</p><p>Esta pregunta, si ha de ser tratada con provecho, requiere que aclaremos el significado de “finalización”. &nbsp;Me propongo hacer esto, no como una reflexión filosófica sobre la palabra en sí, sino más bien prestando atención al pasaje bíblico más amplio en el que aparece la palabra “acabó” o “terminó”. &nbsp;Se procederá, en primer lugar, por explorar lo que la terminación de la obra no significaba, y luego trataremos de aclarar lo que en realidad quería decir.</p><p><u>Qué es lo que la “terminación” no significó</u></p><p>Me acuerdo de un amigo durante mis años de estudios en la escuela secundaria, que en sus primeros episodios de rebelión adolescente proclamó que él no querría vivir en el cielo porque la perfección sería aburrida.&nbsp;&nbsp; Lo que sucederá en la Tierra Nueva es lo que seguramente pasaba, también, en este mundo recién creado. &nbsp;Pero, ¿tenía mi amigo una imagen real de la perfección? &nbsp;¿Había entendido lo que significa la “integridad” o “perfección” de las obras de Dios?</p><p>El mundo que Dios hizo era perfecto, aunque esa no es la palabra que Moisés usa para describirlo. &nbsp;Dice que Dios vio que era “bueno”, y lo repite siete veces.&nbsp; Y en el último día de la serie, Moisés usa las sílabas de su lengua nativa lo mejor que puede intentando expresar la bondad inexpresable.</p><p>Pero esta perfección, esta bondad, era cualquier cosa menos aburrida, ya que no había nada en ella semejante a la idea griega de la perfección, ese estado impasible donde todo se ha vuelto inmóvil, elevado y retirado de la terrenalidad y las exigencias de los seres vivos. &nbsp;No, la plenitud del mundo de Dios estaba llena de movimiento, conociendo tanto la necesidad (nótese que dije necesidad y no deseo) y la satisfacción de la necesidad, como el anhelo y el cumplimiento del anhelo. &nbsp;No, esa plenitud era un comienzo, no un final, un fenómeno que sólo puede ser conocido en Dios. &nbsp;Los poderes del hombre y las bestias se iban a ejercitar con una bondad siempre expansiva. &nbsp;Había dominio que ejercer (Gén. 1:26) y crecimiento gracias a una fecundidad que llenaría todo el mundo (1:28).&nbsp; Iba a existir el cultivo de todo lo bueno y lo mejor, la satisfacción de un río de vida que no dejaría de fluir (1:29, 30 y 2:15). &nbsp;En otras palabras, la plenitud estaba llena de un potencial de mayores desarrollos.</p><p>Esta plenitud de una obra terminada, sin embargo, como sabemos de sobra, era condicional. &nbsp;Esto nos lleva a nuestro segundo punto, el significado real de la plenitud señalada por el sábado.</p><p><u>Qué quería decir “terminación”</u></p><p>El significado de la plenitud, de lo completado o terminado, en el relato de la creación se encuentra en conexión directa con la plenitud que es afirmada siete veces por Dios, diciendo que lo que hizo era “bueno”. &nbsp;En los talones de la séptima afirmación viene la declaración de que Dios terminó su obra, y la inauguración del descanso sabático (Gén. 1:31; 2:1,2). &nbsp;Me parece que Dios sella mediante el sábado la bondad y el carácter completo de lo que ha hecho. &nbsp;Es como si Él estuviera diciendo a Adán y a Eva, y por lo tanto a todos sus descendientes,&nbsp; "Lo que he hecho para vosotros, lo que les he dado, no puede ser superado.&nbsp; No puede ser mejorado. &nbsp;Les he dado lo mejor que se puede dar".</p><p>Dos cosas deben tenerse en cuenta a la luz de esta afirmación. &nbsp;La primera es que la integridad de la creación no fue sólo física, sino también moral y espiritual. &nbsp;Lo que se creó no era sólo material, era un patrón moral y espiritual. &nbsp;Se les dio un modelo a seguir en cuanto a que fueron creados a imagen de Dios. &nbsp;Además, esta imagen debía ejercerse en el contexto de polaridades radicales: el mando y la obediencia, la regla y la sumisión. &nbsp;Los dos estaban para ser gobernados y gobernar, someter y ser sometidos. &nbsp;Y en la aceptación de esta estructura dada, prosperarían y conocerían la abundancia de la vida –la terminación que fue un comienzo, la conclusión que estaba llena de potencial.</p><p>Dicho más brevemente, la señal de la integridad en el signo del sábado marcó los límites entre el Creador y la criatura. &nbsp;Sólo entrando verdaderamente en el orden terminado de Dios, sin traspasar los límites propios de la existencia de las creaturas, la humanidad conocería la vida, es decir, el reposo.</p><p>Esto nos lleva directamente a la segunda cosa que hay que tener en mente –el Universo en el que el mundo y el hombre fueron creados ya conocía la transgresión de los límites de las creaturas. &nbsp;Y la tentación de transgredir la integridad que Dios creó, pronto irrumpiría también en este mundo.</p><p>Os dejo algunas sugerencias, no extensamente desarrolladas, que tal vez sea material para continuar el debate.</p><p>(1) ¿Es posible que el primer ataque de Satanás en el contexto de este mundo recién hecho haya sido un ataque al sábado, es decir, un ataque a los límites de las criaturas frente al Creador, tal como lo indica el día de reposo? &nbsp;Después de todo ¿no estaba sugiriendo Satanás, al tentar a Eva, que el mundo y la vida que recibieron de Dios no estaba verdaderamente completa, sino que podrían completarla mediante su actuación independiente? &nbsp;Y si es así, ¿no sugiere esto que el adventismo no ha estado lejos de dar en el blanco cuando sugiere que el sábado se encuentra en el centro del conflicto que ha envuelto a nuestro planeta? &nbsp;Porque no hay otro mandamiento que esté tan cerca de los fundamentos de la rebelión de las creaturas traspasando sus propios límites.</p><p>(2) Del mismo modo, ¿no es posible que el sábado haya sido dado al hombre desde el principio como una defensa contra las maquinaciones satánicas, que Dios en su presciencia sabía que iba a enfrentar?</p><p>(3) Y por último, ¿no sugiere todo esto que la lección de vital importancia para todos nosotros es la de la sumisión a la palabra divina, que "el hombre no vive sólo de pan sino de toda palabra que sale de la boca de Dios", y que si no aprendemos esta lección transformamos al sábado en una parodia?</p><p>Oh, sí, tal como Lutero señaló hacia el final de su vida: "Nosotros somos mendigos", o dicho simplemente, torpes aprendices que seguimos trabajando en la lección más elemental de todas, la del significado de ser criaturas. &nbsp;No hay lugar para reclamos de sofisticación aquí, no hay espacio para la pompa intelectual o para el orgullo. &nbsp;Ni siquiera hemos aprendido a deletrear. &nbsp;Oh, pero para aquellos que lo hacen, la terminación de la obra de Dios, una vez más, se demostrará plena de potencial. &nbsp;"Acerquémonos, pues, diligentemente para entrar en ese reposo, no sea que alguno caiga siguiendo el mismo ejemplo de desobediencia" (Hebreos 4:11).</p><p>(Traducido por Carlos Enjique Espinosa)</p> Escuela sabática creation Sabbath School commentary Spanish Tue, 22 Jan 2013 14:03:21 +0000 Wendy Trim 5031 at http://spectrummagazine.org “La contienda de Génesis Uno” http://spectrummagazine.org/article/escuela-sab%C3%A1tica/2013/01/17/%E2%80%9Cla-contienda-de-g%C3%A9nesis-uno%E2%80%9D <div class="field field-type-filefield field-field-image"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <div class="filefield-file"><img class="filefield-icon field-icon-image-jpeg" alt="image/jpeg icon" src="http://spectrummagazine.org/sites/all/modules/filefield/icons/image-x-generic.png" /><a href="http://spectrummagazine.org/sites/default/files/Earth_and_Moon_0.jpeg" type="image/jpeg; length=16248">Earth_and_Moon.jpeg</a></div> </div> </div> </div> <div class="field field-type-text field-field-subheader"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> . </div> </div> </div> <p>El primer indicio de que la creación de nuestro mundo se llevó a cabo en un universo peligroso, viene en el capítulo uno, versículos 3-5. &nbsp;En el primer día, Dios creó la "luz" y la calificó de "buena", luego Dios 'separó la luz de las tinieblas' y llamó «día» a la luz y 'a la oscuridad llamó "noche"’.<a href="#_ftn1" name="_ftnref1" title="">[1]</a> &nbsp;Curiosamente, Dios ofrece una evaluación positiva de la "luz" sin dar ninguna evaluación paralela de la calidad de la 'oscuridad'. &nbsp;En pocas palabras, si bien la narrativa, en esta etapa, se resiste a la adopción de la oposición binaria normativa “luz/oscuridad” como "el bien contra el mal", se nos presenta un orden de la creación en el que la luz (que Dios juzga a Dios sin ambigüedades como&nbsp; "buena") se encuentra en relación con un elemento misterioso y moralmente ambivalente llamado 'oscuridad'. &nbsp;El hecho de que Dios les da un nombre a la luz y a la oscuridad ("Día" y "Noche") demuestra la soberanía de Dios sobre ellas, y sin embargo la narrativa todavía permite una actitud de indecisión, en la medida en que la oscuridad o 'Noche' sigue teniendo una cualidad desconocida.</p><p>La razón de esta omisión puede estar vinculada al hecho de que la plena consolidación del poder de la luz sobre las tinieblas no llega a completarse hasta el cuarto día. &nbsp;Por otra parte, este retraso también puede sugerir un <em>agón</em> o contienda entre la luz y la oscuridad dentro del proceso de la Creación, que culmina con la luz prevaleciendo sobre la oscuridad. &nbsp;En el cuarto día, el acto fundamental de separar la luz de las tinieblas logra una expresión más concreta en la creación de las diversas "lumbreras" que tienen la doble función de dividir el día de la noche (v. 14) y además de servir como "signos" del paso del tiempo (estaciones, días, años). &nbsp;Dada la separación de la luz de las tinieblas en el primer día, la creación de las lumbreras que participan en esa división en el cuarto día puede parecer redundante, sin embargo, en el versículo 15 nos encontramos con que las "lumbreras" no sólo participan en la división entre la luz y las tinieblas, sino que también la consolidan a través de la imposición de un poder delegado. &nbsp;En los versículos 16 y 18 nos enteramos de que las "lumbreras" (el sol y la luna) también "rigen" en sus respectivos dominios. &nbsp;Así, al término del cuarto día, la oscuridad o la noche sólo existe en subordinación a la luz, ya que la "oscuridad" no existe durante el día y la noche está ahora dominada o "gobernada" por la luz "menor" de la luna. &nbsp;En esta etapa, con las lumbreras ejerciendo la soberanía sobre el día y la noche, Dios evalúa el cuarto día como "bueno".</p><p>Este patrón de “creación, división, duración y luego consolidación” obtiene un mayor énfasis a través de la simetría inversa, o estructura de quiasmo, del cuarto día en el que encontramos un resumen de la relación cambiante de la luz a la oscuridad. &nbsp;El quiasmo comienza con la luz separando el día de la noche, y termina con lo mismo:</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; "Para separar el día de la noche ..." (Versículo 14)"Para las estaciones, días, y años ..." (Versículo 14)</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; "Para dar luz sobre la tierra" (Versículo 15)</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; "E hizo Dios las dos grandes lumbreras, la mayor para presidir el día y la menor para presidir la noche ..." (versículo 16)</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; "Para dar luz sobre la tierra ..." (versículo 17)</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; "Para dominar en el día y en la noche ..." (versículo 18)</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; "Para separar la luz de las tinieblas ..." (versículo 18)</p><p>Esta estructura de quiasmo con sus valores implícitos de progresión ordenada, resonancia y simetría, hace que el cuarto día sea fundamental para la comprensión de la interacción entre la creación y el caos en el relato de la Creación: en el primer día Dios creó la luz y luego la separó de la oscuridad, y en el cuarto día Dios creó las lumbreras para marcar el tiempo, y a través de ellas estableció la soberanía de la luz sobre las tinieblas; sin embargo la oscuridad sigue siendo un “otro” funesto, ahora totalmente subordinado.</p><p>Laurence Turner señala que en la delegación de la autoridad del día y de la noche a las lumbreras celestiales, Dios “delega poder” al optar por operar a través de “intermediarios" (en hebreo la raíz de esta última palabra es "lámpara") en lugar de hacerlo directamente.<a href="#_ftn2" name="_ftnref2" title="">[2]</a> &nbsp;Esta función de intermediario puede alertar al lector acerca de &nbsp;una estrategia divina específica: la luna, como intermediaria, no elimina la oscuridad&nbsp; –sólo la rige. &nbsp;El <em>agón</em> entre la luz y la oscuridad requiere tiempo e implica una estrategia de contención en lugar de la aniquilación. &nbsp;En este sentido, puede ser significativo que el quiasmo no presenta una simetría perfecta: el versículo 14 describe al sol y la luna como cronometradores mientras que el versículo 18 (la contraparte del versículo 14) describe su papel en términos de gobierno. &nbsp;Esta asimetría quiástica ofrece un vínculo conceptual entre el tiempo y el poder en el sentido de que a través del mecanismo físico de marcar el paso de los días, meses y estaciones del año, el sol y la luna parecen establecer soberanía sobre las tinieblas en virtud de su capacidad para establecer límites de duración sobre la oscuridad. &nbsp;Dios contiene la oscuridad a través de las «Lumbreras» que inocentemente marcan el paso de los intervalos de tiempo regulares y dan luz a la tierra. &nbsp;Así, la Luz y el Tiempo emergen como medios de Dios para mantener a raya a la oscuridad. &nbsp;Por supuesto, la imposición divina del tiempo sobre la oscuridad implica contención no sólo a través de la duración sino también la eventual terminación de la oscuridad (ver Apocalipsis 21), ya que el concepto de tiempo, por definición, supone a la vez un principio y un final.</p><p>El hecho de que el <em>agón</em> o contienda de los días 1-4 termina con un quiasmo que contiene, en miniatura, al <em>agón</em> mismo, hace hincapié en la importancia de la relación luz/oscuridad para el relato de la Creación en su totalidad. &nbsp;Al mismo tiempo, la existencia continua de una oscuridad subordinada dentro de la esfera creativa no parece poner en peligro a la luz ordenada por Dios, a pesar del hecho de que una usurpación de la luz por parte de las tinieblas implicaría una inversión total del orden creado. &nbsp;En cambio, la oscuridad (ahora nombrada y gobernada) puede, hasta el momento, expresarse sólo en virtud de lo que no es, es decir, no es la "luz" y no es soberana. &nbsp;Qué significa la oscuridad dentro del orden creado en esta etapa de la narrativa, o lo que podría llegar a ser, aún sigue siendo una incógnita. &nbsp;Por otra parte, en el capítulo 1 de la narración del Génesis, no se puede vincular formalmente a la oscuridad con el mal, excepto a través de la conciencia retrospectiva del lector post-lapsario. &nbsp;Pero el potencial de enemistad entre la luz y las tinieblas existe en la narrativa, en la medida que la oscuridad sigue siendo moralmente ambigua y debe ser "gobernada" por la luz. &nbsp;Así, podemos ver que Génesis 1 no sólo narra la aparición física de la Creación, sino que también presenta un relato sofisticado del conflicto del Universo en general, conflicto que necesariamente incide sobre nuestro nacimiento como especie.</p><div><hr align="left" size="1" width="33%" /><div id="ftn1"><p><a href="#_ftnref1" name="_ftn1" title="">[1]</a>Laurence Turner estima la separación de la luz de las tinieblas y el hecho de que ambas sean nombradas, como la ‘domesticación’ de un ‘caos previamente existente’.&nbsp; Laurence A. Turner, <em>Genesis</em> (Sheffield, Inglaterra: Sheffield Academic Press, 2000), 22.</p></div><div id="ftn2"><p><a href="#_ftnref2" name="_ftn2" title="">[2]</a>Turner, <em>Genesis</em>, 23.</p><p>(Traducido por Carlos Enrique Espinosa)</p></div></div> Escuela sabática creation Sabbath School commentary Spanish Thu, 17 Jan 2013 15:07:46 +0000 Wendy Trim 5022 at http://spectrummagazine.org “’No te sientes en silencio’: la elección de vivir la vida cristiana” http://spectrummagazine.org/article/escuela-sab%C3%A1tica/2013/01/01/%E2%80%9C%E2%80%99no-te-sientes-en-silencio%E2%80%99-la-elecci%C3%B3n-de-vivir-la-vida-cristi <div class="field field-type-filefield field-field-image"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <div class="filefield-file"><img class="filefield-icon field-icon-image-jpeg" alt="image/jpeg icon" src="http://spectrummagazine.org/sites/all/modules/filefield/icons/image-x-generic.png" /><a href="http://spectrummagazine.org/sites/default/files/Amnesty_International_%28logo%29.jpeg" type="image/jpeg; length=17314">Amnesty_International_(logo).jpeg</a></div> </div> </div> </div> <div class="field field-type-text field-field-subheader"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> . </div> </div> </div> <p>&nbsp;</p><p>Los lectores familiarizados con el cuento corto "La lotería", por Shirley Jackson, saben que el título es engañoso ya que el dinero no juega ningún papel en esta "lotería". &nbsp;Cuando se analiza esta historia con estudiantes de primer año de Composición en Inglés, éstos se confunden inicialmente por el resultado de la lotería. &nbsp;Al igual que en las narraciones del Antiguo Testamento, la práctica de la lapidación sigue siendo una costumbre para los habitantes del pueblo de esta historia, así como para los que viven en las ciudades vecinas. &nbsp;Sin embargo, la lapidación anual no es una forma de castigo, sino una tradición. &nbsp;Y la lotería es el sistema por el cual se elige una persona al azar. &nbsp;El ritual está tan fuertemente arraigado en la tradición que el hecho que la lotería pueda ser abolida en un pueblo cercano provoca que un anciano aldeano diga:"Tracalada de tontos locos. . . '"(Jackson 143).</p><p>Después de haber sido informado de que algunos pueblos han puesto fin a la lotería, dice, "Nada más que problemas <em>en eso</em>" (Jackson 144). &nbsp;Como lectores sentimos el drama del marcado silencio de la multitud que precede al momento en que se sortea el nombre de una familia, así como en el momento en que se sortea el nombre de un miembro de la familia en particular. &nbsp;Sin embargo, el aspecto más fuerte de drama viene hacia el final, cuando una persona se opone a esta misteriosa y horrible práctica antes de que la primera piedra golpee a Tessie Hutchinson, ella repite su protesta anterior: "No es justo" (Jackson 145 -46).</p><p>Es cierto que hay muchas interpretaciones de esta obra de ficción, pero el detalle más llamativo, para mí, es que la única persona que verbalmente desaprobó la lapidación era la destinataria de la lotería. &nbsp;A pesar de que la reacción negativa de Tessie Hutchinson no sorprende, me preocupa que nadie más en la multitud exprese su desagrado ante la tragedia que se producirá en breve. &nbsp;El "silencio" de los aldeanos que no ponen en tela de juicio la razón de esta costumbre anual, no es sólo una muestra de terquedad fuera de lugar, o de exagerada devoción a la tradición, sino del hecho de no optar por vivir una vida moral. &nbsp;Esta es la misma opción que tienen los cristianos cuando se considera lo que realmente significa imitar la vida de Cristo. &nbsp;Si queremos practicar Mateo 22:39, ". . . Amarás a tu prójimo como a ti mismo", no podemos "sentarnos en silencio" mientras los miembros de la gran familia humana sufren.</p><p>Me impactó la solemnidad de esta declaración cuando en septiembre recibí un correo electrónico de Amnistía Internacional titulado "No te sientes en silencio". &nbsp;El correo continuaba diciendo: "Cuando Amnistía habla, el mundo escucha. &nbsp;Haz que esa voz sea fuerte y clara". &nbsp;Aunque yo sabía que eso era en apoyo de la filosofía de Amnistía Internacional, también era dolorosamente consciente de que no había dicho ni una palabra a los funcionarios electos, a amigos o familiares, sobre las múltiples violaciones de los derechos humanos que se mencionaban regularmente en estos mensajes. &nbsp;Y me era incómodo admitir que a pesar de que había dado clases de literatura sobre el tema de los derechos humanos, y había alentado con entusiasmo a mis estudiantes a expresarse en favor de aquellos que no podían defenderse por sí mismos, yo no había estado siguiendo mis propias instrucciones.</p><p>Tampoco podía ignorar el hecho de que mientras leía varios trabajos de investigación escritos por estudiantes de primer año sobre el tema de la falta de vivienda en los Estados Unidos, observé que la posición adoptada por la abrumadora mayoría de los estudiantes era de compasión y no de culpa. &nbsp;Esto me hizo recordar a mi amiga Sara que, mientras estábamos en la escuela de posgrado, realizó un esfuerzo denodado para conocer los nombres de las personas sin hogar que ella alimentaba mientras pasaba delante de ellos todos los días. &nbsp;Me acordé de esto mientras me apresuraba en llegar al Departamento de Inglés una mañana fría, y encontré un hombre sin hogar que me pidió un poco de dinero.</p><p>En el libro de texto <em>Pensar críticamente</em>, por John Chaffee, profesor de filosofía en la universidad La Guardia, se afirma que la decisión de vivir una vida moral es ". . . un proyecto diario y también para toda la vida" (399). &nbsp;Así que la idea de que yo había estado descuidando a "mi vecino" diariamente era aleccionadora (Mateo 22:39). &nbsp;Yo era tan culpable como los aldeanos de "La Lotería" al optar por ignorar el sufrimiento de mi comunidad, así como la del resto del mundo.&nbsp; &nbsp;Yo no había estado asistiendo a las necesidades de los demás, como enseña la religión cristiana. &nbsp;Pero también reconocí que fuera de la comunidad tradicional de la Iglesia, se trataba de la preocupación de Cristo por los marginados. &nbsp;Un organismo no gubernamental, mis estudiantes de Composición de una universidad no sectaria, y una amiga judía habían nutrido ". . . crecimiento moral [y cristiano]" al reorientar mi atención a los desafíos personales que enfrentan los demás (Chaffee 399).</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;Vivir una vida cristiana no es un acto espontáneo sino una elección: "hacer que tu voz suene fuerte y clara".</p><p><strong>Trabajos Citados:</strong></p><p>Chaffee, John. &nbsp;<em>Pensamiento Crítico</em>. 10ª edición. Boston: Wadsworth, Cengage Learning, 2012.</p><p>Jackson, Shirley. "La Lotería." The Reader Bedford. Eds. XJ Kennedy, Dorothy M. Kennedy y Jane E. Aaron. 11ª ed. Boston: Bedford / St. Martin, 2012. 139-146. Imprimir.</p><p>La Biblia. [Versión King James].</p> Escuela sabática Sabbath School commentary Spanish Tue, 01 Jan 2013 17:35:50 +0000 Wendy Trim 4996 at http://spectrummagazine.org "Para todos y, sobre todo, para los que creen” http://spectrummagazine.org/article/escuela-sab%C3%A1tica/2013/01/01/para-todos-y-sobre-todo-para-los-que-creen%E2%80%9D <div class="field field-type-text field-field-subheader"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> 06 de diciembre 2012 </div> </div> </div> <p>&nbsp;</p><p>“Ahora sabemos que todo lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios; ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de Dios, porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado” (Romanos 3:19-20).</p><p>&nbsp;</p><p>Pablo infiere que es en vano buscar la justificación por las obras de la ley, y que ésta se obtendrá sólo por la fe, que es el punto que ha venido demostrando todo el tiempo desde el cap. 1:17, y es lo que establece (v. 28) como el resumen de su discurso. &nbsp;<em>Llegamos a la conclusión de que el hombre es justificado por la fe, sin las obras de la ley</em>; no por las obras de la primera ley, de la inocencia pura, que no dejaba lugar para el arrepentimiento; ni por las obras de la ley natural, que nunca puede ser mejorada, ni por las obras de la ley ceremonial (la sangre de toros y machos cabríos que no podía quitar el pecado), ni por las obras de la ley moral, que sin duda es incluida, pues el apóstol habla de que por medio de esa ley es el conocimiento del pecado, y que las obras de esta ley podrían ser motivo de jactancia. &nbsp;El hombre, en su estado depravado, bajo el poder de tal corrupción, nunca puede ganarse la aceptación de Dios, por ninguna obra de su autoría, sino que su predicamento debe ser resuelto únicamente por el perdón gratuito de Dios, dado por medio de Jesucristo a todos los verdaderos creyentes que lo recibe como un don gratuito. &nbsp;Si nunca hubiéramos pecado, la obediencia a la ley hubiera sido nuestra justicia: "Haz esto, y vivirás''. &nbsp;Pero después de haber pecado, en el estado de corrupción, no hay nada que podamos hacer para expiar nuestras culpas. Era por su obediencia a la ley moral que los fariseos buscaban la justificación, Lucas 18:11.</p><p>Ahora, hay dos cosas sobre las que el apóstol aquí argumenta: la culpabilidad del hombre, para demostrar que no puede ser justificado por las obras de la ley, y la gloria de Dios, para demostrar que podemos ser justificados por la fe. &nbsp;Argumenta a partir de la culpabilidad del hombre, para mostrar la locura de esperar la justificación por las obras de la ley. &nbsp;El argumento es muy simple: nunca podemos ser justificados y salvados por la ley que hemos quebrantado. &nbsp;Un traidor convicto nunca puede ser liberado invocando la ley 25 de <em>Eduardo</em> III, porque esa ley denuncia su crimen y lo condena: en efecto, si no la hubiera quebrantado, podría haber sido justificado por ella, pero ahora el hecho es que la ha infringido, y no hay manera de ser liberado sino rogando la absolución, a la que se ha encomendado y por la que se ha presentado, y humilde y penitente invoca el beneficio de ella, confiando en ella. &nbsp;Ahora sobre la culpabilidad del hombre. &nbsp;El apóstol se refiere en particular al caso de &nbsp;los judíos, porque ellos eran los que se jactaban en la ley, y establecían su justificación por medio de la misma. &nbsp;Pablo había citado varias escrituras del Antiguo Testamento para mostrar esta corrupción: Ahora, dice él (v. 19) <em>lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley</em>; lo cual condena a los judíos, así como a otros, ya que está escrito en su ley. &nbsp;Los judíos se jactaban de estar bajo la ley, y depositaban una gran confianza en eso. "Pero'', dice Pablo, "la ley condena y acusa'', <em>para que toda boca se cierre</em>, y para que toda jactancia pueda ser silenciada. &nbsp;Vean el método que Dios usa tanto para justificar como para condenar: se debe cerrar toda boca, los que son justificados tienen sus bocas cerradas por una convicción humilde, y los que están condenados también tienen sus bocas cerradas, porque ellos serán convencidos al final (Judas 15), y serán enviados al infierno sin palabras, Mateo 22:12. “Y todos los inicuos cierren su boca”, Salmos 107:42.</p><p>Pablo extiende esta situación, en general, a todo el mundo: <em>para que todo el mundo quede bajo el juicio de Dios</em>. &nbsp;Si el mundo entero está bajo el maligno (1 Juan 5:19), puede asegurarse que es culpable, queda bajo el juicio, es decir, puede ser probado culpable, susceptible de castigo, <em>todos somos por naturaleza hijos de ira</em>, Efesios 2:3. &nbsp;Todos deben declararse culpables, y los que se destacan más en su propia justificación, sin duda serán echados fuera. &nbsp;Culpables delante de Dios es una palabra terrible, ante un Dios que todo lo ve, que no es, ni puede ser, engañado en su juicio, ante un juez justo y recto, que de ningún modo justificará al culpable. &nbsp;Todos somos culpables, y por lo tanto todos tenemos necesidad de una justicia con la cual comparecer ante Dios. &nbsp;<em>Porque todos hemos pecado</em> (v.23), y todos somos pecadores por naturaleza, por la práctica, y <em>estamos destituidos de la gloria de Dios</em>, hemos fracasado en lo que es el fin principal del hombre. &nbsp;Hemos errado, como el arquero erra al blanco, como el corredor deje de ganar el premio, así que hemos errado, ya que no sólo no hemos ganado, sino que somos grandes perdedores.</p><p>Estamos destituidos de la gloria de Dios. (1.) Estamos destituidos de la gloria a Dios. &nbsp;Ver 1:21, <em>no le glorificaron como Dios</em>. &nbsp;El hombre fue puesto a la cabeza de la creación visible, para glorificar al Creador de forma activa, a quien las criaturas inferiores podían glorificar sólo objetivamente; pero a causa del pecado el hombre dejó de alcanzar esto, y en lugar de glorificar a Dios, lo deshonró. &nbsp;Es una consideración muy melancólica, que los hijos de los hombres, que debían glorificar a Dios, pensar qué pocos son los que lo hacen. &nbsp;(2.) Están destituidos de gloriarse delante de Dios. &nbsp;No hay alarde de inocencia: si buscamos nuestra gloria delante de Dios, para presumir de cualquier cosa que seamos, tengamos o hagamos, esto será una eterna estopa –porque todos hemos pecado, y esto nos va a silenciar. &nbsp;Podemos gloriarnos delante de los hombres, que son cortos de vista, y no pueden mirar en nuestros corazones –que son corruptos, como somos nosotros, y nos complacemos en el pecado, pero no hay ninguna jactancia ante Dios, que no puede soportar mirar a la iniquidad. &nbsp;(3.) Están destituidos de ser glorificados por Dios. Están destituidos de justificación o aceptación con Dios, que es el Principio de la gloria. &nbsp;Están destituidos de la santidad o santificación, que es la imagen gloriosa de Dios en el hombre, y han echado por tierra todas las esperanzas y expectativas de ser glorificados con Dios en el cielo, por medio de ninguna justicia propia. Ahora es imposible llegar al cielo por medio de la inocencia inmaculada. &nbsp;Ese camino está bloqueado. &nbsp;Hay un querubín y una espada encendida para impedir el acceso al árbol de la vida. &nbsp;Además de desalentarnos de esperar la justificación por medio de la ley, Pablo atribuye esta sentencia a la ley (v. 20): <em>Porque por la ley es el conocimiento del pecado</em>. &nbsp;Esa ley, que nos acusa y nos condena, nunca puede justificar. &nbsp;La ley es la regla recta . . . <em>que señala el bien y el mal</em>; la función adecuada de la ley y su intención es abrir la herida, y por lo tanto no es probable que sea el remedio. &nbsp;Lo que se busca no es sanador. &nbsp;Aquellos que conocen el pecado deben obtener el conocimiento de la ley en su rigor, alcance y naturaleza espiritual. &nbsp;Si comparamos nuestros propios corazones y vidas con la regla, descubriremos que nos hemos desviado. &nbsp;Pablo habla de este uso de la ley, cap. 7:9, <em>ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él.</em></p><p>Argumenta a partir de la gloria de Dios para demostrar que la justificación debe esperarse sólo por la fe en la justicia de Cristo. &nbsp;No hay justificación por las obras de la ley. &nbsp;¿Entonces el culpable debe permanecer eternamente bajo la ira? &nbsp;¿No hay esperanza? &nbsp;¿La herida es incurable a causa de la transgresión? &nbsp;No, bendito sea Dios, no es así (Rom. 3:21-22); hay otro camino abierto para nosotros, <em>ahora se ha manifestado la justicia de Dios, aparte de la ley</em>, por medio del evangelio. La justificación puede obtenerse sin la observancia de la ley de Moisés: y esto se llama <em>la justicia o rectitud de Dios</em>, la rectitud de su ordenamiento, y disponibilidad y aceptación –justicia que él pone sobre nosotros; como una armadura cristiana llamada <em>la armadura de Dios</em>, Efesios 6:11.</p><p>Ahora, con respecto a la justicia de Dios, observe, (1) que es manifestada. &nbsp;La vía de justificación del evangelio es un gran camino, un camino llano, está abierto para nosotros: la serpiente de bronce es alzada sobre el mástil, no se nos deja andar a tientas nuestro camino en la oscuridad, sino que se manifiesta a nosotros. &nbsp;(2) Es <em>aparte de la ley</em>. &nbsp;Aquí se elimina el método de los cristianos judaizantes, que juntan a Cristo y Moisés, que creen que Jesús es el Mesías, y sin embargo, tienen demasiado cariño por la ley y quieren conservarla, observando las ceremonias de la misma, y queriendo imponerlas a los conversos gentiles: no, dice él, es sin la ley. &nbsp;La justicia que Cristo ha traído es una justicia completa. &nbsp;(3) Sin embargo, está atestiguada por la Ley y los Profetas, es decir, en el AT había tipos, profecías y promesas que apuntaban a esto.</p><p>La ley está tan lejos de justificarnos, que nos lleva a otra forma de justificación, señala a Cristo como nuestra justicia, de quien dan testimonio todos los profetas. &nbsp;Véase Hechos 10:43. &nbsp;Esto podría hacer entender a los judíos, que querían tanto a la Ley y los profetas. &nbsp;(4) Es por <em>la fe de Jesucristo</em>, la fe que tiene a Jesucristo por objeto –un <em>Salvador ungido</em>, que es lo que significa Jesucristo. &nbsp;La justificación por la fe respeta a Cristo como Salvador en sus tres oficios ungidos: como profeta, sacerdote y rey, confiando en él, aceptándolo a él, y adhiriendo a él, en todo esto. &nbsp;Es por estas razones que nos interesa la justicia que Dios ha ordenado, y que Cristo ha traído. &nbsp;(5) Finalmente, <em>es para todos, y sobre todo, para los que creen</em>.</p> Escuela sabática Sabbath School commentary Spanish Tue, 01 Jan 2013 17:33:29 +0000 Wendy Trim 4995 at http://spectrummagazine.org La humanidad: la obra de Dios http://spectrummagazine.org/article/escuela-sab%C3%A1tica/2012/11/05/la-humanidad-la-obra-de-dios <div class="field field-type-filefield field-field-image"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <div class="filefield-file"><img class="filefield-icon field-icon-image-jpeg" alt="image/jpeg icon" src="http://spectrummagazine.org/sites/all/modules/filefield/icons/image-x-generic.png" /><a href="http://spectrummagazine.org/sites/default/files/800px-Furoshiki-wrapped_Christmas_gift_0.jpg" type="image/jpeg; length=124003">800px-Furoshiki-wrapped_Christmas_gift.jpg</a></div> </div> </div> </div> <div class="field field-type-text field-field-subheader"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> . </div> </div> </div> <p>"Obsequios gratis" chilla la voz de un actor mientras las palabras suben en gigantes setas rojas y ámbar a través de la pantalla del televisor. &nbsp;&nbsp;Por otra parte, me avisan por Internet que tengo "premios instantáneos" u "ofertas gratis", si es que compro alimentos – ropa - un auto nuevo - gasolina con descuentos, o reservo un pasaje de avión, <em>ahora mismo </em>o en poco tiempo. &nbsp;Se dice que, hasta cierto punto, este tipo de publicidad es una situación de ganar-ganar, pero al mismo tiempo, los minoristas están construyendo y compartiendo enormes bases de datos con información personal de la gente. &nbsp;¿Regalos gratis?</p><p>Mi respuesta frecuente es pensar que un verdadero regalo, ya sea para cumpleaños, Navidad o cualquier otra ocasión, viene sin compromiso. &nbsp;¿Y no es que un regalo dado por&nbsp; amor, es “gratis” de todos modos? &nbsp;Si bien atado con cinta brillante, un regalo, en el sentido más verdadero, viene "sin ataduras".</p><p>En la lección de esta semana, Romanos 5, verso 18, en la Versión King James, se recuerda al lector el regalo más increíble de todos los tiempos: el específico y auténtico «obsequio» del Cielo:</p><p>&nbsp;“Por lo tanto, como por la transgresión de uno, vino el juicio a todos los hombres para</p><p>condenación, así por una justicia de uno vino la gracia a todos los hombres para justificación de vida”.</p><p>El versículo 20 continúa hablando de la gracia, la justicia y la vida eterna “en Cristo Jesús Señor nuestro”. &nbsp;&nbsp;Ciertamente, el Dios Creador, Señor de todos, Dador de la gracia personificada&nbsp; es el mejor "regalo" que se pueda ofrecer.</p><p>Del conocimiento de nuestras propias vidas, en el fondo de nuestros corazones sabemos cuál es nuestra necesidad, por haber caído en las trampas de Satanás y habernos convertido en seres abrumados por la debilidad y el egoísmo.&nbsp; Somos habitantes del planeta Tierra, y estamos sujetos al sufrimiento y a la muerte. &nbsp;Sólo la gracia, personificada en un ser divino, puede cambiar nuestra situación y nuestro destino.</p><p>¡La humanidad, la obra de Dios, puede ser y será restaurada! &nbsp;Este es el mensaje de las historias de las misiones, de los reformadores sociales cristianos, de los predicadores y mártires, de las elevadas torres de las iglesias o de los simples lugares de culto sagrado. &nbsp;Así lo afirma un sermón maravilloso del predicador bautista, Charles Spurgeon, titulado "Cristo glorificado, el constructor de su Iglesia", basado en Zacarías 6:13, y que fue pronunciado el 2 de mayo de 1858. Los poetas, también, desde el Rey David en adelante, han sido inspirados para hablar del Salvador que puede restaurar la imagen de Dios en la humanidad.</p><p>John Donne (1572-1631) escribió en <em>Sonetos Sagrados: La meditación divina</em>:</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;Oh haz mi negro y santo duelo,</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;Y el rojo rubor, cuando tú tratas con el pecado;</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;Oh lávame en la sangre de Cristo, que tiene este poder;</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;Que siendo roja, convierte las almas del rojo al blanco.</p><p>Gerard Manly Hopkins (1884 - 1889) en <em>La grandeza de Dios</em>, recuerda que "El mundo está cargado de la grandeza de Dios, que el Espíritu Santo sobre un Mundo doblado / nutre con pechos tibios y con ¡ah! alas brillantes".</p><p>Los inconformistas ingleses, desde el siglo XVII, han contribuido en gran medida a la cultura inglesa y americana. &nbsp;Nombres como Daniel Defoe, John Bunyan, Isaac Watts, Wesley Charles, William Cowper, Milton. &nbsp;La lista de los poetas temerosos de Dios continúa, incluyendo a otros como Emily Dickinson, W.H. Auden y a los poetas australianos, James McAuley, Harwood Gwen y Bruce D. Prewer.</p><p>Gary Sloan dice que Robert Frost (1874-1963) en su última carta, que fue escrita sólo unos pocos días antes de morir, insistió en que "la salvación, nunca la vamos a obtener de nadie sino sólo de Dios”. &nbsp;En su profundo poema <em>Un Campanario en la Casa</em>, Frost dice:</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;Una torre y un campanario que vienen sobre el techo,</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;significa que un alma se acerca a la carne.</p><p>Un segundo pasaje clave en la lección de esta semana, es especialmente digno de discusión.&nbsp; La versión Reina Valera, en Hechos 17:25-28, dice:</p><p>&nbsp;. . . “Él es quien da a todos la vida y el aliento y todas las cosas.&nbsp; Y ha hecho de una sangre todas las naciones de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación; para que busquen el Señor. . . . Porque en él vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser; como algunos de vuestros propios poetas también lo han dicho: Porque somos linaje suyo”.</p><p>La referencia a "una sangre" trae a la mente la visión de personas como Abraham Lincoln, William Wilberforce y Charles Fox, los opositores iniciales de la trata de esclavos y abolicionistas de la discriminación, a mujeres blancas como Hannah More y Mary Wollstonecraft, y mujeres anónimas de Estados Unidos que colgaban una manta de parches en los alambres de colgar ropa para dirigir a los esclavos hacia una casa de seguridad cuando se escapaban. &nbsp;Pensaba también en abolicionistas de África, como Ignacio Sancho y Olaudah Equiano, en John Newton, un ex comerciante de esclavos que más tarde escribió "Amazing Grace" (<em>Gracia asombrosa</em>), y en Martin Luther King Jr.</p><p>El invasivo comunicador de Internet no puede ofrecer un regalo que no sea discriminatorio y que redima a un cautivo. &nbsp;Sólo hay un «obsequio gratuito», que vibra con la seguridad de la vida abundante más allá de la esclavitud y la tumba.</p><p>Jesús trae regalos adicionales.&nbsp; ¿Qué es lo que usted elije, o va a dejar que la Omnisciencia decida? &nbsp;¿Su preferencia se menciona en 1 Corintios 12? &nbsp;O tal vez las cajas que Ud. marque están entre los siguientes ejemplos basados ​​en la Biblia: ¿Vivir en un hermoso jardín como Eva, ser tan leal al pueblo de Dios como Ester, o ser una madre que lleva a sus hijos a Jesús? &nbsp;¿Es su deseo encargarse del cuidado de la tierra y sus animales al igual que Adán, caminar con Dios como Enoc, o ser noble carácter al igual que Job y Noé antes del diluvio? &nbsp;¿O usted elige ser un misionero como Bernabé y Timoteo, o convertirse en otro Dr. Lucas, o tener una iglesia en su casa al igual que Priscilla en Roma? (Romanos 16: 3,5). &nbsp;Tal vez su elección es ser un amigo o amiga muy querida, al igual que Pérsida, una mujer que “trabajó mucho en el Señor” (Rom. 16:12), o ser un seguidor fiel y amoroso que se alimenta de la Palabra, que crece día a día en Cristo y que estará entre la multitud que en día final “reciba al Señor en el aire" (1 Tes. &nbsp;4:17).</p><p>Cuando estudiaba en el Colegio Avondale me di cuenta de que Gwen, mi compañera de cuarto, siempre oraba inmediatamente después de despertar. &nbsp;Su hermoso carácter y su devoción a Jesús me impresionaron mucho. &nbsp;Tanto es así que, a pesar de que ella murió cuando era joven, yo todavía pienso en ella cada mañana, recordando versos de un escritor desconocido:</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;Al abandonar tu habitación esta mañana, ¿pensaste en orar?</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;¿Buscaste hoy el favor amoroso de Dios como tu escudo?</p><p>“Conságrate a Dios cada mañana, que ese sea tu primer trabajo" (<em>El Camino a Cristo</em>, Capítulo 8); ese es el tiempo de mantenimiento para los regalos sagrados que no dañan. &nbsp;Walmart o Woolworths no pueden hacer esta oferta, gratuita o a cualquier precio. &nbsp;Sólo Jesucristo, el Hijo de Dios, Salvador del Planeta Tierra, puede hacer eso y <em>mucho más</em>: la libertad, el perdón y el sustento <em>Ahora</em>, la transformación para la eternidad con la reunión con él y la renovación completa en su segunda venida.</p><p>Es posible que quiera unirse a mí en esta oración:</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;Téjeme, Señor, en tu telar,</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;con la urdimbre y la trama de la inmortalidad</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;como lo prometiste. Toma mis habilidades simples</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;dentro del marco oscuro o iluminado por el sol de la vida.</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;Téjeme, confórmame con fuerza, Señor.</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;Confío en tu gracia para mezclar con hilos de seda</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;mis lagunas y mis puntadas perdidas</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;en momentos desperdiciados de descuido y vergüenza.</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;Téjeme, Señor, como tú quieras.</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;Mezcla tus lazos en mí, suavemente, tejiendo y entrelazando.</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;Forma una imagen de tu encantadora semejanza</p><p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;con madejas de oro, transformando todo, cabalmente.</p><p>(Traducido por Carlos Enrique Espinosa)</p> Escuela sabática Sabbath School commentary Spanish Mon, 05 Nov 2012 19:55:18 +0000 Wendy Trim 4857 at http://spectrummagazine.org “Entendiendo al Dios uno y trino” http://spectrummagazine.org/article/escuela-sab%C3%A1tica/2012/11/05/%E2%80%9Centendiendo-al-dios-uno-y-trino%E2%80%9D <div class="field field-type-filefield field-field-image"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <div class="filefield-file"><img class="filefield-icon field-icon-image-jpeg" alt="image/jpeg icon" src="http://spectrummagazine.org/sites/all/modules/filefield/icons/image-x-generic.png" /><a href="http://spectrummagazine.org/sites/default/files/Giampietrino_01_0.jpg" type="image/jpeg; length=63079">Giampietrino_01.jpg</a></div> </div> </div> </div> <div class="field field-type-text field-field-subheader"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Comentario sobre la lección 2 del 4º Trimestre de la Escuela Sabática </div> </div> </div> <p>Aunque la palabra <em>trinidad</em> no se encuentra en la Biblia, ella expresa el retrato de Dios que surge de la vida y ministerio de Jesús de una manera poderosa. &nbsp;Como Hijo único de Dios, Jesús revela la naturaleza de Aquél a quien él llama "Padre" como el Ser del amor infinito. &nbsp;Y los últimos capítulos del Evangelio de Juan (probablemente el libro del Nuevo Testamento que se escribió al último) lleva el tema esencial del Nuevo Testamento –que Dios estaba en Cristo— a una conclusión sorprendente. &nbsp;Durante los "discursos de despedida" que Jesús dirigió a sus discípulos (Juan 15-17), el Señor describió su propia relación con el Padre, y la relación del Padre y del Hijo con la comunidad de seguidores de Jesús. &nbsp;Aquí nos encontramos con que el objetivo de la misión de Jesús (y el cumplimiento del plan de la salvación) es la comunión íntima de los creyentes con el Padre y el Hijo, y la&nbsp; de unos con otros, a través de la obra vivificante del Espíritu.</p><p>La convicción de que los acontecimientos que dieron origen a la iglesia (es decir, las misiones del Hijo y del Espíritu) son manifestaciones de la vida misma de Dios, conduce a importantes perspectivas sobre la naturaleza de la iglesia.</p><p>Las diferentes declaraciones sobre el amor que se encuentran en estos documentos, parecen seguir un patrón como de "fuga". &nbsp;Siguen moviéndose entre los siguientes temas, conectándolos en relaciones cada vez más complejas: el amor que los miembros de la iglesia tienen los unos para con los otros, su amor a Dios y el amor de Dios hacia ellos, y el amor que une a Dios mismo, a saber, el amor entre el Padre y el Hijo.</p><p>En primer lugar, la calidad de vida distintiva dentro de la comunidad cristiana es la del amor. &nbsp;"En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si os tenéis amor los unos a los otros" (Juan 13:35). &nbsp;El amor es la característica esencial que distingue a los seguidores de Jesús de otros grupos humanos.&nbsp; Por consiguiente, aquellos que piensan que son parte de la comunidad y no se aman mutuamente, están engañándose a sí mismos. &nbsp;"Todo aquél que no hace lo que es correcto, no es de Dios, ni tampoco aquellos que no aman a sus hermanos y hermanas" (1 Juan 3:10). &nbsp;Dicho positivamente: "Nosotros sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida porque nos amamos unos a otros" (1 Juan 3:14).</p><p>En segundo lugar, no es el amor en sí, o simplemente cualquier tipo de afecto lo que identifica a los seguidores de Jesús. &nbsp;Es el amor específico que Jesús tiene por ellos lo que establece la norma para el amor del uno por el otro. &nbsp;"Como yo os he amado, así amaos también vosotros los unos a los otros" (Juan 13:34). <a href="#_ftn1" name="_ftnref1" title="">[1]</a>"Este es mi mandamiento: que os améis los unos a los otros como yo os he amado. &nbsp;Nadie tiene mayor amor que éste, que uno dé su vida por sus amigos" (15:12-13). &nbsp;Los seguidores de Jesús deben estar preparados para el amor recíproco hasta el final, así como Jesús "los amó hasta el fin" (cf. Juan 13:1).</p><p>En tercer lugar, el amor de Jesús por los discípulos expresa el amor del Padre por ellos. &nbsp;"Porque el Padre mismo os ama, porque vosotros me habéis amado y habéis creído que yo salí de Dios" (Juan 16:27). &nbsp;El amor del Padre fluye a través del Hijo hacia la comunidad cristiana.</p><p>En efecto, las declaraciones de Jesús acerca de su relación con el Padre y su relación con sus seguidores indican que él quiere que sus seguidores disfruten de la misma relación con Dios que él disfruta. &nbsp;Así como el Padre viene a los discípulos en la persona de Jesús, así también Jesús lleva a sus discípulos al Padre. &nbsp;"Si alguno me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré y me manifestaré a él" (Juan 14:21). &nbsp;"Si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendrá a ellos, y haremos morada con ellos" (Juan 14:23).</p><p>La idea de que los seguidores de Jesús disfrutan de una relación con Dios muy similar a la suya aparece en varios pasajes. “Cuando clamamos: ‘¡Abba! ¡Padre!’”, escribió Pablo, “es que el Espíritu da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios, y si somos hijos, también somos herederos, herederos de Dios y coherederos con Cristo” (Rom. 8:15-17). &nbsp;En las palabras de apertura de la Oración del Señor, el "Padre Nuestro", Jesús invita a sus seguidores a adoptar su propia forma de dirigirse a Dios, y también instruyó a María diciendo, "ve a mis hermanos y diles: Subo a mi Padre y vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios" (Juan 20:17). &nbsp;Así pues, es en virtud de su relación con Jesús que sus seguidores disfrutan de una relación cercana con Dios.</p><p>En cuarto lugar, el amor que Jesús tiene por sus seguidores refleja el amor que él y el Padre tienen el uno por el otro. &nbsp;Pensando en sus seguidores presentes y futuros, Jesús oró: "No pido sólo por éstos, sino también por aquellos que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno. &nbsp;Como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros .... &nbsp;La gloria que me diste les he dado, para que sean uno, como nosotros somos uno: yo en ellos y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me has enviado y que los has amado incluso como me has amado a mí" (Juan 17,20-23). &nbsp;El autor de 1 Juan reúne el tema de la comunión de unos con otros y el de la comunión con Dios de esta manera: ".. que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre y con su Hijo Jesucristo" (1 Juan 1:3). &nbsp;El amor divino que crea comunidad cristiana se manifiesta de esta manera, y así extiende el amor que constituye la vida misma de Dios.</p><p>Esta línea de pensamiento lleva a una conclusión dramática. &nbsp;La dinámica central de la comunidad cristiana no sólo se parece a la dinámica esencial de la vida de Dios; sus miembros en realidad forman parte de esa vida. &nbsp;El amor que fluye entre el Padre y el Hijo fluye a través de la iglesia. La idea de que la iglesia participa de la vida de Dios se sigue naturalmente de las palabras de despedida de Jesús a sus discípulos. &nbsp;En la vida y ministerio de Jesús, y su continuación en la comunidad fundada por él, realmente encontramos a "Dios con nosotros".</p><p>Para muchos que comparten esta convicción, el vínculo esencial entre la comunidad cristiana y la vida de Dios está en la obra del Espíritu Santo. &nbsp;Por un lado, es el Espíritu Santo el que hace que la iglesia sea una verdadera comunidad. &nbsp;Como Robert Jenson dice: "La Iglesia existe como una comunidad y no como un mero colectivo de personas piadosas", porque el Espíritu une la cabeza con el cuerpo de Cristo.<a href="#_ftn2" name="_ftnref2" title="">[2]</a></p><p>También es el Espíritu el que da a la iglesia su identidad distintiva. &nbsp;Cada comunidad que no es sólo un grupo de personas tiene un "espíritu" de algún tipo, se habla de "espíritu de equipo" y "espíritu escolar", por ejemplo. &nbsp;Pero en el caso de la iglesia, este espíritu comunitario viene, no de la gente que pertenece a él, sino del Espíritu que crea. &nbsp;Para citar a Jenson, una vez más, es el "milagro fundacional" de&nbsp; la iglesia que su espíritu comunal es "idéntico al Espíritu que tiene Dios es y que además es Dios personalmente".<a href="#_ftn3" name="_ftnref3" title="">[3]</a></p><p>Por último, y tal como los ven muchos intérpretes, el papel del Espíritu en la Iglesia tiene un gran parecido con el papel del Espíritu en la Trinidad. &nbsp;El Espíritu crea la comunidad dentro de la vida misma de Dios. &nbsp;Como Jungel lo describe, "el Padre ama al Hijo, el Hijo devuelve este amor, y el Espíritu Santo es el amor mismo entre ellos. Por lo tanto, el Espíritu que procede del Padre y del Hijo constituye la unidad del ser divino como el acontecimiento que es el amor mismo".<a href="#_ftn4" name="_ftnref4" title="">[4]</a></p><p>Tales descripciones de las relaciones en el seno de Dios sugieren maneras en que podemos imaginar el papel de la iglesia en la vida divina. &nbsp;A través del Espíritu, como Stanley Grenz lo describe, los que están "en Cristo" han venido a compartir la eterna relación que el Hijo tiene con el Padre.&nbsp; Debido a que los participantes en esta nueva comunidad son co-herederos con Cristo, el Padre les otorga lo que eternamente derrama en el Hijo. &nbsp;Y debido a que están "en Cristo" por el Espíritu, participan en el acto del Hijo de responder eternamente al Padre.<a href="#_ftn5" name="_ftnref5" title="">[5]</a></p><p>En resumen, la iglesia debe su existencia a la acción salvífica de Dios, y deriva su carácter esencial de la identidad de Dios. &nbsp;A través del envío del Hijo y del Espíritu, Dios entra en el mundo con el fin de crear una comunidad que refleja y extiende el amor que constituye la realidad misma de Dios. &nbsp;La dinámica central de la comunidad cristiana, por lo tanto, corresponde a la dinámica esencial de la vida misma de Dios. &nbsp;Participar en la comunidad cristiana no es otra cosa que una participación en la vida misma de Dios. &nbsp;El Espíritu Santo nos hace uno, el Espíritu Santo hace a Dios uno, y el Espíritu Santo nos hace uno con Dios.<a href="#_ftn6" name="_ftnref6" title="">[6]</a></p><p><strong>Las implicaciones prácticas de una eclesiología trinitaria</strong></p><p>"¿Qué significa todo esto?" &nbsp;Las preguntas son siempre importantes para la teología, y en el caso de la Trinidad, son más importantes de lo habitual. &nbsp;Es tentador descartar reflexiones sobre la Trinidad como intrusiones especulativas sobre la naturaleza de Dios, a pesar de que los primeros pensadores trinitarios de la iglesia anclaron firmemente su comprensión de Dios en la historia de la salvación. &nbsp;¿Qué diferencia práctica hace una eclesiología trinitaria?&nbsp; ¿Por qué es tan importante enraizar a la iglesia en la vida de Dios?</p><p>Primero que todo, se hace hincapié en la importancia que tiene la iglesia para Dios. &nbsp;Si los actos de Dios en la historia de la salvación expresan la verdadera naturaleza de Dios, entonces quiere decir que Él ha sido siempre un Ser relacional; desde toda la eternidad es una Comunidad eterna de amor. &nbsp;Significa también que Dios crea por amor, que abraza al mundo creado dentro de la vida divina, y que desde el mismo momento en que lo creó, el Señor tuvo una preocupación central por su relación con el mundo, no muy diferente de la manera como los padres colocan a un niño amado en el centro de su hogar. &nbsp;Dios valora el mundo que él ama, tanto que él incluso define su identidad a partir de su relación con el mundo. &nbsp;(Dios es el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Padre de nuestro Señor Jesucristo). &nbsp;Por otra parte, el compromiso de Dios con su creación es permanente. &nbsp;Él arriesga su propia satisfacción, si no su propia vida, en aras de su bienestar. &nbsp;Todo esto significa que Dios otorga un valor inmenso a la iglesia. &nbsp;Es ese el aspecto de la creación que llama su especial atención.&nbsp; En las palabras de Elena de White, la iglesia es el objeto de la "suprema consideración" de Dios.<a href="#_ftn7" name="_ftnref7" title="">[7]</a></p><p>Si esto es así, entonces la salvación consiste en la participación en la comunión que define la vida de Dios, y uno logra la salvación mediante la participación en la comunidad que el amor de Dios ha establecido. &nbsp;La experiencia de la salvación es, entonces, tanto social como individual. &nbsp;Tiene una dimensión pública, así como una privada. &nbsp;Esto cambia nuestras relaciones con los demás, así como con Dios. &nbsp;Esto expone la inadecuación fundamental de todas las interpretaciones individualistas de la fe cristiana. La salvación no es sólo, ni siquiera principalmente, un asunto entre el individuo y Dios. &nbsp;La salvación consiste en las relaciones que tenemos con otras personas. &nbsp;Ella busca la transformación social, y no meramente personal.</p><p>Esto también significa que el propósito de la iglesia es reflejar y proyectar el cuidado y la preocupación por los demás que Dios nos muestra, y que Dios es. &nbsp;En la medida en que la Iglesia, la comunidad cristiana, encarna el amor que irradia dentro de la vida de Dios, ofrece al mundo la manifestación más clara de la naturaleza de Dios y de su carácter, y la prueba más clara de la realidad de Dios, la evidencia de que es más fuerte que lo que los argumentos filosóficos jamás podrían llegar a ser.</p><p>Si esto es cierto, entonces el cultivo de la verdadera comunidad, el desarrollo de las relaciones afectivas entre las personas en la iglesia, es la obra más importante del ministerio de la iglesia. &nbsp;El crecimiento de la Iglesia no es sólo, ni siquiera principalmente, una cuestión de aumentar su tamaño. &nbsp;Se trata de desarrollar las relaciones entre los miembros, fomentar la asistencia mutua y la preocupación de los unos por los otros, desarrollar la manifestación de las cualidades encarnadas en la vida de Jesús. &nbsp;En la medida que los miembros de la iglesia exhiban estas cualidades, su manifestación del carácter de Cristo va a atraer a nuevos participantes.</p><p>Estas reflexiones sugieren también que la adoración corporativa es el acto central de la vida de la iglesia. &nbsp;La reunión de la comunidad para recordar los actos de amor de un Dios que se entrega a sí mismo, para volver a comprometer a sus miembros a encarnar ese amor en todas sus relaciones es algo emblemático de toda la existencia de la iglesia. &nbsp;Se celebra, se cristaliza, se da cuenta de todo lo que la iglesia implica.</p><div><p>Una apreciación sobre el fundamento trinitario de la comunidad cristiana, por lo tanto, nos ayuda a evitar conceptos inadecuados y engañosos acerca de la iglesia. &nbsp;La iglesia no es una organización preocupada por la expansión de su membrecía y de su presupuesto. &nbsp;La iglesia no es meramente un conjunto de individuos que adhieren a la misma serie de creencias. &nbsp;La iglesia no es un grupo de personas que se reúnen para satisfacer sus necesidades emocionales. &nbsp;La iglesia no es una reunión de intelectuales que disfrutan barajando ideas. &nbsp;La iglesia no es un programa de marketing multinivel, ni un club social, ni un grupo de recuperación, o un seminario académico. &nbsp;La iglesia es una comunidad creada por el Espíritu Santo, una comunidad que extiende la misión de Cristo en este mundo, atrayendo a sus miembros en un círculo de amor que es a la vez característico y constitutivo de la vida misma de Dios.</p></div><p>Richard Rice es profesor de religión en la Escuela de Religión de Loma Linda University. &nbsp;Este es un resumen de un artículo que apareció en la edición de febrero de 2009 de la revista <em>Ministry</em>, titulado "La base trinitaria de la comunidad cristiana".</p><div><br /><hr align="left" size="1" width="33%" /><div id="ftn1"><p><a href="#_ftnref1" name="_ftn1" title="">[1]</a> Véasela exhortación de Pablo: “Sed entonces imitadores de Dios, como hijos amados, y vivid en amor, así como Cristo nos amó y se dio a sí mismo por nosotros” (Efe. 5:1-2).</p></div><div id="ftn2"><p><a href="#_ftnref2" name="_ftn2" title="">[2]</a> Jenson, 2:182.</p></div><div id="ftn3"><p><a href="#_ftnref3" name="_ftn3" title="">[3]</a> Jenson, 2:181.</p></div><div id="ftn4"><p><a href="#_ftnref4" name="_ftn4" title="">[4]</a> Jungel, 374.</p></div><div id="ftn5"><p><a href="#_ftnref5" name="_ftn5" title="">[5]</a> Grenz, 326.</p></div><div id="ftn6"><p><a href="#_ftnref6" name="_ftn6" title="">[6]</a> Los teólogos a veces debaten acerca de la organización del Credo de los Apóstoles.&nbsp;&nbsp; ¿Comprende tres o cuatro artículos?&nbsp; La creencia en “la santa iglesia católica” ¿es una elaboración de lo anterior o es un agregado a la creencia en el Espíritu Santo? &nbsp;Nuestras reflexiones sugieren que lo primero es lo correcto.&nbsp;&nbsp; La iglesia es la creación del Espíritu Santo, y la creación de la iglesia es la obra más importante del Espíritu.&nbsp; Para apreciar la importancia de la comunidad cristiana, debemos reconocer su base dentro de la íntima conexión con la dinámica realidad de la propia vida de Dios.&nbsp;</p></div><div id="ftn7"><p><a href="#_ftnref7" name="_ftn7" title="">[7]</a> <em>Los hechos de los apóstoles</em>, 12.</p></div>(Traducido por Carlos Enrique Espinosa)</div> Escuela sabática Sabbath School commentary Spanish Mon, 05 Nov 2012 19:45:36 +0000 Wendy Trim 4856 at http://spectrummagazine.org “El conflicto de los siglos” http://spectrummagazine.org/article/escuela-sab%C3%A1tica/2012/10/07/%E2%80%9Cel-conflicto-de-los-siglos%E2%80%9D <div class="field field-type-filefield field-field-image"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <div class="filefield-file"><img class="filefield-icon field-icon-image-jpeg" alt="image/jpeg icon" src="http://spectrummagazine.org/sites/all/modules/filefield/icons/image-x-generic.png" /><a href="http://spectrummagazine.org/sites/default/files/Tabel_periodik_modern.jpeg" type="image/jpeg; length=20375">Tabel_periodik_modern.jpeg</a></div> </div> </div> </div> <div class="field field-type-text field-field-subheader"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> . </div> </div> </div> <p>&nbsp;</p><p>Stephen Hawkins, el notable matemático y cosmólogo de Cambridge University escribió en su libro de 1988, <em>Una Breve Historia del Tiempo</em> (p. 193) que si los científicos descubrieran la tan buscada "teoría del todo" para explicar los distintos mecanismos del universo, "realmente conoceríamos la mente de Dios".</p><p>Después de leer eso, me quedé intrigado con Oliver Sacks (neurólogo, que escribió en <em>The American Scholar</em>, Otoño 2001, 21-32): "Casi no podía dormir por la emoción la noche después de ver la tabla del sistema periódico de los elementos –me parece un logro increíble haber puesto todo el vasto y aparentemente caótico universo de la química en un orden que barca todo. . . . Haber percibido una organización <em>general</em>, un principio general que une y relaciona todos los elementos, tenía la cualidad de lo milagroso del genio. &nbsp;Y esto me dio, por primera vez, un sentido de la excelencia del poder de la mente humana, y el hecho de que podría estar en condiciones de descifrar los secretos más profundos de la naturaleza, de leer la mente de Dios".</p><p>¡ESTA FUE PRECISAMENTE MI EXPERIENCIA CUANDO "DESCUBRI" LAS IMPLICACIONES DEL TEMA DEL GRAN CONFLICTO!</p><p>Por supuesto, como pastor y luego como profesor de Religión en la universidad, estaba bien familiarizado con la larga guerra que existe entre Cristo y Satanás. &nbsp;¡Y que el bien finalmente triunfará sobre el mal! &nbsp;Después de todo, la mayoría de los cristianos creen eso. &nbsp;Además, yo estaba muy familiarizado con ese libro notable, el quinto de la serie del <em>Conflicto de los Siglos</em>.</p><p>¡Pero saber todo eso, no me hizo más listo que el estudiante de química que sacó una A +&nbsp; por memorizar la tabla periódica! &nbsp;Podía cargar mis sermones y conferencias de clase con listas nítidas de textos bíblicos que podían respaldar todas mis enseñanzas acariciadas.</p><p>Sin embargo, durante años he percibido en lo más profundo que algo faltaba. &nbsp;Podía analizar los vericuetos del pensamiento de Pablo en Romanos y sus epístolas pastorales, exponer las cuestiones más destacadas de los acontecimientos de los últimos días, y describir a Jesús como el Salvador de todos los hombres y como el Mejor Amigo.</p><p>Sin embargo, no fue hasta que empecé mi doctorado teológico y luché en un seminario tras otro con agnósticos, católicos, y un grupo interesante de eruditos protestantes, que realmente empecé a darme cuenta de que me habían dado el Cuadro Total de cómo tratar y explicar algunas de las cuestiones filosóficas y teológicas que desafiaron a la mayoría. &nbsp;De hecho, después de un tiempo, me pregunté: "Herb, ¿qué estás leyendo?"</p><p>El Tema del Gran Conflicto es el principio organizador de lo que ha llegado a ser conocido como el mensaje distintivo de los adventistas del Séptimo Día. &nbsp;Proporciona algo así como el pegamento que da coherencia a todas sus enseñanzas –la teología, los principios de salud (el mantenimiento de la salud, más la prevención y la cura de las enfermedades), la educación, la misionología, la eclesiología, las relaciones sociales, el cuidado del medio ambiente, etc.</p><p>Recuerdo haber discutido todo esto con John Cobb (de la Escuela de Teología de Claremont), que había reconocido que "cualquier posición desarrollada se entiende mejor cuando se la mira en términos de su estructura esencial. &nbsp;Esta estructura, a su vez, sólo se puede entender como la encarnación inmediata de los principios controladores de los pensamientos de un hombre".&nbsp; Después de revisar varios pensadores seminales del siglo XX, escribió: "En cada caso hemos visto que la filosofía empleada ha afectado profundamente el contenido, así como la forma, de la afirmación de fe. &nbsp;Por otra parte, la implicación de todo el programa es que la fe cristiana depende para su inteligibilidad y aceptación, de la aceptación previa de una filosofía particular. &nbsp;En nuestros días, cuando ninguna filosofía cuenta con la aceptación general entre los filósofos, y cuando todas las ontologías y metafísicas son ampliamente puestas en tela de juicio, la precariedad de este procedimiento es evidente"- &nbsp;<em>Opciones Vivas en Teología Protestante</em> (Philadelphia: The Westminster Press, 1962), 12, 121.</p><p>Especialmente cuando se trata de temas interrelacionados, como el por qué del dolor, el sufrimiento y la muerte, y el por qué del mal y todas sus enfermedades malignas, y por qué un Dios todopoderoso, omnisciente y siempre bueno parece tan distante frente a estos problemas, los adventistas del Séptimo Día tienen una idea bíblica clara de por qué existe el mal y cómo va a terminar. &nbsp;Esta visión del mundo se centra en Jesucristo, cómo explicó Él la naturaleza del mal y cómo debemos relacionarnos con él. &nbsp;Al hacerlo, estamos a años luz de los principios de organización que enmarcan toda forma de predestinación, naturalismo, idealismo, o existencialismo. Define claramente las diferencias que nos separan de otras iglesias.</p><p>No somos ateos que enfrentan las tragedias de la vida y nunca se preguntan "por qué", porque para ellos la vida no tiene ningún propósito o significado trascendente. &nbsp;Nosotros no nos conformamos con el karma y su ciclo interminable de fatalidad –donde cada tragedia es simplemente el "merecido resultado de las malas acciones de una vida anterior". &nbsp;No sufrimos heroicamente como resultado del <em>kismet </em>–cada desgracia es decretada por Dios.</p><p>La singularidad del adventismo no está en un elemento particular de su teología, sino que reside en su comprensión global del mensaje central de la Biblia. &nbsp;Esta totalidad distintiva del pensamiento adventista está configurada por su principio gobernante y seminal —el&nbsp; Tema del Gran Conflicto (TGC, o Motivo). &nbsp;Su atención se centra en la persona de Jesucristo y cómo este enfoque abarca el destino de la humanidad, y también explica el surgimiento y el fin del mal.</p><p>Este "principio gobernante y seminal" (de cualquier sistema teológico o filosófico) es similar a la energía latente dentro de la bellota. &nbsp;La semilla que da forma al árbol tiene su principio organizador. La bellota del roble produce un árbol que luego se identifica fácilmente por su estructura. &nbsp;El roble no tiene aspecto de pino. &nbsp;El roble puede ser fácilmente identificado por sus ramas jóvenes, las primeras ramas&nbsp; que salen del vástago del tronco, luego las ramas más pequeñas que salen de las ramas principales, y, finalmente, su estructura madura.</p><p>Un roble es siempre un todo integrado, nunca tiene conflictos o contradicciones tales como la adición de ramas de pino o de manzano, que no le pertenecen. &nbsp;Del mismo modo, un sistema teológico falso o limitado, puede ser reconocido por sus contradicciones doctrinales o incoherencias, como la creencia en un Dios de amor (que se refleja en Jesús) y también la creencia en el infierno de fuego eterno.</p><p>La verdad se despliega como ese principio dinámico de organización que hay dentro de la bellota del roble o de la semilla del melocotón. &nbsp;Si esa semilla conceptual es, de hecho, verdadera, todo el mundo a su tiempo reconocerá el árbol como profundamente fiel a su principio de organización. &nbsp;En otras palabras, la verdad no es una serie de temas, como perlas ensartadas en un hilo. &nbsp;La verdad, para ser la verdad, exige el correcto "principio gobernante y seminal" con el fin de producir la verdad acerca del origen del mal, la causa del sufrimiento y la muerte, el antídoto de Dios para el pecado y la rebelión, y el fin de tanta miseria. &nbsp;Para los adventistas del Séptimo Día, esa verdad fundamental que rige es el TGC.</p><p>Por supuesto, este no es el espacio para explicar todas las ramas entrelazadas del roble TGC que se desarrollan y cohesionan. &nbsp;Sin embargo, podemos describir su bellota embarazada, cuáles son sus principios de vida, y cómo podemos saber si Jesús podría decir en nuestros días: "por sus frutos los conoceréis".</p><p>La cuestión central en el conflicto de los siglos entre Dios y Satanás es la "libertad". &nbsp;Por esa misteriosa palabra (esa palabra que ha convocado coraje indescriptible, honor y generosidad en su defensa) el bienestar del universo ha sido amenazado y puesto en peligro. &nbsp;¿Por qué Dios quiso arriesgarlo todo en aras de la libertad?</p><p>La macro visión del conflicto cósmico entre Dios y Satanás se puede reducir a una sola palabra: libertad. &nbsp;Y tal vez se podría reducir a un solo texto misterioso: "El Cordero que fue inmolado desde la fundación del mundo" (Apocalipsis 13:8; comparar 1 Pedro 1:19, 20). &nbsp;Si Dios no hubiera dado libertad a las inteligencias creadas, no se habría aparecido el Mal en un universo perfecto. &nbsp;¡Tampoco hubiéramos tenido amor! &nbsp;Y tampoco el Cordero hubiera sido "inmolado desde la fundación del mundo" (Apoc. 13: 8).</p><p>¡Dios se puso en riesgo cuando decidió que el amor era digno de riesgo! &nbsp;Y desde el principio (lo más atrás posible que alguien pueda imaginar) Dios comenzó a pagar el costo de la libertad. &nbsp;¡Esta decisión de dar libertad a los seres inteligentes creados es, probablemente, una decisión que ningún ser creado se hubiera atrevido a hacer! &nbsp;¿Por qué? &nbsp;¿Quién querría dar la libertad a los ángeles o a los seres humanos si se podía ver de antemano cómo se abusaría de ella?</p><p>Entonces, ¿por qué Dios siguió adelante? &nbsp;<u>Porque él sabía que no había otra manera de tener un universo en el que la confianza y el aprecio pudieran florecer –a menos que sus inteligencias creadas tuvieran la libertad de elegir</u>.&nbsp; ¿Podría alguien pensar que me he visto obligado a amar a mi esposa todos estos años? &nbsp;¿Que de alguna manera nos han programado para jugar a este juego que se llama "amor" y que no teníamos ninguna otra opción? &nbsp;¡Qué va!</p><p>Como pastor he realizado muchas bodas. &nbsp;He visto la química del amor místico crear nuevos sueños, esperanzas frescas y nobles determinaciones, a veces con un material poco prometedor (al mirar a las parejas de estrellas, al menos desde mi perspectiva limitada). &nbsp;Sin embargo, más tarde me alegré de ver a hombres y mujeres abandonar trillados hábitos para adaptarse a la vida en común, no porque se vieron obligados, sino porque estaban enamorados. &nbsp;Pero esta libertad para amar tiene sus riesgos.</p><p>¿Por qué es esto así? &nbsp;¿Por qué la organización del universo sobre el principio del amor se convierte en un riesgo para Dios? &nbsp;Debido a que el don de la libertad significa la libertad para no amar, la libertad de decir Sí o No. &nbsp;Decir Sí sin la libertad de decir No, no es amor, sino la respuesta de un robot. &nbsp;Y en un robot no hay alegría, no hay confianza mutua ni reconocimiento, incluso si el robot fuera un ángel perfecto. &nbsp;La libertad es el mayor don de Dios a su creación.</p><p>¡Pero a qué costo! &nbsp;¿Qué pasa si uno ama pero no es correspondido? &nbsp;¡Ese es probablemente el dolor mayor! &nbsp;Algunos hombres y mujeres nunca superan la angustia de ver a sus novios o esposos irse tras otra persona. &nbsp;Los padres nunca superan la angustia de ver a sus hijos caer en caminos sin salida, sufriendo el dolor de las consecuencias imprevistas, tarde o temprano. &nbsp;Así tiene sentido la pregunta: ¿si los padres lo vieran todo de antemano, querrían tener hijos?</p><p>Sin embargo, Dios vio todo con antelación. &nbsp;Él ha estado pagando el costo desde entonces. &nbsp;¡Si queremos tener una idea del costo que nuestra libertad ha tenido para Dios, contemplemos la muerte de Jesús! &nbsp;¡Pero la cruz es sólo un vistazo momentáneo! &nbsp;La cruz es para siempre el símbolo de lo que ha venido sucediendo a Dios desde la "fundación del mundo".</p><p>Cuando Dios le dio libertad al universo, Él se dio a sí mismo un dolor de corazón para siempre. &nbsp;Mida su angustia por miles de holocaustos, como el horror sufrido por los judíos en la Alemania nazi. &nbsp;Piense en la agonía envuelta en millones de tornados, terremotos, maremotos, y millones y millones de las guerras. &nbsp;¡Cuántos padres han visto morir a sus hijos, muchos de ellos de enfermedades o accidentes horribles! &nbsp;¿Cuál fue su angustia? &nbsp;¡Multiplique eso por miles de millones! &nbsp;¡Y Dios vio todo eso, y sintió todo eso, y aún así pensó que tú y yo, y los ángeles, éramos dignos de su sacrificio! &nbsp;¡Valía la pena todo ese dolor divino que se ha ido acumulando "desde la fundación del mundo"! &nbsp;¡Dolor increíble que está integrado en el amor y la libertad!</p><p>¿Podría haber sido de otra manera? &nbsp;¡No, si valió la pena en aras de la libertad para todos los seres creados! &nbsp;No, si Dios quería un universo que pudiera responder a su amor y compartir su gloria. &nbsp;Dios es el amante cósmico (1 Juan 4:8, 16). &nbsp;La razón por la que Él se revela es porque Él es amor, y el amor es siempre auto-comunicación; Dios busca a los que ama, y se regocija en los que lo aman a Él.</p><p>El amor sólo puede ocurrir cuando los seres inteligentes pueden responder, sin coacción y en perfecta libertad. &nbsp;Nadie puede ser obligado a amar. &nbsp;El amor debe ser libre de elegir. &nbsp;Y los amantes deben ser libres para responder. &nbsp;Es por eso que la libertad y el amor sólo existen cuando los seres creados son capaces de responder (respons-habilidad); ¡nunca pueden ser&nbsp; no-responsables! &nbsp;Si responden con amor a un Dios de amor y a Su voluntad (la actitud de la "fe" que encontramos en el Nuevo Testamento), ellos, sean ángeles o seres humanos, son verdaderamente responsables, cumpliendo con su destino; y si dicen "no" a Dios, son <em>irresponsables, nunca no-responsables</em>.</p><p>Y ese es el riesgo que corrió Dios, el de un universo de personas divididas entre aquellos que dicen Sí y los que dicen No. &nbsp;Para que el riesgo sea aún más doloroso y aterrador, Dios tuvo que arriesgarse incluso a ver a su profesa "novia" haciendo mal uso de su amor y tergiversando Sus intenciones.</p><p>Y así, ¡tan pronto como Dios creó a Lucifer, no hubo vuelta atrás! &nbsp;Él estaba dispuesto a ser "sacrificado desde la fundación del mundo" (Apoc. 13:8) para que Su gran diseño de un universo poblado de individuos llenos de confianza y amor pudiera eventualmente ser realizado &nbsp;–en un universo eternamente seguro en el que nunca más se levante un rebelde que diga No a las insinuaciones de amor (<em>El Deseado de todas las gentes</em>, 759).</p><p>&nbsp;Además, Dios, el Amante Cósmico, no renunciará a cortejar a su esposa renuente.&nbsp; Cuando ella comience a decir Sí a su amor persistente, Él comenzará a prepararla para la "boda", si ella se mantiene en el Sí ("El amor nunca se da por vencido," 1 Corintios 13:7, <em>NVI</em>).</p><p>Dios sabe dos cosas: 1) Él conoce su propia capacidad de ser paciente, y 2) Él sabe que hay gente en cada generación que va a decir Sí a sus propuestas, y que lo representarán correctamente en su profesión y su carácter. &nbsp;Además, 3) Él sabe que con el registro acumulado de esas personas que inundan el mundo de las generaciones finales, que también están siendo constantemente cortejadas por su Espíritu, eventualmente tendrá un testigo significativo (Mateo 24:14) por medio de quien y en quien Él confía su caso.</p><p>Dios no descansará hasta que haya "sellado a los siervos de nuestro Dios en sus frentes" (Apocalipsis 7:3), los que tienen el "nombre del Padre escrito en sus frentes. . . . Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. . . . Y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios "(Apocalipsis 14:1,4,5, véase también Apocalipsis 22:4). &nbsp;<u>¡Estas personas realmente aseguran el universo para siempre!</u></p><p>El amor gana, pero también pierde. &nbsp;El amor permanece, pero algunos ángeles y seres humanos apartarán sus rostros para siempre. &nbsp;Tal rechazo del amor de Dios ha sido el riesgo de Dios desde el principio. &nbsp;Tal vez Jesús reveló el corazón de Dios más claramente cuando dijo, poco antes de que Su propio pueblo lo matara: "Jerusalén, Jerusalén. . . ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta a sus polluelos debajo de sus alas, pero no quisiste! &nbsp;He aquí, vuestra casa os es dejada desierta" (Mateo 23:37, 38).</p><p>El riesgo de la concesión de la libertad no era sólo que Dios podía tener un dolor de corazón para siempre. &nbsp;<u>También Dios se pondría a prueba a Sí mismo</u>. &nbsp;Se convirtió en Uno cargado con las más perversas e injustas acusaciones que podrían ser lanzadas contra nuestro Amante Santo. &nbsp;Durante miles de años, ha parecido que Satanás con sus acusaciones ha estado ganando. &nbsp;Al parecer son más las personas que han creído las mentiras de Satanás acerca de Dios, que los que han tenido fe en su Palabra, en sus promesas, en su fidelidad. &nbsp;Todo este triste y autodestructivo trueque de la independencia en lugar de la verdadera libertad será tratado en las próximas lecciones.</p><p>Quizás la cita que sigue es el más bello resumen del propósito dominante de Dios en lo referente a lo que Él quiere lograr al presentar su lado de la controversia:</p><p>"El tema central de la Biblia, el tema alrededor del cual todos los demás libros se aglutinan, es el plan de la redención, la restauración en el alma humana de la imagen de Dios. &nbsp;Desde el primer indicio de esperanza en la sentencia pronunciada en el Edén hasta la última promesa gloriosa del Apocalipsis: "Y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes" (Apocalipsis 22:4), el tema de todos los libros y de cada pasaje de la Biblia es el desarrollo de este maravilloso tema –la elevación del hombre— el poder de Dios “que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo”, 1 Corintios 15:57. &nbsp;El que capta este pensamiento tiene ante sí un campo infinito para su estudio. &nbsp;Tiene la llave que abrirá ante él todo el tesoro de la Palabra de Dios" (<em>La Educación</em>, 125-126).</p><p>(Traducido por Carlos Enrique Espinosa)</p> Escuela sabática Sabbath School commentary Spanish Sun, 07 Oct 2012 18:38:47 +0000 Wendy Trim 4778 at http://spectrummagazine.org “Hagan como yo” http://spectrummagazine.org/article/escuela-sab%C3%A1tica/2012/09/17/%E2%80%9Chagan-como-yo%E2%80%9D <div class="field field-type-filefield field-field-image"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <div class="filefield-file"><img class="filefield-icon field-icon-image-jpeg" alt="image/jpeg icon" src="http://spectrummagazine.org/sites/all/modules/filefield/icons/image-x-generic.png" /><a href="http://spectrummagazine.org/sites/default/files/1269420_26844576_0.jpg" type="image/jpeg; length=13807">1269420_26844576.jpg</a></div> </div> </div> </div> <div class="field field-type-text field-field-subheader"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Comentario de la Lección 5 de la Escuela Sabática, para el sábado 4 de agosto de 2012 </div> </div> </div> <p>El verano después de que me gradué de la universidad (ahora hace más de 35 años), me ofrecí como voluntario en un Hospital Adventista para trabajar de capellán, mientras que asistía al curso de entrenamiento en capellanía. &nbsp;Me hice muy amigo de dos jóvenes católicos que se preparaban para el sacerdocio y que también estaban en el curso. &nbsp;Fue mi primera oportunidad de discutir temas teológicos con uno de "ellos", y lo disfruté mucho. Rápidamente tomó el papel de protector, suponiendo que se enfrentarían a un entorno adventista hostil.</p><p>Muy pronto pareció que mis temores se habían validado porque el facilitador del grupo parecía estar constantemente molestándolos. &nbsp;A menudo salí en su defensa, hasta que el líder explicó que estaba tratando de sacarlos de su zona de confort y hacer que se enojen, “porque sólo entonces podremos ver a la persona real”. &nbsp;Cuando usted está bajo ataque, explicó, se hace más evidente quién es usted y de qué está hecho.</p><p>Hay momentos en nuestras vidas cuando todos nos enojamos, y es difícil pensar que en esos momentos nuestros sentimientos y comportamientos son realmente indicativos de lo que somos. &nbsp;Sin embargo, es posible interpretar 1 Tesalonicenses 2:1-2 de esa manera. &nbsp;¿No es lo que sugiere Pablo, que la manera cómo reaccionó en circunstancias difíciles era un buen indicador de algo más que un buen carácter?</p><p><strong>“1. Sabéis, hermanos y hermanas, que nuestra visita a vosotros no fue sin resultados. &nbsp;&nbsp;2. Habíamos sufrido y sido tratados escandalosamente en Filipos, como sabéis, pero con la ayuda de nuestro Dios nos atrevimos a comunicaros el evangelio frente a una fuerte oposición”. </strong>(<em>NVI</em>).</p><p><strong>El carácter cuenta</strong></p><p>"<em>Sabéis</em>"<em>.</em> &nbsp;&nbsp;Se esperaba que los lectores dieran testimonio de la buena conducta que Pablo demostró, a pesar de la "fuerte oposición". &nbsp;Pablo les animó a vivir como él vivió, porque sus acciones, en medio de esas circunstancias, demostraban la influencia del poder de Dios. &nbsp;Si él se hubiera limitado a hacer lo correcto por la razón equivocada, y si su mensaje no hubiera sido cierto, nadie se habría beneficiado.</p><p>A pesar de las dificultades experimentadas en Filipos –dificultades escandalosas que hubieran hecho que otros renunciaran— los misioneros llegaron a Tesalónica, y fueron fieles en entregar el mensaje que Dios les había dado. &nbsp;Lo hicieron mientras se enfrentaban a un rival no identificado y a una fuerte oposición. &nbsp;Sin duda, los creyentes eran muy conscientes de las dificultades iniciales que enfrentó el establecimiento de la obra allí.</p><p><strong>Así, se ha establecido el principio</strong>, como D. Miguel Martín afirma en su comentario a los Tesalonicenses: <strong>"La fidelidad en condiciones adversas es una prueba de motivos puros."</strong> &nbsp;Usted realmente tiene que creer en su mensaje, para ser maltratado y aún así anunciarlo con claridad.</p><p>Cuando estoy en el área de Los Ángeles, me gusta escuchar los espacios de radio de Michael Josephson, llamados "El carácter cuenta". &nbsp;Muchas veces me han inspirado sus historias de personas que hicieron una elección moralmente correcta, cuando hacer el mal hubiera sido mucho más fácil. &nbsp;<strong>Lo que haces en circunstancias difíciles indica realmente algo más que quién eres.</strong> &nbsp;<strong>Indica <em>Quién</em> está guiando tu vida.</strong></p><p>Hace varios años me pidieron que llevara a alguien al metro de Washington desde las oficinas de la Asociación General. &nbsp;Lo hice de buen grado, y recuerdo que me sorprendí al descubrir que el hombre era Robert Folkenberg, un ex presidente mundial de la Iglesia Adventista del Séptimo día.</p><p>Me emocionaba ante la perspectiva de tener unos minutos para estar a solas con alguien con quien había querido hablar desde hacía una década o más. &nbsp;Para aquellos que no lo saben, Folkenberg había dimitido de su cargo en circunstancias difíciles. &nbsp;Yo no conocía detalles sobre lo que pasó, o por qué sucedió, pero he vivido lo suficiente para saber que siempre hay por lo menos dos lados en cada historia, especialmente cuando eres una figura central. &nbsp;También sé que no faltan quienes tal vez deseen utilizarte para propósitos nefastos.</p><p>Aunque yo no tenía derecho, sabía que tenía que decirle algo a este hombre, algo de corazón. &nbsp;"Pastor Folkenberg", comencé, después de unas pocas palabras previas para conocernos, "quiero que sepa lo mucho que su ejemplo significa para mí. &nbsp;Una tendencia natural podría ser la de luchar haciéndole daño a la Iglesia en el proceso, pero Ud. nunca bajó la bandera. &nbsp;Le doy las gracias por eso y lo admiro".&nbsp; Puede suceder que todos enfrentemos adversidades cuando trabajamos en el ministerio, pero sentí que él había dado un ejemplo de paz.</p><p>Su respuesta honesta me sobresaltó. &nbsp;Se volvió hacia mí y me dijo algo que recordaré por mucho tiempo: "Cada vez que fui tentado –empezó a decir—&nbsp; me dije a mí mismo: Bob, esto no es lo que eres". &nbsp;En ese momento llegamos a la sección de despedidas de la estación Greenbelt del metro. &nbsp;Después de agradecerme por el viaje, abrió la puerta y se marchó, y me quedé pensando en la verdadera estatura del hombre que había estado en mi coche.</p><p>Lo que Folkenberg ha logrado desde su "incidente" es inspirador. &nbsp;Aunque muchos podrían haberse resentido con amargura, él fundó lo que es, sin duda, uno de los esfuerzos de evangelización de mayor éxito en la historia de la Iglesia Adventista del Séptimo día: “<em>Comparte al Señor</em>”</p><p><strong>Pablo y Santiago</strong></p><p>Durante muchos años en mi ministerio, el apóstol Pablo y su Epístola a los Romanos ha guiado mi perspectiva teológica. &nbsp;Me he preguntado a menudo (sobre todo en voz baja) cómo los libros de Santiago y Romanos podían coexistir pacíficamente en el mismo Nuevo Testamento.</p><p>Las cartas a los Tesalonicenses fueron escritas en la primera parte de &nbsp;la carrera de Pablo, por lo que se podría argumentar que su fundamento teológico aún no estaba completamente formado. &nbsp;Sin embargo, lo que tenemos en los dos primeros capítulos de este libro es una clara indicación de que no es fácil soslayar el modo en que una persona responde a la morada del Espíritu de Dios y su consecuente comportamiento con los demás en una discusión sobre soteriología.</p><p>En cualquier momento en nuestras vidas, pero sobre todo en los momentos difíciles o de prueba, debemos hacernos esta pregunta penetrante: "¿Hay suficientes pruebas para que me identifiquen como alguien que camina con Jesús?"</p><p>(Traducido por Carlos Enrique Espinosa)</p> Escuela sabática Sabbath School commentary Spanish Thessalonians Mon, 17 Sep 2012 21:25:39 +0000 Wendy Trim 4741 at http://spectrummagazine.org “Jesús (¿y?) el Arcángel” http://spectrummagazine.org/article/escuela-sab%C3%A1tica/2012/08/29/%E2%80%9Cjes%C3%BAs-%C2%BFy-el-arc%C3%A1ngel%E2%80%9D <div class="field field-type-filefield field-field-image"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <div class="filefield-file"><img class="filefield-icon field-icon-image-jpeg" alt="image/jpeg icon" src="http://spectrummagazine.org/sites/all/modules/filefield/icons/image-x-generic.png" /><a href="http://spectrummagazine.org/sites/default/files/Saint_Michael_and_the_Dragon_0.jpg" type="image/jpeg; length=148972">Saint_Michael_and_the_Dragon.jpg</a></div> </div> </div> </div> <div class="field field-type-text field-field-subheader"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> 20 de agosto 2012 </div> </div> </div> <p>En la primera carta de Pablo a la iglesia de Tesalónica, el apóstol responde a la profunda preocupación de los hermanos por aquellos miembros que habían muerto (4:13-17). &nbsp;Pablo argumenta que, al igual que Jesús murió y resucitó, así también resucitarán los creyentes de la iglesia que han muerto. &nbsp;De hecho, Pablo afirma que en la segunda venida de Jesús, los muertos en Cristo se levantarán en primer lugar para ir al encuentro de Jesús (4:16), y entonces los que estén vivos serán "arrebatados en las nubes, junto con ellos, para ir al encuentro del Señor en el aire" [1], con el resultado feliz de que todos los creyentes vivirán para siempre con el Señor Jesús (4:17).</p><p>En este pasaje, Pablo describe la manera triunfal del esperado regreso de Jesús a la Tierra de la siguiente manera: "Porque el Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel, y con el sonido de la trompeta de Dios" (4:16, <em>English Standard Version</em> [ESV]). &nbsp;La referencia de Pablo al término "arcángel" es una de sólo dos referencias en todo el Nuevo Testamento (cf. Judas 9). &nbsp;Y es esta referencia enigmática, y su relación con otros textos bíblicos, lo que voy a discutir en este ensayo que sólo puede abordar brevemente el tema.</p><p>Los adventistas del Séptimo Día enseñan que el "arcángel" de 1 Tesalonicenses 4:16 es una referencia al arcángel Miguel [2]. &nbsp;Si bien el nombre "Miguel", que significa "¿Quién como Dios?", aparece muchas veces en la Biblia en referencia a varios individuos [3], en sólo cinco ocasiones se refiere a un ser celestial [4]. &nbsp;En consecuencia, ni el nombre ni su significado indican automáticamente la naturaleza humana o celestial del que tiene ese nombre, por lo tanto el contexto es determinante. &nbsp;Pero los adventistas del Séptimo Día enseñan además –a diferencia de la mayoría de los cristianos— que las referencias bíblicas al personaje celestial Miguel identifican a Jesús mismo en su estado pre-encarnado. &nbsp;Esta enseñanza fue defendida por William Miller y por otros milleritas en el siglo XIX [5].&nbsp; Si bien ésta no es una “Creencia fundamental” de los Adventistas del Séptimo Día [6], es una enseñanza que los adventistas han promovido [7]. &nbsp;Y de acuerdo con estas enseñanzas, el texto que más asocia al arcángel Miguel con Jesús es 1 Tesalonicenses 4:16. &nbsp;Por ejemplo, cuando la obra de Jack J. Blanco, <em>The Clear Word Bible: una paráfrasis para nutrir la fe y el crecimiento</em>, fue publicada en 1994, su versión de este versículo refleja la enseñanza adventista del Séptimo Día, cuando declara: "Cuando Cristo descienda del cielo, Él, como arcángel, dará una voz de mando –el llamado de la trompeta de Dios a los muertos— y los muertos en Cristo resucitarán primero" [8].</p><p>Sin embargo, en contraste con la creencia similar de los Testigos de Jehová [9], los adventistas categóricamente niegan que Jesús sea un ser creado, como otros seres angélicos [10]. &nbsp;Mientras que el término similar "ángel" significa "mensajero", o "enviado", y puede referirse no sólo a los mensajeros celestiales sino también a mensajeros humanos [11], a los profetas [12] y a los sacerdotes [13], no creemos que el título "arcángel "indica la naturaleza de Jesús, sino más bien su papel como líder o gobernante por sobre los ángeles (cf. Apoc. 12:7: "Miguel y sus ángeles").</p><p>Esta enseñanza adventista acerca de Jesús como el arcángel Miguel se ha traducido en una tormenta de críticas y protestas por parte de otros cristianos [14]. &nbsp;Los adventistas han sido considerados heréticos y sectarios, como resultado de esta creencia, ya que a otros les parece que denigra la majestad y deidad de Jesús y que lo degrada a nivel de los ángeles creados [15].</p><p>Entonces, ¿qué dice la Biblia acerca de Miguel y los arcángeles? &nbsp;Como he indicado anteriormente, el Miguel celestial aparece sólo en cinco textos: Dan. 10:13, 21; 12:1; Judas 9; y Apoc. 12:7. &nbsp;En cuanto a la referencia a los arcángeles, la terminología congruente con el "ángel principal" (griego: <em>Arjángelos</em>), sólo aparece dos veces: 1 Tesalonicenses 4:16 y Judas 9 (el mismo texto en el que se menciona a Miguel).</p><p>El Miguel celestial aparece por primera vez en las Escrituras en Daniel 10:13, y allí Miguel, "uno de los principales príncipes", le ayuda al interlocutor anónimo de Daniel en su lucha contra "el príncipe de Persia".&nbsp; En Daniel 10:21 se dice que Miguel es "vuestro [¡plural!] príncipe". &nbsp;Esto se aclara más tarde, en 12:1, donde Miguel, "el gran príncipe, protector de tu [singular] pueblo", "surge" en el "tiempo del fin" (cf. 11:40).</p><p>Con respecto a 1 Tesalonicenses 4:16, Pablo hace hincapié en que el que descenderá del cielo es <em>Jesús</em> <em>mismo</em> (Gr.: <em>autós ho kyrios</em>). &nbsp;Abraham J. Malherbe señala que "la frase larga, que elabora acerca de la base para la consolación, comienza con “el Señor mismo”, y termina con "y así estaremos siempre con el Señor" (vv. 16-17)" [16]. &nbsp;Esto es importante y ha de tenerse en cuenta cuando se lee a través del pasaje. &nbsp;Jesús desciende "con voz de mando" o "llamado en alta voz" (<em>en keleusmati</em>), pero el énfasis en Jesús indica que no se trata de un grito de mando de otro, para que él comience su descenso, sino más bien de él mismo a los <em>muertos en Cristo</em> para que se levanten [17]. &nbsp;Este concepto se refleja en Juan 5:25-29, donde los muertos oirán la voz de Jesús y volverán a la vida. &nbsp;La frase “<em>en keleusmati</em>” aparentemente se explica con más detalle con referencia a la "voz de arcángel" y la “trompeta de Dios” [18]. &nbsp;El Fin apocalíptico se asocia tanto con los ángeles (por ejemplo, Mateo 13:40-41; 25:31; Marcos 8:38; 13:27) y una trompeta (por ejemplo, 1 Cor 15:52). &nbsp;El "Hijo del Hombre" envía a sus ángeles con sonora trompeta en Mateo 24:31, y la idea de que una voz puede sonar como una trompeta se desprende de Apocalipsis 1:10-11 y 4:1 [19].</p><p>La frase en la que aparece "arcángel", esta palabra no tiene artículo (ningún tipo de artículo) en griego. &nbsp;Esto sugeriría que la referencia es a un "arcángel" indefinido, es decir, a cualquiera de un número de arcángeles [20]. &nbsp;De acuerdo con los escritos judíos extrabíblicos, hubo varios arcángeles, y Miguel era uno entre ellos [21]. &nbsp;Sin embargo, con respecto a las indicaciones gramaticales, la falta de artículo en una construcción que tiene una palabra en el caso genitivo sugiere, más bien, que Pablo quiso decir que Jesús vendría "con <em>la </em>voz <em>del</em> arcángel" [22]. &nbsp;Por lo tanto, el arcángel más probable sería el llamado Miguel, ya que es el único nombrado en la Biblia [23].</p><p>En Judas 9, el arcángel Miguel disputó con el diablo, y discutían sobre el cuerpo de Moisés. &nbsp;Judas hace esta referencia para poner de relieve que, en esta situación, Miguel "no se atrevió a traer una maldición" contra el diablo, sino que dijo: "El Señor te reprenda." &nbsp;Aquí Judas está contrastando el comportamiento de Miguel con el de "ciertos intrusos" en la comunidad cristiana (v. 4) que maldicen a los seres angelicales (versículo 8). &nbsp;La implicación es que Miguel no maldijo lo que sabía, pero ellos maldicen lo que no saben (versículo 10).</p><p>Finalmente, en Apocalipsis 12:7 estalla la batalla en el cielo cuando "Miguel y sus ángeles" luchan contra el dragón, y "el dragón y sus ángeles también luchaban". &nbsp;Este versículo muestra a Miguel como un líder militar con ángeles bajo su mando.</p><p>D. Stuart observa que "en la angelología más bien barroca de la apocalíptica no canónica, tanto &nbsp;judía como cristiana, el personaje Miguel y su papel son elaborados más allá de la evidencia bíblica" [24]. &nbsp;Numerosos libros apócrifos y pseudo epigráficos no sólo se refieren a él, sino que además llenan su hoja de vida significativamente: no es sólo el ángel protector de Israel, sino que es un líder militar, intercesor a favor de Israel y del mundo entero, sumo sacerdote celestial, mediador de la promulgación de la ley en el Sinaí, ángel registrador, que tocará la trompeta en el juicio final, guardián de los secretos celestiales, guardián del Paraíso, etc. [25].</p><p>La posición adventista del Séptimo Día acerca de la relación de Jesús con Miguel es intrigante y atractiva, ya que proporciona más sustancia a la "extensa" imagen de Aquél que conocemos como Jesús, obrando en favor de su pueblo antes de encarnarse como un ser humano en la Tierra. &nbsp;No es una interpretación hermética, sin embargo, por una serie de razones, de las cuales voy a enumerar algunas. &nbsp;En primer lugar, en ninguna parte Jesús es clara y explícitamente identificado con un/el arcángel o con Miguel. &nbsp;En segundo lugar, Daniel 10:13 se refiere a Miguel como "uno de los principales príncipes", y desde el punto de vista del idioma hebreo es problemático interpretar esto como "el primero de los principales príncipes" [26]. &nbsp;En tercer lugar, ¿es realmente cierto que la Biblia insiste en que hay sólo un arcángel, en oposición a los que creen en cuatro, o más? &nbsp;Si es así, ¿por qué no lo dice más claramente? &nbsp;En cuarto lugar, el verbo utilizado en Judas 9 para describir que el arcángel Miguel no se "atrevió" a presentar un juicio de maldición contra el diablo, no parece encajar si el personaje Jesús. &nbsp;En quinto lugar, desde un punto de vista literario, la batalla en el cielo, en Apocalipsis 12:7-9, se lleva a cabo en el momento de la muerte de Jesús en la cruz, o después de ella, ya que más tarde la voz que se escucha en el cielo asocia a los santos vencedores del Acusador / Diablo, quien ha sido arrojado desde cielo, con la sangre del Cordero (12:10-12). &nbsp;Por otra parte, ¿por qué el nombre Miguel aparece en 12:07, por única vez en la obra de Juan, si Miguel es Jesús? &nbsp;Estas son preocupaciones importantes, pero no son necesariamente inexpugnables.</p><p>A pesar de estas preocupaciones, hay varias cuestiones de interpretación que por lo general no se destacan y que apuntan en la dirección de la interpretación adventista del Séptimo Día. &nbsp;Me limitaré a mencionar tres de ellas. &nbsp;En primer lugar, es evidente que Jesús tuvo una existencia anterior a su encarnación, y esto puede entenderse, al menos en parte, como que se trata del "ángel del Señor", concepto que aparece varias veces en el Antiguo Testamento. &nbsp;En otras palabras, las apariciones del Ángel de Jehová en el Antiguo Testamento son a menudo las apariciones de quien más tarde es conocido como Jesús, el Hijo de Dios. Curiosamente, algunos de los que oponen firmemente a que Jesús sea identificado como Miguel, no tienen ningún problema con Jesús como el Ángel del Señor [27].</p><p>En segundo lugar, el Miguel que aparece en Daniel no sólo es explícitamente descrito como un "príncipe", sino implícitamente como un "rey". &nbsp;En Dan. 12:01 Miguel "se levanta", y el verbo hebreo que expresa este concepto se presenta en más de una docena de versículos en el capítulo 11, donde en la mayoría de los casos se refiere a un rey victorioso que se levanta para regir. &nbsp;Miguel es el último "rey" en "levantarse" y gobernar victoriosamente. &nbsp;El que recibe el dominio del Anciano de Días en Daniel 7 es el "Hijo del Hombre" (Dan 7:14; Cf. v. 27). &nbsp;Y algunos han identificado a este "Hijo del Hombre" como Miguel [28]. &nbsp;En este sentido se debería entender que Miguel es algo más que un "príncipe" o "arcángel"; es el rey escatológico, que no sólo libera a su pueblo, sino que recibe el dominio y el reinado [29].</p><p>Y tercero, las tradiciones acerca de Miguel dentro del judaísmo fueron transferidas por algunos (como Justino Mártir en <em>Dial</em>. 61,1, 62,4-5) a Cristo en el cristianismo primitivo, sin que ello implique sugerir que tenía una naturaleza angélica. &nbsp;Darrell D. Hannah señala que la utilidad de estas tradiciones sobre Miguel en la cristología temprana "era real, aunque no se puede decir que haya sido el elemento más importante en los primeros esfuerzos del cristianismo por comprender y dilucidar el significado de Jesucristo" [30]. &nbsp;La asociación de Jesús con Miguel no es un fenómeno reciente, en realidad es antiguo. &nbsp;¿Por qué?</p><p>No creo que el adventismo del Séptimo Día ha llegado a sus conclusiones sobre la relación de Jesús con Miguel simplemente porque está interesado en (arc)ángeles, o incluso en comprender más sobre Jesús. &nbsp;Más bien, yo diría que los adventistas hablan de "Jesús como Miguel" debido a cuatro razones (sin ningún orden en particular): (1) nuestra comprensión del "conflicto de los siglos", sobre todo a partir del tema de la "batalla en los cielos" del capítulo 12 de Apocalipsis [31]; (2) el énfasis en la segunda venida de Jesús, con 1 Tes. 4:16 como texto clave; (3) el gran interés del adventismo temprano en el libro de Daniel (a pesar de todas las referencias a Miguel en la que quizás sea la parte más descuidada del libro de Daniel por los adventistas –capítulos 10-12); y (4) las declaraciones de Elena de White sobre el tema [32].</p><p>Si bien dentro del adventismo del Séptimo Día hay enseñanzas breves sobre el tema y defensas más extensas contra los críticos, se encuentran muy pocos trabajos académicos sobre el tema. &nbsp;Existe en la literatura adventista del Séptimo Día un estudio completo sobre Miguel desde el punto de vista del Antiguo Testamento [33], pero no tengo conocimiento de ningún estudio sostenido y detallado de este material en relación con los importantes textos del Nuevo Testamento que mencionan a Miguel y/o "arcángel". &nbsp;Este tipo de estudio, que se centraría en la persona y obra de Jesús y en los temas conexos que son de gran interés en el adventismo del Séptimo Día, debería ser una prioridad.</p><p>________________________________________</p><p>[1] A menos que se indique lo contrario, todas las citas bíblicas en Inglés son de la <em>New Revised Standard Version</em>(NRSV).</p><p>&nbsp;</p><p>[2] Curiosamente, el libro que acompaña a la <em>Guía de Estudio de la Escuela Sabática para Adultos</em> (julio - septiembre de 2012) en la sección de 1 y 2 Tesalonicenses no menciona esto en su discusión del pasaje (Jon Paulien, <em>Cartas a los Tesalonicenses</em> [Nampa, ID: Pacific Press, 2012], 96-100).</p><p>[3] Núm. 13:13; 1 Crónicas 5:13-14; 6:40; 7:3; 8:16; 12:20; 27:18; 21:2; 08:08; Esd, 10:13; Dan. 21; 12:1; Judas 9; Apoc. 12:7.</p><p>[4] Dan. 10:13, 21; 12:1; Judas 9; Apoc. 12:7.</p><p>[5] <em>Seventh-day Adventist Encyclopedia</em>, Comentario de referencia de la serie 11 (1996 ed.), Sv "Miguel, el arcángel".</p><p>[6] No he podido encontrar ninguna referencia a esta enseñanza, ya sea en las creencias fundamentales enumeradas o en la exposición asociada de <em>Creencias de los adventistas del Séptimo Día: Una Exposición de las Creencias Fundamentales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día</em>, 2 ª ed. (Boise, ID: Pacific Press, 2005).</p><p>[7] Cf., por ejemplo, Doug Batchelor, "¿Quién es el arcángel Miguel?", Disponible en <a href="http://www.amazingfacts.org/free-stuff/online-library/book-viewer.aspx?g=5fe12b9b-4ec2-4dc1-a765-743d8e18d863&amp;l=en&amp;t=Who%20Is%20Michael%20The%20Archangel">http://www.amazingfacts.org/free-stuff/online-library/book-viewer.aspx?g=5fe12b9b-4ec2-4dc1-a765-743d8e18d863&amp;l=en&amp;t=Who%20Is%20Michael%20The%20Archangel</a>? (Consultado el 13 de agosto de 2012); Shawn Boonstra (el ex locutor del ministerio de medios de comunicación “Está escrito”), "San Miguel Arcángel-Parte I", disponible en http://www.youtube.com/watch?v=RzovXoNzilU, (consultado el 13 de agosto 2012), idem, "Miguel el Arcángel-Part II", disponible en http://www.youtube.com/watch?v=f4HUpnvsPa8 (consultado el 13 de agosto 2012); Malcolm Bull y Lockhart Keith, <em>Buscando un santuario: el adventismo del Séptimo Día y el sueño americano</em>, 2 ª ed. (Bloomington, IN: Indiana University Press, 2007), 72; Desmond Ford, <em>Daniel</em> (Nashville: Southern Publishing, 1978), 242; Frank B. Holbrook, <em>"El Conflicto de los Siglos," Manual de Teología Adventista del Séptimo Día</em>, ed. Raoul Dederen, Series Comentario de Referencia 12 (Hagerstown, MD: Review and Herald, 2000), 977-78; Robert Leo Odom, <em>El Ángel extraordinario de Israel</em> (Bronx, Nueva York: Instituto del Patrimonio israelita, 1985); Gerhard Pfandl, <em>Daniel: El vidente de Babilonia</em> (Hagerstown, MD: Review and Herald, 2004), 103, 116; William H. Shea, <em>Daniel: una guía del lector</em> (Nampa, ID: Pacific Press, 2005), 238; Zdravko Stefanovic, <em>Daniel: La sabiduría de los sabios</em> (Nampa, ID: Pacific Press, 2007), 389; Ellen G. White, <em>El Deseado de Todas las Gentes: El conflicto de los siglos ilustrado en la vida de Cristo</em> (Boise, ID: Pacific Press, 1898), 99, 421; idem, <em>Primeros escritos de Ellen G. White</em> (Washington, DC: Review and Herald, 1882), 164; idem, <em>La Historia de los Patriarcas de los Profetas: Como se ilustra en las vidas de los santos hombres de Dios </em>(Boise, ID: Pacific Press, 1958) , 478-79; idem, <em>La Historia de Profetas y Reyes: Como se ilustra en la cautividad y la restauración de Israel </em>(Boise, ID: Pacific Press, 1917), 572.</p><p>[8] Jack J. Blanco, <em>The Clear Word Bible: una paráfrasis para nutrir la fe y el Crecimiento</em> (np, 1994). Su traducción de Judas 9 se refiere a ". . . Señor Jesucristo, también llamado Miguel, el arcángel encargado de todas las huestes angélicas . . . ". &nbsp;Mientras que su traducción de Apocalipsis 12:7 se refiere a "Miguel Hijo de Dios".&nbsp; Una edición posterior, titulada <em>The Clear Word: Una paráfrasis expandida para edificar la fe y nutrir el crecimiento espiritual</em> (np, 2003) traduce así 1 Tes. 4:16: “Cuando Cristo desciende del cielo como el Arcángel. . . "; y Judas 9: ". . . Señor Jesús, también llamado el arcángel Miguel, porque él está sobre todas las huestes angelicales . . .".&nbsp; En esta edición, Apoc. 12:07 todavía se refiere a "el Hijo de Dios, Miguel".</p><p>[9] Véase, por ejemplo, <em>Perspicacia para comprender las Escrituras</em> (Brooklyn, NY: Watch Tower Bible and Tract Society of New York / International Bible Students Association, 1988). &nbsp;S.v. <em>"Michael", Apocalipsis: su magnífica culminación!</em> (Watch Tower Bible and Tract Society of New York / International Bible Students Association, 1988), 180-81.</p><p>[10] Cf. <em>Seventh-day Adventist Encyclopedia</em>, S.V. "Miguel, el Arcángel", <em>Adventistas del Séptimo Día responden Questions on Doctrine: una explicación de algunos aspectos fundamentales de las creencias adventistas del séptimo día</em> (Washington, DC: Review and Herald, 1957), 71-86.</p><p>[11] Cf.. Deut 2:26; Jos 6:17, 25; 7:22; 1 Sam 6:21; 11:3, 4, 7, 9; 16:19; 19:11, 14-16, 20-21; etc.</p><p>[12] Hag 1:13.</p><p>[13] Mal 2:7.</p><p>[14] En reacción a las enseñanzas sobre Jesús y Miguel por los Testigos de Jehová, véase, por ejemplo, Ron Rhodes, <em>Razonamiento a partir de las Escrituras con los testigos de Jehová</em> (Eugene, OR: Harvest House, 1993), 173-94.</p><p>[15] Véase, por ejemplo, Walter Martin, "El rompecabezas del Adventismo del Séptimo Día", revisado y editado por Gretchen Passantino, de Walter Martin, <em>El Reino de los Cultos</em>, rev. 35o aniversario ed., Ed. Hank Hanegraaff (Minneapolis: Bethany House, 1997), 605. La Internet también ofrece una serie de duras críticas de la posición adventista del séptimo día.</p><p>[16] Abraham J. Malherbe, <em>Las Cartas a los Tesalonicenses</em>, Anchor Bible 32B (New York: Doubleday, 2000), 273.</p><p>[17] Véase, por ejemplo, Ernest Best, <em>Un Comentario sobre las Epístolas Primera y Segunda a los Tesalonicenses</em>, Comentarios del Nuevo Testamento Harper (Nueva York: Harper &amp; Row, 1972), 196, FF Bruce, <em>1 y 2 Tesalonicenses</em>, Word Biblical Commentary 45 (Waco, TX: Word, 1982), 100; I. Howard Marshall, <em>1 y 2 Tesalonicenses</em> [A Commmentary]: <em>Basado en la versión Reina-Valera</em> (Vancouver, Canadá: Regent, 1983), 128; David J. Williams, <em>1 y 2 Tesalonicenses</em>, Nuevo Comentario Bíblico Internacional, Serie Nuevo Testamento (Peabody, MA: Hendrickson, 1992), 83; Charles A. Wanamaker, <em>Las epístolas a los Tesalonicenses: Un comentario sobre el texto griego</em>, Comentario Internacional del Nuevo Testamento griego (Grand Rapids: Eerdmans, Carlisle, Inglaterra: Paternoster, 1990), 173; Malherbe afirma con cautela que esa interpretación es "natural" (<em>Cartas</em>, 274).</p><p>[18] Cf. Bruce, <em>1 y 2 Tesalonicenses</em>, 101; James Everett Frame, <em>Un comentario crítico y exegético de las epístolas de S. Pablo a los Tesalonicenses</em>, Comentario Crítico Internacional (Edinburgh: T &amp; T Clark, 1912), 174; Malherbe, <em>Cartas</em>, 274; <em>Marshall, 1 y 2 Tesalonicenses</em>, 129; Wanamaker, <em>Epístolas</em>, 173-74.</p><p>[19] Sobre la asociación de un sonido de trompeta con una voz en el relato del Sinaí, véase también Éxodo 19:19; 20:18-19; 12:18-19 y Hebreos. Sobre la relación del grito de Dios y el sonido de una trompeta en la versión griega del Salmo 47:6 (LXX 46:6) y, posiblemente, que este texto es un trasfondo para 1 Tesalonicenses 4:16, ver CFD Moule, <em>El origen de la Cristología</em> (Cambridge, Inglaterra: Cambridge University Press, 1977), 42. &nbsp;Cf. también LXX Josh 6:20 y 97:6 Sal (Esp. 98:6).</p><p>[20] Así Leon Morris, <em>Las Epístolas de Pablo a los Tesalonicenses: Introducción y Comentario</em>, Tyndale Comentarios del Nuevo Testamento (Leicester, Inglaterra: Inter-Varsity, Grand Rapids: Eerdmans, 1984), 93; Williams, 1 y 2 Tesalonicenses, 83-84. La <em>Guía de Estudio Bíblico de la Escuela Sabática</em> sobre 1 y 2 Tesalonicenses, con Jon Paulien como el principal contribuyente, dice esto: "La segunda venida de Jesús es un acontecimiento ruidoso. &nbsp;Se acompaña de un grito de mando de un arcángel y con trompeta de Dios" (1 y 2 Tesalonicenses, <em>Adult Sabbath School Bible Study Guide</em>, Julio-Septiembre 2012 [Nampa, ID: Pacific Press, 2012], 68 [edición estándar]) .</p><p>[21] Las listas incluyen normalmente cuatro o siete arcángeles. <em>1 Enoc 20:1-7</em> lista Suru'el / Uriel, Rafael, Ragüel, Miguel, Saraqa'el / Sariel, Gabriel, y algunas versiones de este capítulo también incluyen a un Remiel. Rafael indica en Tob 12:15 que él es uno de los siete ángeles que “entran en la gloria de Dios”.&nbsp; Esto es similar a Apocalipsis 8:2, que menciona a “los siete ángeles que estaban en pie ante Dios”.&nbsp; 1 Enoc 40:9 menciona a Miguel, Rafael, Gabriel y Fanuel como los ángeles principales en la presencia de Dios. &nbsp;Sobre los diferentes números y nombres, véase JW van Henton, "Arcángel", <em>Diccionario de deidades y demonios en la Biblia</em> (DDD) (1999), 80-82.</p><p>[22] Véase el análisis del Corolario de Apolonio, en Daniel B. Wallace, <em>Gramática Griega más allá de lo básico</em> (Grand Rapids, MI: Zondervan, 1996), 250-52.</p><p>[23] Véanse las sugerencias de Frame, <em>Comentario crítico y exegético</em>, 175; Colin R. Nicholl, “Michael, the Restrainer Removed (2 Thess. 2:6-7)”, en su obra <em>De la esperanza a la desesperación en Tesalónica: Situando a 1 y 2 Tesalonicenses</em>, Sociedad de Estudios del Nuevo Testamento 126 (Cambridge, Inglaterra: Cambridge University Press, 2004), 231; D. Stuart, "Michael," The International Standard Bible Encyclopedia (1986 ed.), 347-48; Duane F. Watson, "Michael (Ángel)," Anchor Bible Dictionary (1992), 4:811. Cf. M. Mach, "Michael", DDD (1999), 569-72.</p><p>[24] Stuart, "Michael", 347.</p><p>[25] Sobre esto, cf. las referencias en Nicholl, "Miguel, el que detiene, eliminado", 230-32; Stuart, "Michael", 347-48; Watson, “Michael”.</p><p>[26] Véase Lewis O. Anderson, Jr., "La figura de Miguel en el Libro de Daniel" (tesis ThD, Andrews University, 1997), 145-49. &nbsp;Sin embargo, Jacques B. Doukhan no está de acuerdo (<em>Secretos de Daniel: Sabiduría y sueños de un príncipe judío en el exilio</em>; Hagerstown, MD: Review and Herald, 2000), 163.</p><p>[27] Véase, por ejemplo, Charles A. Gieschen, "El caso de Miguel en Apocalipsis 12: Ángel Creado o el Hijo de Dios?" Concordia Teological Quarterly 74 (2010): 143, y cf. idem, <em>Cristología Angelomórfica: antecedentes y la evidencia preliminar</em>, Arbeiten zur Geschichte des antiken Judentums und des Urchristentums 42 (Leiden: Brill, 1998), 325, n. 33, donde se asocia a Jesús con el arcángel en 1 Tesalonicenses 4:16. &nbsp;Sobre Jesús, como el Ángel del Señor, cf. Margaret Barker, <em>El Gran Ángel: Un Estudio del Segundo Dios de Israel</em> (Louisville, KY: Westminster / John Knox, 1992); Gunther H. Junker, "Jesús y el Ángel del Señor: Un Paradigma del Antiguo Testamento para la cristología New Testament" (PhD disertación, Trinity Evangelical Divinity School, 2001).</p><p>[28] Por ejemplo, John J. Collins, <em>La visión apocalíptica del libro de Daniel</em>, Monografías Harvard Semitic 16 (Missoula, MT: Scholars, 1977), 144-47; idem, <em>Daniel, Hermeneia</em> (Minneapolis: Fortress, 1993), 304-10, 318-19, John Day, <em>Conflicto de Dios con el Dragón y el mar: Ecos de un mito cananeo en el Antiguo Testamento</em>,Publicaciones Orientales de la Universidad de Cambridge 35 (Cambridge, Inglaterra: Cambridge University Press, 1985), 151-78; André LaCocque, <em>El Libro de Daniel</em>, trad. David Pellauer, ed. André LaCocque (Atlanta: John Knox, 1979), 133-34; Benedikt Otzen, “Miguel y Gabriel: Problemas Angelológicos en el Libro de Daniel”, en <em>Las Escrituras y los rollos: Estudios en honor de AS van der Woude en ocasión de su cumpleaños número 65</em>, ed. F. García Martínez, A. Hilhorst y CJ Labuschagne, Suplementos Vetus Testamentum 49 (Leiden: Brill, 1992), 118; y N. Schmidt, "El Hijo del Hombre en el Libro de Daniel," <em>Journal of Biblical Literature</em> 19 [1900]: 22-28.</p><p>[29] Véase la discusión en Jacques B. Doukhan, <em>Daniel: La Visión del Fin</em> (Berrien Springs, MI: Andrews University Press, 1987), 100.</p><p>[30] Darrell D. Ana, <em>Miguel y Cristo: Tradiciones sobre Miguel y Cristología del Ángel en el Cristianismo primitivo</em>, en Early Christianity, Untersuchungen zum Neuen Wissenschaftliche Testament, 2ª serie, 109 (Tübingen: Mohr Siebeck, 1999), 220.</p><p>[31] Véase Holbrook, "El Conflicto de los Siglos", 977-78.</p><p>[32] Véase la jurisprudencia citada en la nota siete arriba.</p><p>[33] Anderson, "La figura de Miguel".</p><p>(Traducido por Carlos Enrique Espinosa)</p> Escuela sabática Q3 2012 Sabbath School commentary Spanish Thessalonians Wed, 29 Aug 2012 15:15:20 +0000 Wendy Trim 4711 at http://spectrummagazine.org “El agitador predica la paz” http://spectrummagazine.org/article/alden-thompson/2012/08/17/%E2%80%9Cel-agitador-predica-la-paz%E2%80%9D <div class="field field-type-filefield field-field-image"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <div class="filefield-file"><img class="filefield-icon field-icon-image-jpeg" alt="image/jpeg icon" src="http://spectrummagazine.org/sites/all/modules/filefield/icons/image-x-generic.png" /><a href="http://spectrummagazine.org/sites/default/files/462px-Aung_San_Suu_Kyi_17_November_2011.jpeg" type="image/jpeg; length=14178">462px-Aung_San_Suu_Kyi_17_November_2011.jpeg</a></div> </div> </div> </div> <div class="field field-type-text field-field-subheader"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Comentario de la lección de la Escuela Sabática para el 18 de agosto, 2012 1 y 2 Tesalonicenses: &quot;Vive una vida santa&quot; (1 Tes. 4:1-12) </div> </div> </div> <p>&nbsp;</p><p>Asombroso. &nbsp;El agitador argumenta a favor de la paz. &nbsp;Eso es lo que Pablo hace en su primera carta a los creyentes de Tesalónica (1 Tes. 4:10-12).</p><p>Nuestra primera tarea, sin embargo, es la de documentar la reputación de Pablo como un agitador. &nbsp;Mi sospecha es que la mayoría de los creyentes "recuerdan" los pasajes de Pablo que fomentan la paz, y no su papel como un elemento perturbador del primer siglo: "El amor es sufrido, es benigno" (1 Cor. 13, <em>VRS</em>), "pensad" en lo "puro", lo "encantador", lo "admirable" (Fil. 4:8, <em>NVI</em>), "El fruto del Espíritu es amor, gozo, paz" (Gál. 5:22, <em>NVI</em>). ¿Cómo podrían tales gemas venir de un agitador? &nbsp;Sigue leyendo.</p><p>La actividad agitadora de Pablo está documentada en Hechos 16 y 17, en la historia de la fundación de tres comunidades cristianas en Macedonia, y otras en Filipos, Tesalónica y Berea. &nbsp;Después de la invitación nocturna, "Pasa a Macedonia y ayúdanos", Pablo y Silas se dirigieron a Filipos, una importante ciudad romana de Macedonia, donde una mujer esclava, una adivina, comenzó a seguirlos anunciando a voz en cuello: "Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino para ser salvos".</p><p>A Pablo no le gustó el acto de Relaciones Públicas. &nbsp;De hecho, le resultó tan irritante que un día se dio la vuelta y, en el nombre de Jesucristo, ordenó al espíritu que saliera de la mujer. &nbsp;Habiendo perdido su fuente de ingresos, los amos de la esclava arrastraron a Pablo y Silas hasta el mercado para que enfrentaran a las autoridades. &nbsp;Después de ser golpeados, Pablo y Silas fueron arrojados a la cárcel.</p><p>Fue una noche emocionante en la cárcel: un servicio de himnos a medianoche, un terremoto, y la conversión del carcelero y toda su familia. &nbsp;Por la mañana, las autoridades enviaron a decir que dejaran a los presos en libertad. &nbsp;Pero Pablo insistió en sus derechos como ciudadanos romanos, y exigió una disculpa oficial. &nbsp;Alarmados, los magistrados vinieron y pidieron disculpas, pero también les pidieron que abandonaran la ciudad. &nbsp;Pablo y Silas cumplieron las instrucciones.</p><p>Su siguiente parada fue en Tesalónica, donde Pablo discutió en la sinagoga judía tres sábados seguidos. &nbsp;Su presentación de Jesús, el Mesías sufriente, dio como resultado la conversión de judíos principales y gentiles temerosos de Dios. &nbsp;Sin embargo, otros judíos se enfurecieron, formaron un grupo y empezaron una revuelta en la ciudad. &nbsp;Esa noche los creyentes enviaron a Pablo ya Silas hasta Berea.</p><p>Los airados judíos de Tesalónica, siguiendo a Pablo y a Silas a Berea, agitaron a la multitud allí también. &nbsp;Los creyentes de inmediato enviaron a Pablo a la costa, aunque Silas y Timoteo se quedaron atrás.</p><p>En resumen, en los tres lugares Pablo causó tantos problemas que debió retirarse, ya sea que fuera enviado lejos por las autoridades (Filipos) o que huyera por su propia cuenta con la ayuda de los creyentes (Tesalónica y Berea). &nbsp;Fuera o no su culpa, sólo causaba problemas.</p><p>La historia de Pablo como problemático está en el centro de la narración de Hechos 16 y 17, y los ecos de ese problema se pueden escuchar en la correspondencia de Pablo con los tesalonicenses. &nbsp;En 1 Tes. 2:2, por ejemplo, se informa que él y Silas habían sido "ultrajados" en Filipos. &nbsp;Pero él no da ninguno de los detalles que se encuentran en el libro de los Hechos. &nbsp;De hecho, dado su historial de alborotador en Hechos, su consejo de 1 Tes. 4:11-12 es realmente sorprendente: 1) Que procuréis –incluso ambicionéis–tener tranquilidad; 2) Que os ocupéis en vuestros asuntos, 3) Que trabajéis con vuestras propias manos, 4) Que ganéis el respeto de los extraños; 5) y que no dependáis de nadie (cf. 1 Tes 4:11-12, <em>NVI</em>).</p><p>Pablo, el agitador contra-cultural, ahora está aconsejando a los creyentes que se establezcan, que lleven una vida tranquila y que ganen el respeto de los forasteros. &nbsp;En otras palabras, Pablo exhorta a los creyentes a trabajar dentro de la cultura, no en contra de ella. &nbsp;Un sociólogo diría que Pablo casi ha abandonado la convocatoria sectaria de plantarse en contra de la cultura como una voz crítica. &nbsp;En su lugar, hace un llamamiento a los creyentes a transformar la cultura desde dentro.</p><p>En líneas generales, un patrón similar se observa en la experiencia de Elena G. de White. &nbsp;Ella y sus primeros compatriotas adventistas proclamaron el mensaje del segundo ángel de Apocalipsis 14:8: "Ha caído Babilonia" (<em>VKJ</em>), y lo relacionaron con el mensaje del otro ángel de Apocalipsis 18:4: "Salid de ella pueblo mío".&nbsp; Fue un mensaje estridente, de confrontación, esencial para marcar los límites de la primera comunidad adventista.</p><p>Pero, ¿qué le sucede a una comunidad a través del tiempo si sostiene aquel espíritu de ataque? &nbsp;&nbsp;Fácilmente se despedaza, cuando los miembros se convierten en pendencieros y agresivos con los demás. &nbsp;En el adventismo, he trazado el movimiento de Elena de White de la confrontación a la cooperación, a medida en que se relacionaba con la cultura no adventista. &nbsp;Podemos oír los ecos de esa transformación en este consejo notable para un hermano que iba a Sudáfrica como misionero:</p><p>Al trabajar en un campo nuevo, no crea que es su deber decirle a la gente desde el comienzo: somos Adventistas del Séptimo Día, creemos que el séptimo día es el sábado, creemos en la no inmortalidad del alma. &nbsp;A menudo, esto sería erigir una barrera formidable entre usted y las personas que desea alcanzar. &nbsp;Hable con ellos, cuando tenga la oportunidad, sobre los puntos de la doctrina en los que estén de acuerdo. &nbsp;Insista en la necesidad de la piedad práctica. &nbsp;Deles pruebas de que usted es un cristiano, que desea la paz, y que ama sus almas. &nbsp;Hágales ver que usted es concienzudo. &nbsp;Así ganará su confianza; y habrá tiempo suficiente para las doctrinas. &nbsp;Gane los corazones, prepare el terreno, y luego siembre la semilla, presentando la verdad en amor, tal cual es en Jesús (<em>Obreros evangélicos</em>, 119-120 [1915]; <em>Evangelismo</em>, 200 [48-49]. &nbsp;Cf &nbsp;"Carta a un ministro y su esposa enviados a África" ​​[25 de junio 1887 = Carta 12, al pastor Boyd, casi palabra por palabra del "original" de la cita de <em>Obreros evangélicos</em>] en <em>Testimonios para el sur de África</em>, pp. 14-20).</p><p>&nbsp;Los cristianos están llamados a vivir en la peligrosa tierra de nadie, entre el ataque a la cultura en que vivimos y el tratar de transformarla desde dentro. &nbsp;Pablo debe haberse dado cuenta de que su agitado recorrido a través de Macedonia no era un buen modelo para un testimonio perenne cristiano en una comunidad en particular. &nbsp;Así que aconsejó a los creyentes "llevar una vida tranquila" y tratar de "ganarse el respeto de los extraños" (1 Tes. 4:11-12).</p><p>Ese podría ser un oportuno consejo para los cristianos devotos de hoy en día, incluso para los adventistas devotos.</p><p><strong>(Traducido por Carlos Enrique Espinosa)</strong></p> Escuela sabática Q3 2012 Sabbath School commentary Spanish Thessalonians Fri, 17 Aug 2012 13:33:42 +0000 Wendy Trim 4679 at http://spectrummagazine.org “Fe, Esperanza y Amor” http://spectrummagazine.org/article/escuela-sab%C3%A1tica/2012/07/26/%E2%80%9Cfe-esperanza-y-amor%E2%80%9D <div class="field field-type-filefield field-field-image"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <div class="filefield-file"><img class="filefield-icon field-icon-image-jpeg" alt="image/jpeg icon" src="http://spectrummagazine.org/sites/all/modules/filefield/icons/image-x-generic.png" /><a href="http://spectrummagazine.org/sites/default/files/691px-Heinrich_Maria_von_Hess_001_0.jpeg" type="image/jpeg; length=81451">691px-Heinrich_Maria_von_Hess_001.jpeg</a></div> </div> </div> </div> <div class="field field-type-text field-field-subheader"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Comentario de la Lección 4 de la Escuela Sabática, para el sábado 28 de julio de 2012 </div> </div> </div> <p>&nbsp;</p><p align="center">&nbsp;</p><p>Puede ser fácil saltar más allá de los primeros versículos de 1 Tesalonicenses. &nbsp;Pablo a menudo comienza sus cartas con elogios para las personas a las que está escribiendo. &nbsp;(La única excepción notable es Gálatas, lo que demuestra que puede adoptar un enfoque de mayor confrontación, si es necesario. &nbsp;En Gálatas, Pablo demuestra que no utiliza una introducción de agradecimiento si no se merecía.)</p><p>Otra razón por la que algunos podrían desplazarse más rápidamente a través del principio de Tesalonicenses, es la sensación de que el corazón del libro está todavía a tres capítulos de distancia, en la discusión sobre la segunda venida de Jesucristo, a partir de 1 Tesalonicenses 4:13.</p><p>Sin embargo, hay mucho que valorar en los versículos iniciales de la carta, incluso en textos aparentemente inocentes, como el capítulo 1:3 (<em>NVI)</em>:</p><p><strong>"Nosotros recordamos delante de nuestro Dios y Padre vuestra obra producida por la fe, vuestro trabajo motivado por el amor, y vuestra resistencia inspirada por la esperanza en nuestro Señor Jesucristo".</strong></p><p>¿Alabar a los miembros por su trabajo, obra, y resistencia? &nbsp;Pablo predicaba que somos salvos por la fe. &nbsp;¿Se contradice este versículo con el rechazo de Pablo de las obras de la ley que se encuentra en Gálatas 3 y 4? &nbsp;Sin duda, aquí se plantea la cuestión debatida a través de los siglos. &nbsp;¿Somos salvos por la elección de Dios o por nuestras obras? &nbsp;A primera vista, parece que Pablo expresa su continua acción de gracias por la piedad cristiana que demuestra esta iglesia que él empezó y que con tanto amor cuida.</p><p>Algunos principios hacen que sea difícil entrar muy profundamente en el debate:</p><p>1. En Tesalonicenses, al igual que en todas las cartas de Pablo, tenemos <strong>una conversación unilateral.</strong> &nbsp;No sabemos lo que los miembros le decían a Pablo en sus cartas, y tampoco sabemos lo que Pablo dijo verbalmente a la iglesia cuando la estableció. &nbsp;Qué asunto le dio forma a las cartas –la relación entre Pablo y los Tesalonicenses— es en gran parte desconocido. &nbsp;Tenemos algunas vislumbres en el libro de los Hechos, pero no es suficiente para ayudarnos de manera significativa.</p><p>2. <strong>Pablo no estaba escribiendo un tratado teológico claramente articulado para todas las edades en sus cartas a los tesalonicenses.</strong> &nbsp;El escribe en relación con las necesidades de la iglesia en el momento. &nbsp;&nbsp;No habla de cuestiones sobre las que la iglesia ya está bien informada.</p><p>Aún así, es gratificante investigar un poco más. &nbsp;El apóstol está contento con la “obra” y el “trabajo”, dos palabras que son casi sinónimas de un “esfuerzo extenuante”. &nbsp;Aquí Pablo está agradecido por el duro trabajo demostrado en la dedicada vida de los miembros, especialmente al enfrentar una severa persecución.</p><p>Al mismo tiempo, ¡Pablo está agradecido por la elección divina que los buscó y los escogió como hijos de Dios! &nbsp;Lógicamente, estas dos cosas parecen no tener relación, y conducen al lector a preguntarse: ¿Cómo es esto? &nbsp;¿La soberanía de Dios o la voluntad humana? &nbsp;El debate continúa.</p><p>También debemos reconocer que Tesalonicenses es sólo una pequeña parte de la evidencia bíblica que podría ser utilizada para responder a la pregunta. &nbsp;Creo que la presentación del apóstol hace poco para resolver el problema, excepto reconocer que <strong>ambas opciones se presentan sin que una disminuya a la otra.</strong> &nbsp;Las "obras" a las que Pablo se refiere no son pre-requisitos para la salvación sino los frutos naturales del Espíritu Santo que habita dentro de nosotros. &nbsp;Todos podemos estar agradecidos a Dios por su "Gracia admirable . . . que salvó a un miserable como yo. &nbsp;¡Que una vez fui . . . ciego, pero ahora veo!"</p><p>Pablo dice en el versículo 3 que él está agradecido por la "resistencia" del pueblo. &nbsp;Esta palabra se utiliza a menudo en referencia a una fe que sigue siendo fuerte frente a la persecución. &nbsp;Esta resistencia se basa en la esperanza que tienen en el Señor, y es la razón, creo yo, para la afirmación del capítulo 4 relativa a "los que duermen" y que no quedarán atrás cuando Jesús venga. &nbsp;La esperanza en el Señor siempre es vindicada.</p><p>En su comentario sobre Tesalonicenses, D. Michael Martin lo expresó tan bien que me sentí impulsado a "tweetear" (@ Barbarosa) el siguiente pasaje para que otros tengan la oportunidad de disfrutar también de él.</p><p><em>Los creyentes son capaces de soportar a causa de la esperanza que tienen en el Señor. &nbsp;La "esperanza" no expresa un deseo sin fundamento, sino una expectativa confiada de la labor futura del Señor. &nbsp;Que los cristianos vivan con expectación (esperanza) es una prueba de la autenticidad de su compromiso y confianza en el Señor. &nbsp;Es esta prueba de una fe genuina lo que Pablo estaba celebrando en su acción de gracias. &nbsp;Cuando en nuestras iglesias la fe y el amor se demuestran con hechos y palabras, cuando la esperanza permite la resistencia, nuestros líderes tienen motivo de gozosa acción de gracias y la obligación de afirmar la comunión.</em></p><p>Me gusta tomar personalmente la afirmación de Pablo en 1 Tesalonicenses 1:4. &nbsp;Puedo reemplazar "hermanos" con mi propio nombre. "Porque sabemos, <em>Fred</em> amado de Dios, que Su elección eres tú" (<em>NBAS</em>). &nbsp;¡Esta es la base para un corazón agradecido! &nbsp;Es como si Pablo nos estuviera diciendo a todos nosotros: "¡Gracias por elegir a Dios, porque Él os ha elegido!"</p><p>Aquí parece establecido un principio fundamental: si usted va a llamarse a sí mismo un cristiano, debe vivir como tal. &nbsp;La iglesia y sus miembros disfrutan de una relación especial con Dios, y esto debería ser evidente para los observadores externos.</p><p>Pablo está muy agradecido por dos cosas en esta apertura de su carta a su amada iglesia de Dios: la elección de Dios y el compromiso del pueblo con Dios. &nbsp;"No hay ninguna indicación en la correspondencia de Tesalónica de que Pablo considere estas dos verdades incompatibles" (Martin).</p><p>Al estudiar este pasaje, vemos que las dos siempre van juntas. &nbsp;Somos conscientes de que Cristo nos ha elegido, y vamos a demostrar ese compromiso por la forma en que vivimos y tratamos a los demás. &nbsp;Es una gran cosa tener la afirmación de un gran apóstol, pero más sinceramente anhelo el reconocimiento de mi Señor y Maestro. &nbsp;Espero algún día escuchar: "Bien hecho, buen siervo y fiel".</p><p>(Traducido por Carlos Enrique Espinosa)</p><p>&nbsp;</p> Escuela sabática Q3 2012 Sabbath School commentary Spanish Thessalonians Thu, 26 Jul 2012 17:02:13 +0000 Wendy Trim 4628 at http://spectrummagazine.org “Las cartas a los Tesalonicenses: el contexto greco-romano” http://spectrummagazine.org/article/ben-holdsworth/2012/07/24/%E2%80%9Clas-cartas-los-tesalonicenses-el-contexto-greco-romano%E2%80%9D <div class="field field-type-filefield field-field-image"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <div class="filefield-file"><img class="filefield-icon field-icon-image-jpeg" alt="image/jpeg icon" src="http://spectrummagazine.org/sites/all/modules/filefield/icons/image-x-generic.png" /><a href="http://spectrummagazine.org/sites/default/files/740px-Pompeii_-_Temple_of_Isis_-_Io_and_Isis_-_MAN.jpeg" type="image/jpeg; length=19923">740px-Pompeii_-_Temple_of_Isis_-_Io_and_Isis_-_MAN.jpeg</a></div> </div> </div> </div> <div class="field field-type-text field-field-subheader"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Comentario de la Lección 3 de la Escuela Sabática, para el 21 de julio, 2012 </div> </div> </div> <p>&nbsp;</p><p>Hace dos semanas le "prometí" a mi esposa, "esto no tomará mucho tiempo". &nbsp;Eso es más largo de lo previsto, con abundantes notas sobre las fuentes-hambre. &nbsp;Tómese el tiempo para leer y pensar, y considerar algunas cosas. Si lo que sigue es desconcertante, bienvenido a leer el Nuevo Testamento en el mundo de la audiencia inicial, en lugar del nuestro. De este modo, obtenemos una imagen más profunda y multidimensional, y más completa del contexto del mensaje de Pablo.</p><p>Durante mucho tiempo he sido un admirador de la erudición del principal contribuyente de esta G<em>uía de estudio</em>. &nbsp;Las investigaciones del Dr. Paulien me resultaron valiosísimas cuando enseñé Apocalipsis. &nbsp;Yo también me identifico con el reto de escribir las lecciones para un trimestre de la Escuela Sabática, tratando de sintetizar una enorme cantidad de información sobre un tema complejo.</p><p>Dicho esto, hay algunas diferencias en nuestra manera de entender el contexto histórico de Tesalónica y las cartas a los Tesalonicenses.</p><p>En los tres primeros días de la lección de esta semana, la fuente principal que se utiliza para dar forma a la discusión es una hipótesis de investigación formulada por Robert Jewett. &nbsp;Según lo detallado por otros estudiosos del Nuevo Testamento y de la Historia Clásica, los puntos de vista de Jewett son en gran medida erróneos con relación a Tesalónica y su contexto histórico. &nbsp;Teniendo en cuenta esto, la información de la lección y sus conclusiones deben ser reformadas considerablemente. &nbsp;Por lo tanto, mis comentarios de esta semana son un tanto "contra-lección" en lo que respecta a las cuestiones históricas contextuales de la Tesalónica greco-romana, sus religiones, y el contexto moral y religioso de mediados del siglo primero e la E.C.</p><p>Nota: Las frases o términos que siguen en las notas se extraen de la lección.</p><p><strong>La Tesalónica Greco-romana </strong></p><p>Para ser justos con la <em>Guía de&nbsp; estudios</em> trimestral, la Macedonia provincial y la ciudad de Tesalónica experimentaron una serie de circunstancias positivas y negativas después de la conquista romana en el año 168 A.E.C. a través de la República Romana Tardía. &nbsp;Un hecho positivo, alrededor del año 120 A.E.C., fue la construcción de la <em>Vía Egnatia</em>, la carretera romana que iba desde el mar Adriático a Tesalónica. &nbsp;Ayudó a posicionar la ciudad como capital de la provincia romana de Macedonia, dada su céntrica ubicación en la carretera y la posesión del puerto más grande en el norte del mar Egeo, dando lugar a importantes beneficios para la población de la ciudad.</p><p>El contexto histórico de Tesalónica en su relación con el cristianismo primitivo y la correspondencia de Pablo, está principalmente determinado por los acontecimientos que tuvieron lugar durante la Última República Romana y el imperio Julio-Claudiano. &nbsp;La ciudad experimentó los vaivenes económicos, políticos y sociales de las guerras civiles de Roma, conducentes al establecimiento del imperio. También ganó importantes ventajas en este proceso.</p><p>Después de la batalla de Filipos en el 42 A.E.C., a Tesalónica se le concedió el honor de la <em>civitas liberae condicionis</em> (conición de ciudad libre) por ser aliada fiel de Roma. Este honor cívico y las obligaciones que juró junto con Roma, incluyen la libertad de impuestos y la autonomía sin trabas, votaciones locales para el liderazgo, la libertad de celebrar reuniones públicas, administración de los tribunales de la ciudad, y la libertad para acuñar monedas. &nbsp;Mientras que Macedonia fue una provincia romana imperial, Tesalónica tenía el privilegio añadido de no tener tropas romanas con base en la ciudad. &nbsp;Estos fueron los más altos honores de una relación beneficiosa con Roma, que se dio a pocas ciudades en el Imperio de Oriente. Fue un honor adicional para la ciudad el hecho de albergar la residencia del gobernador romano, algo por lo que todas las ciudades provinciales competían. &nbsp;Además, los procedimientos administrativos y judiciales del gobernador añadían el tránsito de personas y bienes, que se beneficiaron económicamente a la ciudad.</p><p>Restaurada a la posición de provincia senatorial en el año 44 C.E., Macedonia no fue "ocupada" por las tropas romanas. &nbsp;Si nos guiamos por el gobierno de Plinio de la senatorialmente regida Bitinia, el gobernador de Macedonia puede haber tenido 10-12 soldados en su entorno, los únicos soldados romanos en la provincia. Difícilmente podemos considerarlo una “ocupación”.</p><p>El resultado no fue "impotencia política", sino una ciudad gobernada por sus ciudadanos –el <em>demos</em> (asamblea) eligió un <em>boulé</em> (consejo) que consiste en <em>politarcas</em> (concejales) que gobernó Tesalónica, como se demuestra en Hechos 17:5-9 y es atestiguado en las inscripciones de Tesalónica. &nbsp;Algunos <em>politarcas</em> eran también miembros de la <em>koinon </em>(Consejo Provincial) de Macedonia, que participaba en la comunicación directa con el emperador en los asuntos provinciales.</p><p>De este modo, los romanos no eran "los ocupantes extranjeros" desde la perspectiva de Tesalónica. &nbsp;La ciudad fue fiel a Roma y honrada por ella para su beneficio y sus privilegios. &nbsp;A su vez, Roma fue obligada por su honor a mantener los acuerdos jurados por fe en lo que respecta a los beneficios y el estado civil de Tesalónica. &nbsp;Por otra parte, algunos <em>politarcas</em>, mientras que celebraban su "identidad griega", lo hacían como tesalonicenses que tenían la ciudadanía romana. &nbsp;Las identidades griega y romana se entrelazaban claramente en la vida de Tesalónica. &nbsp;Ésta no estaba "gobernada por los extranjeros". &nbsp;Fue una metrópoli que se consideraba como una parte integral del imperio.</p><p>Roma no trajo "la dislocación económica", sino más bien una reubicación económica, de beneficio mutuo para Tesalónica y Roma. &nbsp;La terminología de la lección, que habla de la "explotación colonial", "exportación de impuestos" y "desvío de mercancías" hacia Roma, tergiversan la realidad de las relaciones de tesalonicenses y romanos. &nbsp;La libertad que tenía Tesalónica de los impuestos romanos, significaba que los ciudadanos y los que se instalaron en la ciudad obtuvieron ventajas económicas en los beneficios y el comercio. &nbsp;Esto atrajo a inmigrantes y comerciantes de todo el Mediterráneo Oriental, de Italia y Roma.</p><p>Los romanos emigraron a Tesalónica y se convirtieron en una parte vital de la comunidad. &nbsp;Muchos tenían suficiente riqueza como para poseer esclavos y empresas, y su participación en el desarrollo del comercio y de la comunidad misma aumentó la vitalidad económica de la ciudad. &nbsp;Algunos se casaron con ciudadanos de Tesalónica, lo que les permitió ocupar los cargos de la ciudad. &nbsp;La beneficencia Romana –sus donaciones para las necesidades cívicas—es alabada en las inscripciones en honor a ellos por su nombre y, a veces, en la proclamación conjunta de la beneficencia de la diosa Roma (Roma deificada). &nbsp;Otros inmigrantes no-ciudadanos, de Caria, Cilicia, Tracia, el Ponto, Bitinia, y la provincia de Asia, llenaban los mercados de la ciudad, sus calles, casas, templos y el puerto.</p><p>El abuso en los impuestos no estaba permitido por la ley romana, y Claudio, emperador romano cuando Pablo predicó y escribió a Tesalónica, era conocido por una cuidadosa gestión económica de los asuntos provinciales. &nbsp;Históricamente, durante el Imperio, los gobernadores romanos de Macedonia no eran conocidos por el mal uso del poder mientras estaban en el cargo, delito condenable de oficio en Roma. &nbsp;De hecho, Publio Memio Regullus, un senador romano y gobernador imperial de Macedonia, desde 35 a 44 E.C., impidió la ejecución de la orden del emperador Gayo para llevar la estatua de Zeus, el dios principal del panteón griego, de Olimpia a Roma. &nbsp;Fue un acto de resistencia a la orden imperial que probablemente impidió la rebelión en Macedonia en 40-41 E.C., a riesgo de su vida y en beneficio de la provincia.</p><p>La presunción de la lección de que la elite romana o de Tesalónica oprimía a las clases pobres y trabajadoras, representa la huella de la perspectiva contemporánea de Jewett, pero no se refleja en las convenciones sociales, las relaciones, o la historia del antiguo Imperio Romano. &nbsp;Como Pedro Lampe lo resume sin rodeos: "En general, la conciencia de clase casi no existía en el Imperio Romano". &nbsp;&nbsp;La identidad socio-económica, el rango y la condición social se manifestaban y vivían dentro de una red dinámica de relaciones personales, étnicas, religiosas, históricas y comunitarias, del hogar, familiares, patrón-cliente, benefactor-beneficiario, en una permanente negociación de colaboración para beneficio de todos los que vivían dentro del imperio, desde los esclavos hasta los emperadores.</p><p>Es cierto que desde el 40 al 51 E.C., el Imperio Romano de Oriente, incluyendo Macedonia, fue afectado por la escasez de alimentos y la hambruna. &nbsp;La profecía de Agabo, en Hechos 11:28, se cumplió. &nbsp;El aumento de los precios de los cereales y el estrés social resultante causado por la inflación y la necesidad de trabajar para sobrevivir se ven reflejados en los imperativos de Pablo para trabajar en 1 Tesalonicenses 4:9-12 y 3:6-12.</p><p>&nbsp;</p><p><strong>La religión en Tesalónica</strong></p><p>Los habitantes de Tesalónica no fueron "dejados sin religión significativa", ni tampoco el culto imperial estaba diseñado para "suprimir" la vida espiritual de los tesalonicenses, como se sugiere en el informe trimestral. &nbsp;La ciudad de Tesalónica estaba inmersa en la experiencia del culto religioso, que era individual y colectivamente compartido en todo el mundo greco-romano. &nbsp;El pueblo adoraba a Afrodita, Deméter, Zeus, Artemisa, Apolo, Isis, Serapis y Dionisio, entre otras deidades.</p><p><em>Un ejemplo de la religión de Tesalónica: El culto de Isis y Serapis</em></p><p>Tesalónica tenía un <em>Serapeum</em>, un templo dedicado en el siglo III A.E.C. a las deidades egipcias, incluyendo Isis, Osiris, Serapis, Anubis y otros dioses. &nbsp;Los dioses egipcios eran adorados por los seguidores de las etnias griega, egipcia, romana y otras en Tesalónica. &nbsp;Los devotos de Isis vivieron una ronda diaria de culto, comidas sagradas, y festivales anuales, incluyendo una ceremonia religiosa y una procesión pública para abrir la temporada de navegación. &nbsp;Isis era elogiada en los himnos y las inscripciones como eterna, creadora, salvadora, diosa de los cereales, protectora de los marineros y los viajes por el océano, legisladora, que perdonaba el pecado (la llamada Justicia de Isis, entre otros epítetos). &nbsp;La experiencia personal e intensa del culto e Isis –la oración, la restauración física, los milagros, la aparición de Isis en sueños y visiones, y el culto individual y comunitario, están vívidamente retratados en la novela de Apuleyo, <em>Metamorfosis</em>, cuando Lucio, el personaje principal, se encuentra con Isis y se convierte en su adorador, y luego en pastor/sacerdote. &nbsp;El punto es que la mayoría de los habitantes de Tesalónica se dedicaban a prácticas de culto de numerosos dioses, a los que sintieron poderosos, cariñosos y cercanos.</p><p><em>El culto de Cabirus: más complejo y problemático que lo que la Lección dice</em></p><p>La lección se basa en el argumento de Jewett de que la adoración de Cabirus era el culto principal que desafió y dio forma a la predicación cristiana de Pablo en la ciudad, y a sus cartas a los Tesalonicenses. &nbsp;Sin embargo, la evidencia de un culto a Cabirus en Tesalónica está históricamente situada después del periodo cuando Pablo proclama el evangelio. &nbsp;El trabajo de Jewett ha sido criticado por Holland Hendrix, quien anteriormente escribió sobre la situación de Tesalónica, y resumió acertadamente la premisa fundamental de Jewett como carente de prueba: "En la actualidad, no existe una evidencia inequívoca de un culto a Cabirus solamente, en la ciudad, antes del siglo segundo o tercero E.C.".</p><p>Los argumentos morales de Jewett y de la lección en lo que se refiere al culto a Cabirus, se basan en un culto similar de Samotracia, que Jewett confunde con el Cabirus de Tesalónica, basado en un sermón/ensayo de Clemente de Alejandría. &nbsp;Los cultos de Samotracia eran un objetivo de la virulenta polémica de Clemente de Alejandría contra los cultos no-cristianos en el siglo III E.C.&nbsp; Las acusaciones de Clemente y sus caracterizaciones deben ser consideradas cuidadosamente y críticamente. &nbsp;Era una práctica normal el oponerse a los cultos o religiones desacreditando a sus oponentes con el lenguaje y la acusación de conducta ilegal y aberrante según el derecho romano, para persuadir a otros de su conducta inmoral y anti romana, a fin de provocar el disgusto y la repulsión de los oyentes o lectores.</p><p>Para contrastar la amargura de Clemente, un punto de vista anterior y alternativo sobre los misterios de Samotracia, incluyendo el culto a <em>Cabiroi </em>o <em>Cabirus</em>, es el de Diodoro de Sicilia, un historiador griego que escribió entre 60-30 A.E.C.:</p><p>"Ahora los detalles del rito de iniciación están protegidos entre los asuntos que no pueden ser divulgados, y se comunican a los iniciados solamente, pero la fama se ha extendido de cómo estos dioses aparecen a la humanidad y llevan ayuda inesperada para sus iniciados que los invocan en medio de los peligros. &nbsp;También se ha afirmado que los hombres que han tomado parte en los misterios, se tornan más piadosos y más justos, y mejores en todos los aspectos de lo que eran antes". (<em>Biblioteca de Historia</em> 49.1-6 [LCL]).</p><p>Aunque históricamente fundada antes, y activa durante el tiempo de Pablo en Tesalónica, la adoración de <em>Cabirus</em> no se reduciría a una determinada clase socio-económica. &nbsp;La práctica del culto y la acuñación de monedas con el nombre de <em>Cabirus</em> fueron autorizadas por los <em>politarcas</em> de la ciudad y regulada adecuadamente. &nbsp;Los cultos y asociaciones religiosas o de otra índole tenían que ser aprobados por un consejo municipal o provincial.</p><p>En resumen, es especulativo presumir que el culto de los tesalonicenses a <em>Cabirus</em> fue la fuerza dominante que configura el contexto histórico de la predicación de Pablo, y en particular las cartas a los Tesalonicenses. &nbsp;Con base en la evidencia, este culto no era "divisivo" o "rebelde", como se afirma en la lección. &nbsp;El punto de vista de que el culto a <em>Cabirus</em> era "sangriento", necesita ser equilibrado con las actividades sangrientas del sistema de sacrificios de Judea en Jerusalén.</p><p>La adoración de <em>Cabirus</em> fue sólo una de las muchas religiones o cultos practicados en Tesalónica, entre otros, que compitieron por tener adherentes y recibir el honor de la comunidad. &nbsp;Que el culto a <em>Cabirus</em> primaba por encima del culto imperial, o que lo "desafió", o que el culto imperial denunciaba la adoración de una deidad establecida, es una conjetura en el mejor de los casos.</p><p><strong>La moral romana, la religión y el culto imperial</strong></p><p>Se esperaba que los romanos, tanto en Tesalónica como en otras partes, mantuvieran la práctica de elevadas normas morales. &nbsp;Una lectura de <em>Hechos y Dichos memorables</em>, de Valerio Máximo, proporciona una ventana a la percepción romana de las virtudes sobre las que se basaban la sociedad, el derecho, la conducta moral y las relaciones con los dioses. &nbsp;Valerio condenó la inmoralidad, la embriaguez, la fornicación, el adulterio, el robo y otros vicios que no coincidían con las convenciones sociales de la vida romana adecuada, que exigía misericordia, piedad, intelecto, moderación, la paz, la castidad y la fe, entre otros. &nbsp;Para los romanos, la religión o las relaciones con los dioses se basaba en la piedad y la fe.</p><p>El culto imperial, por el divinizado Julio César, fue fundado en Tesalónica en el 42 A.E.C. y se combinó con el de Augusto, en el año 29-28 A.E.C., según se aprecia en monedas, inscripciones, restos arqueológicos, y en documentos de las oficinas del templo, que eran asignadas o adjudicadas a los líderes de la comunidad. &nbsp;El culto imperial de Tesalónica fue una expresión de alivio regional, y acción de gracias por la finalización de las guerras de la República Tardía, y por ser beneficiarios del estatuto romano que hacía de Tesalónica una ciudad libre, y también por el ascenso de Augusto al poder. &nbsp;El culto no fue impuesto a un pueblo "oprimido". &nbsp;Fue una acción comunitaria, política y religiosa de conceder honores divinos a los emperadores, mediante convenios similares a otras ciudades y provincias de todo el Imperio de Oriente. &nbsp;El culto imperial se integraba en la estructura religiosa de Tesalónica, con un templo, sacerdotes, inscripciones y días festivos, que se sumaban al beneficio económico de la ciudad. &nbsp;Fue, en última instancia, una declaración de fe en el empoderamiento divino del emperador, y resumía la leal fe jurada en adhesión a un nuevo emperador, y así, posteriormente, cada año.</p><p><strong>El Judaísmo y la Sinagoga como punto inicial para la predicación del Evangelio</strong></p><p>En medio de estos cultos, el Judaísmo prosperaba en Tesalónica, con una sinagoga y una forma de vida que atrajo a los no judíos. &nbsp;Múltiples formas de Judaísmo fueron admiradas por muchos no-judíos, mientras que eran criticadas por otros.</p><p>Al Judaísmo se le concedieron derechos y privilegios bajo la ley romana, y las sinagogas funcionaban dentro de las ciudades. &nbsp;Era alternativa o simultáneamente percibido como una religión, una forma de vida, una tradición, una etnia, y una filosofía moral por varios grupos del mundo greco-romano que participan con él en un rango de interacción en el primer siglo.</p><p>En la E.C., a mediados de siglo I, el Judaísmo era atractivo para diversos grupos socioeconómicos y para ambos sexos. &nbsp;Esto creó un punto de entrada natural para el evangelio de Jesucristo en el mundo greco-romano. &nbsp;Sin embargo, la respuesta general del Judaísmo hacia el evangelio de Pablo era la de un rechazo de Cristo como el Mesías, mientras que al mismo tiempo, defendían su estatus dentro de Tesalónica.</p><p>El cristianismo no sucumbió frente a la oposición de Tesalónica, porque los conversos emigraron de la sinagoga a las iglesias que funcionaban en las casas. &nbsp;Es probable que Jasón, el anfitrión de Pablo y los de su grupo, fuera un hombre temeroso del Dios de Judea, lo suficientemente rico como para cuidar de ellos en su casa. &nbsp;Se sugiere que el Aristarco de Tesalónica, (Hechos 19:29, 20:4) era un <em>politarca </em>que figura en una inscripción de Tesalónica. &nbsp;Si es así, su conversión representa a un griego, tal vez ya atraído por el Judaísmo, y ahora un líder cristiano participante en la delegación de Pablo a Jerusalén.</p><p><strong>Reflexiones en torno a Pablo y Tesalónica</strong></p><p>¿Qué revela esta revisión acerca de Pablo y las cartas a los Tesalonicenses? &nbsp;En primer lugar, que el mundo greco-romano de Tesalónica no carecía de religión significativa, ni era notoriamente inmoral como práctica de la comunidad. &nbsp;En segundo lugar, que mantuvo buenas relaciones con Roma y los romanos. &nbsp;En tercer lugar, Tesalónica se había centrado en sus propias preocupaciones y tenía poco margen para apreciar la intervención de Dios en la historia de la humanidad –una humanidad ignorante acerca de Dios, o en enemistad con Él.</p><p>Sin embargo, Dios interviene –estrellándose con y cambiando el destino de la humanidad por la revelación del Cristo resucitado, por los testigos del poder del Espíritu Santo que mora en nosotros –el poder de Dios para tocar, impresionar y cambiar los corazones humanos. &nbsp;El Espíritu estaba obrando a través de Pablo y de otros en la interacción con la población de Tesalónica para traer convicción y conversión.</p><p>Los resultados de la intervención de Dios en Tesalónica son claros:</p><p>"... Siempre teniendo en cuenta vuestro trabajo de fe, y las obras de amor, y la tenacidad de vuestra esperanza en nuestro Señor Jesucristo en la presencia de nuestro Dios y Padre, a sabiendas, hermanos amados de Dios, que Él os ha elegido; porque nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder y en el Espíritu Santo, con plena convicción ... "</p><p>.... "Cómo os volvisteis a Dios dejando los ídolos, para servir al Dios vivo y verdadero, y esperar a su Hijo desde el cielo, al cual resucitó de entre los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera".</p><p>_____________</p><p>NOTA: El abundante aparato crítico y notas han sido suprimidos de la traducción española por razones de tiempo y espacio.&nbsp; Véase el original en inglés.</p><p>(Traducido por Carlos Enrique Espinosa)</p> Escuela sabática Sabbath School commentary Spanish Thessalonians Tue, 24 Jul 2012 08:03:15 +0000 Wendy Trim 4623 at http://spectrummagazine.org